Las verdades del “Loco Croda”

ASTROLABIO POLÍTICO

Por Luis Ramírez Baqueiro 

“Nuestro defecto es aprender más por la escuela que por la vida.” – Séneca.

Afirma el refrán popular que “los niños y los locos poseen poca capacidad de disimulo, es por ello, que se cree que siempre dicen la verdad”, de ser esto real, habrá de tomar siempre en consideración la opinión de un infante pues nos hará volver a esa realidad que en ocasiones escapa de nuestra realidad, al estar inmersos en la cotidianeidad que nos da el trabajo y las responsabilidades.

Pero aparejado a ello, el resabio público afirma que los “locos” también tienen su dosis de conocimiento y sabiduría, por lo que expresen, habrá de ser escuchado y no dejado al vacío.

Quizá por ello, sería sumamente importante que los militantes del Partido Acción Nacional (PAN) voltearan su mirada a los señalamientos expresados por un personaje de esos, que solo la política veracruzana podría haber encumbrado, un actor político que a su paso por el Congreso Federal no se caracterizó por su aporte al debate político, sino que provocó voltear a verle, por lo exabrupto de sus declaraciones, y es que durante su participación política genero una serie de dimes y diretes respecto a su conducta y actuar público.

Empresario constructor, llevado al ejercicio político por invitación dentro del PAN, Rafael Acosta Croda paso a la historia por declarar y reconocer públicamente su afición a las bebidas espirituosas -cosa que no tendría nada de malo, solo que no fuera mientras se desempeñaba como representante popular- que seguramente costeo con el recurso de su dieta, misma que todos y cada uno de los mexicanos aportamos vía impuestos y contribuciones.

Fue el 11 de diciembre del 2012, cuando en el aeropuerto “Heriberto Jara Corona” del Puerto de Veracruz, responsabilizó de su embriaguez a la entonces alcaldesa priista de Veracruz, Carolina Gudiño Corro pues, según él, sólo ebrio pudo “escuchar” el segundo informe de labores de la edil.

Después de ello, sus declaraciones viraban de un lado a otro, dependiendo su estado de conciencia, pues, de igual modo, demostró tener un carácter bastante voluble para eso de pasar de un estado de relajación a encolerizar en segundos.

Quizá por ello, la población le bautizó como “El Loco Croda”, aun cuando eso sería lo de menos, aunado a ello, demostró ser un profundo crítico del ingreso y participación de la familia Yunes Linares y Yunes Márquez al interior del PAN, con quien siempre demostró una hostilidad directa.

Quizá por ello, este día habría de poner atención a sus declaraciones al anunciar su salida de ese instituto político, tras vérsele muy contento el pasado domingo 5 de febrero en la Plaza Lerdo de Xalapa, acompañando al líder nacional de Movimiento de Regeneración Nacional, (Morena) Andrés Manuel López Obrador, con quien habría signado un acuerdo por la unidad de México.

Aun siendo sabedores de sus aspiraciones políticas y de su intento por llegar a ser considerado posible candidato de Morena a la alcaldía de Veracruz, lo que deja Acosta Croda es cuestionar si en el PAN, han tomado conciencia plena de que el instituto político se convirtió en rehén de un grupo específico.

Rafael Acosta afirma que el no busca el poder por el poder o esté “chapulineando” de un partido a otro, indicó que se encuentra en contra de que se tenga una “elección de estado” e indicó que el poder no es hereditario.

Entre sus dichos, el famoso “Loco Croda” asegura que “No es posible que una familia sea la dueña de todos los puestos en el estado de Veracruz”.

Visionario como todos los de su clase, Acosta Croda afirmó que el senador Fernando Yunes, “será el candidato del PAN” y precisó “no puede una sola familia llevarse todo, en donde nada más son familiares y lacayos”.

Ahí las verdades del famoso “Loco Croda” ese que sin empacho y a boca de jarro reconoce igual estar borracho y solo así tolerar el mensaje de una edil, como el apuntar que en esto de la política no se puede todo concentrar en una sola persona o familia.

¿Quizá de loco, Acosta Croda tiene muy poco? O será que como dicen el refrán los niños y los locos siempre dicen la verdad.

Al tiempo.

Facebook Comments
Xalapa, Veracruz. Los comentarios expresados de LAS COLUMNAS son responsabilidad de los autores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *