Intocable el hijastro de Arturo Bermúdez

ENTRE LO UTÓPICO Y LO VERDADERO

Por: Claudia Guerrero Martínez

Detenidos 19 policías  y  altos mandos pertenecientes a la Secretaría de Seguridad Pública de Veracruz, en un operativo conjunto entre la PGR y la Fiscalía General del Estado. Y esto se debe a señalamientos e investigaciones  de afectados, víctimas, familiares y hasta coludidos en una red operativa, en la que elementos de la Fuerza Civil trabajaban para grupos criminales, al realizar desapariciones forzadas… Increíble, inteligentes lectoras y lectores, que estos elementos, quienes presuntamente habían aprobado los exámenes de confiabilidad, eran los encargados de levantar, torturar y hasta asesinar a todo aquel que estorbaba y afectaba los intereses del poder político y económico…

Y mientras se investigan a estos altos mandos y policías operativos, no se ejecutan acciones ministeriales en contra de  Alan Román Mendoza, hijastro de Arturo Bermúdez Zurita, exsecretario de Seguridad Pública y actualmente, preso en el Penal de Pacho Viejo… El hijastro incómodo de la administración de Javier Duarte de Ochoa se hizo millonario  al otorgarle su padrastro, infinidad de contratos  como proveedor de la SSP, así como en los diferentes penales en Veracruz… Esto lo evidenciamos en varias entregas, como la publicada en febrero del 2017 con la liga: http://periodicoveraz.com/juniors-y-complices-de-bermudez-proveedores-de-seguridad-publica/

Actualmente,  Alan Román Mendoza tiene negocios en Cancún, Quintana Roo, en donde radica y lleva una vida de lujos en su yate y hoteles de su propiedad, gracias a ser prestanombres de  Arturo Bermúdez Zurita…

Y sobre la desaparición forzada,  les contaré una historia… No daremos nombres y cuidaremos la fuente… En cierta dependencia estatal, un hombre llegó a hablar con el alto funcionario… No quiso hablar con un subalterno y esperó por largas horas, para ser atendido… No podía dormir, ni vivir teniendo esta información en su mente, ni los remordimientos lo dejaban en paz. Se dio este encuentro y al estar frente a este funcionario estatal, contó una historia, quizá fantástica, pero se hizo creíble al dar coordenadas y nombres de involucrados… Y al final, quedaron de verse en un punto coincidente…

En punto de la hora del día siguiente, se dio la reunión, para enfilar a la carretera y luego,  meterse en veredas y caminos de terracería, hasta llegar a un paraje, en donde se tenía qué caminar. Pasaron dos horas, ante el sol imperante y caminaban con rumbo desconocido, hasta que una alerta llamó la atención de este funcionario: El fétido olor y vuelo de muchas aves carroñeras, daban la bienvenida al lugar en cuestión, sin tener  un punto de referencia… 

Y cuando más se acercaban, los olores se incrementaban y  además,  se observaba a gente armada platicando y cuidando un extraño terreno. Era una barranca, en donde se visualizaban restos, al parecer humanos, semienterrados y además,  ropas y pertenencias, papeles y hasta partes de vehículos quemados… El funcionario desconcertado por el horrendo paisaje, en abierto y  clandestino,  resguardaba a quienes fueron  hijas, hijos, padres, madres, hermanos, hermanas,  familiares y amigos de muchas personas que buscan afanosamente a  sus seres queridos…

Este terreno,  símbolo de la corrupción e injusticia, sería parte fundamental de la investigación para la localización de desaparecidos y era usado como camposanto de pillos y desleales exfuncionarios públicos, así como expolicías delincuentes, coludidos con células criminales… La detención de estos policías, dará datos concretos de muchas desapariciones y también, cómo operaba esta red de corrupción criminal…

Facebook Comments
Xalapa, Veracruz. Los comentarios expresados de LAS COLUMNAS son responsabilidad de los autores.