Duarte perdió su fuero pero el PRI lo seguirá encubriendo

CIUDAD DE MÉXICO.

Las afirmaciones del presidente de la Subcomisión de Examen Previo de la Cámara de Diputados, Ricardo Ramírez Nieto, de que Javier Duarte perdió su fuero desde el momento en que el gobernador interino, Flavino Ríos Alvarado, protestó por el cargo, es otro de los trucos de los priístas en San Lázaro para que no ocurra ello, afirmó mediante un comunicado del Grupo Parlamentario del PRD, el diputado Xavier Nava Palacios.

Destacó que la propia Suprema Corte de Justicia de la Nación ha señalado que cuando una persona que fue electa a un cargo, en este caso a gobernador, pide licencia para separarse de su obligación, esto “no implica la privación de su fuero”; es decir, la prerrogativa que le da la Carta Magna sigue siendo válida.

Asimismo, destacó que las resoluciones de la Corte señalan que aun cuando se haya pedido licencia con el propósito de someterse a órganos del Poder Judicial, “no se pierde el carácter de representante popular”, siendo todo lo contrario en caso de que el funcionario haya sido desaforado.

El legislador perredista afirmó que existe encubrimiento a Duarte no sólo de parte del gobierno estatal sino también del federal y una irresponsabilidad aún mayor del Congreso porque los diputados no están actuando para desaforar a un gobernador que ha cometido todo tipo de tropelías, atropellos, corruptelas y que ha sido observado por la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

Lamentó que por complicidades hayan permitido que el gobernador con licencia de Veracruz se hubiera escapado, y ahora se esté persiguiendo a un fantasma, mientras “se echan la pelotita” de las responsabilidades las autoridades.

Insistió que cuanto antes, la Subscomisión de Examen Previo cumpla con su obligación legal y constitucional de desaforarlo y a acabar con la simulación y el encubrimiento de personas nefastas y corruptas en este país, pues afirmó: “se está ante otra táctica dilatoria del PRI para actuar contra Javier Duarte”.

El diputado potosino consideró que existen los elementos suficientes para actuar conforme a la ley, y menos nadie se puede llamar sorprendido cuando desde distintos sectores de la sociedad, de la opinión pública y partidos políticos se pidió se tomaran las medidas conducentes para que no huyera, pero lamentablemente ocurrió todo lo contrario.

Quadratín

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *