COLUMNAS

Transporte, sacrificio de Eruviel

Postigo
Por José García Sánchez
 
El capital político de Alfredo del Mazo no es tan grande como para haber resistido, de entrada, un aumento importante al pasaje del transporte púbico en el Edomex, el más inseguro del país.
Debió encargarle la responsabilidad social a su correligionario Eruviel Ávila, cuya popularidad no puede estar más debajo de los suelos, de tal manera que el priismo de la entidad ahora tiene en los mexiquenses un benefactor más de las mafias del transporte en el estado.
El frágil consenso social con el que inicia su reinado Alfredo del Mazo le obliga no sólo  disimular su verdadera intención en el gobierno de la entidad que no es otra cosa que llevar recursos a la campaña del PRI para 2018, sino que debe actuar con mesura y cierta transparencia.
De ahí que deben esperarse algunos anuncios espectaculares respecto a las reglas de honestidad y la guerra contra la corrupción que sólo servirán para legitimar el liderazgo político del gobierno no electo. Sin embargo, el puente financiero que nace en los bolsillos de los mexiquenses, cada día más empobrecidos, y termina en las arcas del PRI y sus candidatos, tendrá que realizarse cuanto antes y de manera intensa, por las buenas o por las malas.
Cada incremento a las tarifas del transporte público en el Estado de México redunda en votos para el PRI, es decir, es parte del voto duro, luego de una larga cadena de corporativismos y obligaciones gremiales.
Entre enero y febrero de 2017 se registraron 601 asaltos en transporte público. Estos casos aumentaron 160%
en comparación con el primer bimestre del año pasado. Y así quieren cobrarle más a la gente para ponerla en la línea de fuego del asaltante que, en la gran mayoría de los casos, está coludido con los jefes de la policía municipal y estatal.
Los líderes del transporte público en el Edomex, son incondicionales del PRI, y no se tientan el corazón para aumentar las tarifas en detrimento de la calidad de vida de los mexiquenses, que en su mayoría trabajan en la ciudad de México, simplemente porque los salarios en la entidad son mucho más bajos y las prestaciones laborales prácticamente nulas.
Los gobiernos priistas tienen acostumbrados a los patrones en la entidad a no ofrecer más derechos laborales que el simple salario. Muchas veces no gozan de vacaciones o aguinaldo.
Pero en el Edomex la razón asiste a aquel que esté coludido con las más altas autoridades y los líderes del transporte público lo están.
Aquí se está sacrificando la figura de Eruviel Ávila, quien todavía hace días consideraba que podría competir por la precandidatura del PRI a la Presidencia de la República, pero la orden de asumir el alza al transporte, de por sí caro, lo deja fuera de la jugada.
Hacerse responsable de un alza  que afecta al 90 por ciento de la población de estado, lo identifica como verdugo de los intereses populares. Situación en la que no podría estar Alfredo del Mazo sin desgastarse a sí mismo, al partido, al gobierno estatal y al gobierno federal.
A cinco días de que termine la administración de Eruviel Ávila Villegas, el Instituto Estatal del Transporte autorizó el incremento de la tarifa del servicio público de pasajeros en el Edomex de 8 a 10 pesos la mínima, un precio que ya pagan los mexiquenses desde enero. Es decir, hace apenas ocho meses aumentó el transporte público en el Edomex, vehículos donde se comete el mayor número de delitos de la entidad.
Pero los transportistas se comprometieron, una vez más, a renovar unidadescapacitar operadoresinstalar medidas de seguridad como botones de pánico y otorgar beneficios a grupos vulnerables, lo cual viene prometiendo desde que el actual Presidente de México era gobernador.
La legitimidad de Del Mazo no depende de las instancias electorales, éstas son parte del gobierno sino del rechazo que puede generar una sociedad inconforme no sólo con los resultados en las urnas sino con las disposiciones de gobierno.
Facebook Comments
Click to add a comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

COLUMNAS

More in COLUMNAS

La demagogia del desastre

admin21 septiembre, 2017

19 de septiembre, 32 años después

admin21 septiembre, 2017

Solidaridad salvavidas

admin20 septiembre, 2017

Suspendido juicio contra Duarte

admin18 septiembre, 2017

¿Sera Tarek, será el Cisne?

admin17 septiembre, 2017

Pepe Yunes, el candidato

admin17 septiembre, 2017

Las dos “sorpresas” para Javier Duarte

admin17 septiembre, 2017

Se desinfla el desfile

admin17 septiembre, 2017

Frente y equilibrios políticos

admin17 septiembre, 2017
Revista de la política nacional de México

Copyright © 2015 Politicos al Desnudo.Derechos Reservados, powered by Cocoa Digital