El Papa cumple su último dìa en Mèxico

Se despide el Papa de Ciudad de Mèxico
Se despide el Papa de Ciudad de Mèxico

El Papa Francisco se despidió hoy de la Ciudad de México, con destino a Ciudad Juárez, Chihuahua, la última escala de su visita de seis días al país.

El Pontìfice salió de la Nunciatura para decir adiós a los cientos de fieles que abarrotaron desde muy temprano las calles cercanas a la Nunciatura Apostólica con la esperanza de recibir una última bendición papal.

A las 7:50 de la mañana, Francisco se acercó a un grupo de enfermos, ancianos y niños, que lo abrazaron y besaron.

A las 7:56, Francisco abordó el papamóvil que lo llevò al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, desde donde volará a Ciudad Juárez.

Esta mañana llegaron más personas que en los días anteriores para ver al Papa. En las cuadras cercanas a la Nunciatura, que estaban valladas para permitir el paso del vehículo papal, no quedó prácticamente ningún espacio disponible para mirar el paso del pontífice.

Algunas personas se quejaron de que “los mortales no podamos acercarnos al Papa”, pues lo mismo que días pasados, el acceso a la zona más cercana a la Nunciatura sólo se permitió a quienes contaban con pases especiales.

Antes de su salida de la Nunciatura, Jorge Mario Bergoglio recibió en audiencia privada a enfermos y personas que participaron en la organización de su visita al país. También se presentaron ante el Papa personajes como Humberto Roque Villanueva, subsecretario de Población, Migración y Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobernación.

Màs tarde escuchó a un mariachi que le cantó para despedirlo. Saludó a todos los integrantes del grupo musical y se fotografió con ellos. Le cantaron Las Golondrinas y el Cielito Lindo.

“Ya no volverá”, sollozaba una mujer cuando vio salir al Papa de la Nunciatura. Bergoglio le dio un saludo y una bendición desde el papamóvil, como a los miles que estuvieron ahí para decirle adiós.

Alrededor de las 8:30, el pontífice arribó al Hangar Presidencial, donde lo esperaba un comité de despedida, en el que se encontraba la secretaria de Relaciones Exteriores, Claudia Ruiz Massieu, el jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera -quien al despedirse le entregó un iPod con música que le compusieron ex profeso unos reclusos-, el cardenal Norberto Rivera, entre otros.

Mancera Espinosa y Claudia Ruiz Massieu lo acompañaron hasta las escaleras. El mariachi de la Secretaría de Marina lo despidió una vez más con Las Golondrinas y con una canción que le compuso. “Papa Francisco esto no es un adiós, sólo un hasta luego que te bendiga Dios….”.

A las  8:33 horas, el Papa comenzó a subir al avión que lo traslada a Ciudad Juárez, Chihuahua, donde se espera hable sobre las víctimas de la violencia. De esta manera concluye su visita de seis días en la Ciudad de México.

 

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *