Auditorio Benito Juárez y Balneario Mocambo como negocio personal

ENTRE LO UTÓPICO Y LO VERDADERO

Por Claudia Guerreo Martínez

 

En la pasada entrega, dimos datos concretos de anomalías en el DIF Estatal y además, pedir una exhaustiva auditoría a esa dependencia estatal, la misma, se ha convertido en la caja chica de gobiernos corruptos… Y lamentablemente, aún hay más…

Los Centros de convivencia que pertenecen al DIF Estatal, como el Auditorio Benito Juárez, el Balneario Mocambo y el Parque Cri Cri, son verdaderas minas de oro  para enriquecer a quienes los controlan  y actualmente,  después del destape del escándalo por la fuga de Javier Duarte de Ochoa y claros desvíos de recursos por parte de Karime Macías Tubilla y sus cómplices,  trabajadores advierten que se está destruyendo papelería y maquillando cifras, así como despidiendo  a aviadores, amigos y familiares…

abjv-690x418

En tiempos del sexenio fidelista,  José Alejandro Ruiz Sosa, era el Director de Finanzas y Administración del DIF Estatal, teniendo a un colaborador cercano, Valentín Vicente Martínez Corbalán, a quien le crearon el  puesto de Jefe de Centros de Convivencia y hoy cambió a Jefe de Departamento de Administración de Ingresos para Centros  de Convivencia Familiar  y nuevamente,  su  jefe y socio es  Miguel Ángel Ortiz Romero…  Más adelante, este personaje se convirtió en el operador financiero y de negocios de Ruiz Sosa y de Ortiz Romero, abriendo negocios, como bares y restaurantes e hizo decenas de  negocios en el Auditorio Benito Juárez y el Balneario Mocambo...

Otro ejemplo, en eventos del DIF Estatal  en el Puerto de Veracruz, realizados por  Valentín Vicente  quien  renta las vallas de seguridad, entarimados, entre otras cosas  al DIF Estatal y utiliza a los trabajadores del Balneario de  Mocambo para acarrear todo su equipo, en camionetas oficiales de la dependencia estatal…  Y por supuesto, todo con el  conocimiento de  Astrid Elías Mansur y Miguel Ángel  Ortiz Romero…

Uno más, son las rentas en el Auditorio Benito Juárez para ocupar las canchas, con la finalidad de realizar  bailes populares o cualquier tipo de evento, se obliga a contratar  la empresa de  Valentín Vicente, además de  la renta de vallas de seguridad y controlar los puestos de venta de  cerveza y bebidas… Cabe recordar que en la administración de Fidel Herrera Beltrán, la concesión del Balneario Mocambo  la controlaba Enrique Guzmán, dueño del Restaurante de Mariscos Villa Rica, operando una sucursal dentro del Balneario. Antes de que acabara el fidelismo, lo sacan de la jugada y el dueño del restaurante que ahora opera dentro del Balneario  es  nada más y nada  menos que Valentín Vicente…

Así mismo,  otorgo la concesión de un terreno junto al Balneario Mocambo para sus cuates y abrieron un club de playa llamado MOCAMBU. Y las preguntas obligadas: ¿Dónde está el dinero por el pago de concesión? ¿Quién controla el boletaje de acceso al balneario? ¿Por  qué se reportan las mismas cantidades de ingresos, aún en temporadas altas? ¿Por qué un hermano de Miguel Ángel Ortiz Romero,  de nombre Mario Ortiz es el que cobra la entrada al estacionamiento? ¿Por qué se han quejado turistas por boletos falsos en el estacionamiento y ninguna autoridad del DIF Estatal  hace nada? ¿Dónde está el dinero  por la renta a fiestas infantiles y albercadas que se cobran en el  área de toboganes del Balneario Mocambo? ¿Por qué no dan recibo por la renta de esa área?  ¿No es curioso y sospechoso que en el fidelismo y el duartismo son los mismos funcionarios del DIF Estatal  los que están en los puestos claves? ¿Por qué  Eduardo Ortiz Romero es el administrador  del Balneario Mocambo?…

Aunque pretendan aparentar  que el administrador es un tal Ramón Carmona, que por cierto,  también se ha hecho millonario en el balneario y de igual forma,  Valentín Vicente Martínez Corbalá llegó de forma modesta y antes que acabara el fidelismo,  ya manejaba una camioneta BMW, con un costo por  más de un millón de pesos, así como otros autos de lujo de su propiedad,  motos de tierra y acuáticas, además de  pagar por adelantado todo un año de un departamento que renta en el “Edificio Habana”, ubicado cerca del   Hospital Milenio, pagando la  renta de 50 mil pesos o más. También,  cómo es que Valentín Vicente tiene una gasolinera en España  y como prestanombre es  su papá, quien  vive allá…

Tampoco es coincidencia  que su jefe directo, Miguel Ángel Ortiz Romero tenga propiedades en España  y usando el mismo método de prestanombres, como su suegro Manolo Santa Paula… Vergonzoso haber desviado recursos para uso personal y recabados en eventos como la renta del Auditorio Benito Juárez  para bailes, demostraciones y hasta  conferencias religiosas, además del dinero de la renta de espacios para publicidad en la malla perimetral del Auditorio…

Y si esto le indigna, nos podría responder inteligente lectora y lector por qué Valentín Vicente tenía la concesión de los puestos de comida móviles y fijos en el Auditorio Benito Juárez, dos de ellos en el rubro de hamburguesas y comida urbana  durante el sexenio duartista,  estacionados en las canchas de inmueble, propiedad del DIF Estatal… Curioso pues éstos desaparecieron recientemente, ante la petición de licencia al cargo  de Javier Duarte de Ochoa…

Hay un  cuñado de Miguel Ángel Ortiz Romero,  a la  mitad de la administración duartista  fue Administrador del Balneario Mocambo y Auditorio Benito Juárez… Luego,  según lo corrieron, pero sigue cobrando sus quincenas como aviador…

Sobre el Parque Cri Cri, no ingresan recursos… Y nos cuenta la fuente: “Un par de ocasiones me toco ir a Mixtla de Altamirano y Tehuipango,  los municipios más pobres del Estado y creo Mixtla está entre los tres primeros en el ámbito nacional. Siempre hemos preguntado para qué va toda una comitiva a los “eventos” de la Esposa del Gobernador,  en su calidad de Presidenta del DIF Estatal. Gente  que ni al caso, como personal de confianza, Jefes de Departamentos,  Subdirectores, entre otros, con  desmedidos gastos en viáticos y cada Jefe lleva su auto y chofer, gastando gasolina, casetas y comidas para   15 minutos que dura el “evento” y  haber esperado casi dos horas a la Presidenta del DIF Estatal”…

El actual Director General, Julián Rubín Sandoval, es de apariencia, pues quien maneja todo es Miguel Ángel Ortiz Romero y sus cómplices: Carlos Mario Luna García,  incondicional de Ortiz  Romero, quien se maneja con bajo perfil; María de Jesús Castañeda, quien  por órdenes de  Ortiz  está  destruyendo documentación oficial; Víctor Manuel Carrizo Yobal, quien controla a proveedores y  amigos, así como operador de adquisiciones fantasmas de Ortiz Romero; Viridiana Aguilar Bertini,  Jefe de Almacén en el fidelismo, realizando simulación de compras por órdenes de Miguel Ángel Ortiz, cuando era Subdirector de Finanzas del DIF Estatal;  Valentín Vicente Martínez Corbalá,  operador financiero de Ortiz Romero y millonario en poco tiempo y Francisco Spinoso Lara, Contralor Interno, a quien le comparten del botín y no ve, ni se da cuenta de nada…

Urgente, una auditoría profunda a esta dependencia social y con la entrada de la administración de Miguel Ángel Yunes Linares,  los negocios por muchos años,  realizados de forma descarada en la docena trágica Fidel-duartista deberá haber culpables…

Facebook Comments
Xalapa, Veracruz. Los comentarios expresados de LAS COLUMNAS son responsabilidad de los autores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *