La regla de oro que te ayudará a que dejes de procrastinar

CIUDAD DE MÉXICO.- Cuando dejamos para mañana lo que podemos hacer hoy y la procrastinación se convierte, poco a poco en un hábito en tu vida laboral y hasta personal, parece un camino sin salida.

Las tareas se acumulan, el tiempo sigue pasando y probablemente prefieres ver Netflix o salir a tomar un café, que dedicarle el tiempo necesario a cada pendiente.

Al sucumbir ante la pereza, no sólo tu productividad se ve afectada, sino también tu bolsillo y aún así, es complicado eliminar este hábito

Al sucumbir ante la pereza, tu productividad y tu bolsillo se ven muy afectados, y aún sabiendo esto, es complicado eliminar este hábito. Sin embargo, no es imposible.

Existen diversos métodos que combaten la procrastinación y optimizan tu desempeño, pero hace poco probé una que además de que funciona, realmente es muy sencilla de adoptar.

El especialista en productividad, David Allen, menciona en su libro Getting Things Done, que “si una actividad que debes realizar no te llevará más de dos minutos, debes hacerla en ese instante”.

La regla de los dos minutos consta de dos partes:

¡Sólo hazlo!

La primera, consiste en que si tienes una tarea que puedes completar en dos minutos o menos, la hagas en ese momento, inmediatamente. Hay pendientes muy sencillos que dejamos para después y se van acumulando poco a poco, hasta llenar una lista. 

Mandar ese mail a tu jefe, lavar los platos que acabas de utilizar, sacar la basura, son cosas que puedes tomar en cuenta para cumplir con esta regla.

Empieza en pequeño

La segunda parte está relacionada con hacer tareas un poco más complejas, que si bien no te tomarán solo dos minutos, puedes comenzar con algo relacionado, que sí te tome poco tiempo y sea el “pretexto” perfecto para que dejes de perder el tiempo.

La idea es crear hábitos que te tomen dos minutos y te ayuden a lograr hábitos aún mayores. 

Por ejemplo, si tu meta es ir diario al gimnasio, puedes adoptar una tarea que te tome dos minutos, como prepara tu maleta, eso te ayudará a ver un progreso en las tareas más complejas que te propongas cumplir.

Así que la próxima vez que se te presente algún pendiente menor, valora cuánto tiempo realmente necesitarás para terminarlo y si sólo necesitas dos minutos, lo más recomendable es que lo hagas en ese mismo momento. No anotarlo en una lista, ni dejarlo para después, simplemente hazlo.

 

Dinero en imagen

Facebook Comments