Ni Palmarito ni Eva Cadena generan extraordinario en Congreso

La muerte de 4 soldados en Quecholac, Puebla a principio de mes no parece ser motivo suficiente. Tampoco el que una diputada local se haya puesto en “charola de plata” para denostar al partido del principal contendiente a la presidencia en 2018. Para las principales voces en el Congreso, no es momento para convocar a un periodo extraordinario.

Hay quien diría que por elemental lógica, y en favor de las Fuerzas Armadas que resguardan el país, los diputados deberían estar convocando a las sesiones que fueran necesarias para discutir de una vez por todas la Ley de Seguridad Interior y la reglamentación de sus tareas en cuestiones de seguridad pública.

Pero es precisamente el vicecoordinador de la fracción del PRI, Jorge Carlos Ramírez Marín, quien plantea que esto no sería posible antes del 4 de junio. Reconoce que existen acuerdos de la necesidad de un extraordinario, pero argumenta que se requiere el mayor  consenso posible para sacar adelante los dictámenes.

Indicó que si el PRI se decidiera, podría sacarlos con una votación mayoritaria y con el apoyo de sus bancadas aliadas, es decir, las del Partido Verde (PVEM), Nueva Alianza (Panal) y Encuentro Social (PES); pero él mismo da a entender que no quieren cargar con el costo político de poner estas nuevas reglas para el Ejército y la Marina.

Luego planteó que el Partido Acción Nacional (PAN) puso por delante sus cálculos político-electorales: “Lo que interesa a los panistas”, enfatizó Ramírez Marín, “es saber cuántos gobernadores tendrá después de las votaciones y en función de ello, su posición contra la Ley de Seguridad Interior podría cambiar”.

Pero hay otras voces a favor del extraordinario. El vicepresidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, el perredista Alejandro Ojeda, urgió a alcanzar acuerdos pues consideró que en estos momentos el clima de violencia y seguridad que aqueja al país “obliga a sacar adelante cambios legales que la ciudadanía en realidad está demandando, como el Mando Mixto policial”.

Los tiempos y las circunstancias también pusieron en la autopista legislativa el caso Eva Cadena. Puede sonar a sorpresa que la bancada de Morena a través de su coordinadora, Rocío Nahle García, haya enviado una petición a la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados (Jucopo), para que se realice el período extraordinario y poner en marcha el juicio de desafuero en contra de la excandidata de ese partido a la presidencia municipal de Las Choapas, quien ha sido señalada por la Fepade de haber cometido un delito electoral.

La hipótesis en este caso para retrasarlo es que abrir una serie de sesiones para hablar sobre actos de corrupción de candidatos, es la ventana ideal para que la oposición remarque los casos específicos donde políticos priistas son protagonistas. Y eso en tiempos de campañas electorales por 3 gubernaturas es impensable para un partido.

Así que habrá que esperar a la mañana siguiente al domingo 4 de junio para tener indicios claros de la voluntad real de los diputados de las principales bancadas para abordar ambos asuntos de manera extraordinaria. Los ánimos sin duda ya serán diferentes.

Político MX

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *