COLUMNAS

El presupuesto 2018: optimismo desenfrenado

La escena veracruzana 
Por: Marco A. Medina 

Hay un optimismo desenfrenado en la presentación del paquete económico para 2018 por parte de Peña Nieto y José Antonio Meade. Alardean de que la meta de crecimiento económico para el próximo año será de entre 2.0 y 3.0 por ciento, habida cuenta los buenos resultados de este año.

No obstante, esta meta está muy por debajo de cuando nos vendieron la imagen de Peña Nieto en 2012 junto a despegues económicos que tendrían lugar por el simple hecho de que el priismo volviera a gobernar el país, después de fracaso rotundo del presidente del empleo, Felipe Calderón, en cuyo gabinete económico se encontraba el propio Meade.

Pero además, esa cifra es doblemente irrisoria si la comparamos con las proyecciones de crecimiento económico que también nos vendieron cuando promovieron la reforma energética. Entonces decían que con ésta el país crecería en 2018 a un ritmo de 5.3% y, que si no había reforma, el PIB sólo aumentaría 3.5%. Ni una ni otra cosa. Cuando mucho creceremos 3.0%.

Y eso está por verse, dado que, aunque los Criterios Generales de Política Económica que son la base del Presupuesto de Egresos hablan de que las negociaciones del TLCAN han tomado un “cauce deseable e institucional”, que el entorno internacional ha mejorado y que las reformas estructurales están dando resultado, cada afirmación tiene sus asegunes. (Ver http://www.ppef.hacienda.gob.mx/)

Peña Nieto y Meade dicen que la deuda del país, tanto interna como externa, se ha manejado responsablemente, y basan su dicho al comentar que el próximo año disminuirá como proporción del PIB de 50.1% en que estaba en 2016, a 47.3 en 2018. Loable sería un decrecimiento tal si lo compararan con el año de inicio de sexenio, cuando era de 34%. Pretenden que el país les ponga una estrellita por comenzar a arreglar algo de lo mucho que descompusieron.

Otro caso en que sólo hacen un comparativo a conveniencia se refiere al de la cifra de pobres en el país, en el cual utilizan el decremento en la cantidad de pobres que había de 2014 a 2016, de 55.3 millones a 53.4, sin recordar que en 2012 había 53.3.

Esto significa que, si nos atenemos a las cuestionadas cifras oficiales, de 2012 al año pasado hay 100 mil pobres más, cuando lo ofrecido fue que la continuidad de la política económica neoliberal iba a reducir dramáticamente estas cifras.

En materia de empleo, como hemos insistido en esta columna, también se nos quiere hacer pasar gato por liebre. Se habla de que esta administración ha logrado el doble (2.9 millones de empleos nuevos) de lo que obtuvo la administración anterior, lo que ya de por sí es una mala comparación.

Esta cifra está basada en los registros de empleos al IMSS, muy infladas por la coerción ejercida sobre el sector informal para formalizarse, sin que en realidad haya crecimiento del empleo, sino únicamente un traspaso de empleo informal al formal.

Pero además, esta cifra debería ser de 5.4 millones, por la incorporación anual de los jóvenes al mercado laboral.

El Presupuesto para 2018 diseñado por Meade tiene la misma sustancia que en años anteriores, una austeridad para los programas sociales y la inversión pública, y el mantenimiento de prioridades ajenas al crecimiento del país y el empleo.

El recorte a programas públicos por 28 mil 300 millones de pesos, el mantenimiento del gasto corriente y el aumento al pago de la deuda pública, que ascenderá a 663 mil millones, son los componentes fundamentales de este presupuesto. Ya tendremos ocasión de adentrarnos en sus tripas.

Lo dicho, necesitamos con urgencia un cambio verdadero.

marco.a.medinaperez@gmail.com

Facebook Comments
Click to add a comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

COLUMNAS

More in COLUMNAS

La demagogia del desastre

admin21 septiembre, 2017

19 de septiembre, 32 años después

admin21 septiembre, 2017

Solidaridad salvavidas

admin20 septiembre, 2017

Suspendido juicio contra Duarte

admin18 septiembre, 2017

¿Sera Tarek, será el Cisne?

admin17 septiembre, 2017

Pepe Yunes, el candidato

admin17 septiembre, 2017

Las dos “sorpresas” para Javier Duarte

admin17 septiembre, 2017

Se desinfla el desfile

admin17 septiembre, 2017

Frente y equilibrios políticos

admin17 septiembre, 2017
Revista de la política nacional de México

Copyright © 2015 Politicos al Desnudo.Derechos Reservados, powered by Cocoa Digital