Menor, el ajuste para 2018: José Antonio Meade

CIUDAD DE MÉXICO.

El ajuste a las finanzas públicas para 2018 será menor de lo que fue en los años previos, aseguró el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), José Antonio Meade.

En entrevista con Pascal Beltrán del Río, para Grupo Imagen, el funcionario dijo que el paquete presupuestal para el próximo año estará diseñado “para que nos siga ayudando en materia de confianza, la deuda y el porcentaje del PIB”.

Meade destacó que la economía mexicana se ha consolidado en los últimos meses como “la más robusta de la región” y que “hoy está en un mejor momento”. Sin embargo, aclaró que no ha terminado la volatilidad e incertidumbre.

También dijo que no habrá remanente del Banco de México, porque el tipo de cambio está en niveles inferiores a los 20.50 pesos por dólar.

Tampoco consideró necesario un consejo fiscal independiente, como pide la iniciativa privada, porque las finanzas públicas, afirmó, son evaluadas permanentemente por instituciones nacionales y extranjeras.

En materia política, sobre la posibilidad de una segunda vuelta electoral, Meade respondió que ya no hay tiempo para habilitarla, pero consideró necesaria una mayor reflexión sobre cómo se quiere construir la gobernanza.

Agregó que a esta generación de políticos le toca reivindicar la política.

“MÉXICO ESTÁ EN UN MEJOR MOMENTO”

Aunque la volatilidad e incertidumbre en materia económica que vivió el país y el mundo en general a inicio de este año, “no ha terminado”, la economía mexicana se ha consolidado en los últimos meses como “la más robusta de la región” y “hoy está en un mejor momento”. afirmó, el secretario de Hacienda, José Antonio Meade.

 Durante una entrevista con Pascal Beltrán del Río para Grupo Imagen adelantó que el ajuste a las finanzas públicas para reducir la deuda pública como proporción del PIB y el déficit del sector público será menor en 2018 de lo que fue en los dos años previos y que en el próximo no habrá remanente del Banco de México porque el tipo de cambio se encuentra en niveles inferiores de 20.50 pesos por dólar y es poco probable que alcance esa paridad.

Reiteró que no es necesario un consejo fiscal independiente, como propone la iniciativa privada, porque las finanzas públicas son observadas por muchos ojos y evaluadas permanentemente por varias institucionales nacionales y extranjeras, entre ellas el Instituto Belisario Domínguez del Senado de la República, el Centro de Estudios de Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados, el Fondo Monetario Internacional y la Organización Para la Cooperación y el Desarrollo Económicos.

TROPIEZOS

En los primeros meses, dijo, “enfrentábamos una incertidumbre real. Había grandes dudas de cuál podría ser el impacto de una nueva administración  en Estados Unidos”, sumado a una gran incertidumbre en los precios del petróleo, y en la evolución de muchas de las propias variables económicas del país.

 Lo que se observa a la fecha es la combinación de dos elementos: un entorno de menor incertidumbre “que ayuda”, y  una validación de que “en lo fundamental, las variables económicas y la economía mexicana en su conjunto, tenía fortaleza, era robusta, tenía, con cargo a las reformas, mayor flexibilidad”, aseguró.

 Pero, afirmó el titular de Hacienda, “estamos, ciertamente, en un mejor momento, tanto por expectativas, como por menor incertidumbre, o por una economía que se ha validado como la economía más fuerte y más robusta”.

 No estamos fuera del bosque? se le preguntó-

A lo que José Antonio Meade respondió que “la verdad es que éste ha sido un año, y seguramente lo seguirá siendo,  en donde hay muchas incógnitas por despejar, en distintas variables.

 Seguimos viendo temas geopolíticos en Europa, seguimos con la incertidumbre de una negociación del TLC que está por empezar, si bien ya se habla de una modernización, o con un entorno más acotado, con mayor posibilidad de que sea una negociación exitosa para los tres países”, a  lo que se le suma el movimiento de variables en los precios del petróleo y de materias primas.

 Lo que resta del año, precisó, “seguirá siendo complicado,  pero en las variables que podemos controlar, donde podemos seguir dando certeza y que sí están en control nuestro, seguiremos abonando para tener mejores espacios de certidumbre”.

UN MAL DÍA 

Para el secretario de Hacienda el peor “día de incertidumbre” de este año, fue no sólo uno, sino el mes de enero, completo, reconoció.

 Ese mes, a inicios, dijo, “casi de manera simbólica, el ITAM realiza el evento de perspectivas económicas, y durante mi participación ese día, sentía de manera clara que había disociación entre lo estructural y lo que los mercados apuntaban en la volatilidad de las variables”.

 Esos días, continúa, “fueron muy emblemáticos. No había información, los análisis de crecimiento iban a la baja, a  pesar de que nosotros en lo estructural veíamos que las cosas estaban bien, pero que seguíamos con corrección de esas variables”.

 Agregó, que “poco a poco los temas se han venido acomodando, pero ciertamente, cuando uno siente que en teoría las cosas van caminando bien, pero no se ven los resultados, pues sí causa incertidumbre”.

 -¿Perdiste el sueño?

Todavía no lo he recuperado, reconoció.

Cada día que esa corrección no llegaba; había sin duda esa preocupación  y agobio de que las variables y los números se fueran reacomodando, pero hoy estamos mucho mejor”.

Respecto al paquete presupuestal 2018 afirmó que “será un presupuesto que nos siga ayudando a abonar en materia de confianza, la deuda, el porcentaje del PIB, esperamos que se estabilizará, el déficit sería más pequeño este año que pasado y se fijó para el cierre de la administración el 2.5 por ciento del PIB (…) lo que permitirá que la inflación frente al PIB vaya cayendo, afirmó.

 Sí, sí habrá ajustes, pero serán menores que los anteriores”.

De la decisión del próximo jueves sobre las tasas de interés, dijo: “Somos muy respetuosos de la política de tasas, el Banco de México tiene 27 años de autonomía y esa autonomía nos ha funcionado. Hoy lo que vemos sin duda es que la expectativa de inflación empieza a caer y se acerca a los objetivos del Banco de México”.

De la Reforma Fiscal en Estados Unidos señaló:  “Hace falta conocer muchos detalles”.

Hay que reconocer que Estados Unidos parte hoy, en ese análisis, de un mucho mayor espacio fiscal que el que tiene México, por lo que es poco probable que nosotros tuviéramos espacio para reaccionar con una reducción de la tasa”.

Del precio de las gasolinas, de enero a la fecha, afirmó que hay tres componentes del precio: el tipo de cambio, la caída en la cotización del petróleo y uno temporal, que tiene que ver con qué la gasolina es más cara en verano. “Seguiremos con la política de suavizar los movimientos que iniciamos el pasado 18 de febrero”, destacó.

 Dentro de la entrevista también hubo espacio para hablar de los gobernadores corruptos, de los que se dedican a robar. 

Hemos trabajado para que quienes han violentado la ley enfrenten las consecuencias. Y estamos enfrentando este problema con un cambio en el sistema de justicia. PGR ha realizado un trabajo muy asertivo, muy correcto,  cerrando espacios a la impunidad”.

 Finalmente habló del robo de combustible, del que, dijo, “hemos recibido dos aprendizajes. El primero, que al centro del esfuerzo debe de estar Pemex.  Para acabar con esto, los primeros que deben colaborar son quienes trabajan en Petróleos Mexicanos. Segundo, todas las demás instancias correspondientes, para acabar con el delito. La PGR, las Fuerzas Armadas, Marina, la Policía Federal, las estatales, y claro, la Secretaría de  Hacienda, porque el problema del robo de combustible tiene que ver con lavado de dinero y evasión fiscal”, remató el funcionario.

“DA GUSTO QUE HABLEN BIEN”

Ya en el terreno de lo político electoral, se le preguntó al secretario de Hacienda, José Antonio Meade Kuribreña, sobre su opinión respecto a quienes lo señalan como candidato a ser el nuevo gobernador del Banco de México, o quien lo quiere como candidato del Partido Revolucionario Institucional a la Presidencia de la República.

Da gusto saber que hablen bien de uno. Hay satisfacción personal, pero lo que uno tiene que hacer es concentrarse en responder a la confianza que le han tenido”.   Además,  precisó: “El año electoral no ha comenzado, son tiempos que todavía están por llegar”.

Acerca de si le preocupa que 30 por ciento del electorado defina quién será el Presidente de la República, contestó:  “La Reforma Política está inacabada; aún hay mucha reflexión qué hacer”.

 Lo que sí diferenció es que “estamos en un entorno donde se habla muy mal de la política, pero México  es de los pocos países que da ejemplo de democracia”.

LLAMADO A
LA REFLEXIÓN

Sobre la posibilidad de una segunda vuelta electoral, dijo que ya no dan los tiempos, pero además dijo que si hay segunda vuelta para elegir al Presidente, deberá haberla para el legislativo. “Lo que necesitamos es una mayor reflexión de cómo queremos construir gobernanza”.

Excélsior

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *