Trump visitará California por primera vez como presidente y todo es por el muro

LOS ÁNGELES.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, irá por primera vez a California desde que asumió como presidente, un estado con el que ha tenido diferencias, y el motivo de su visita es un proyecto que ansía supervisar… el muro en la frontera con México.

Trump llegará este martes a California y será su primer visita a ese estado desde que asumió el cargo de presidente donde verá los prototipos de los muros y conocerá más sobre la construcción de los mismos, de acuerdo con Los Ángeles Times, quien citó a funcionarios de la administración involucrados en la planificación.

Se espera que Trump realice una parada en el lote cerca de la frontera, al este de San Diego, donde se encuentran los ocho prototipos, de 30 pies de alto, y que usan diferentes tipos de acero, concreto e incluso púas, de acuerdo con el medio.

Las pruebas realizadas por el Departamento de Seguridad Nacional han revelado que los prototipos son casi imposibles de escalar o romper.

Se ha especulado que Trump podría elegir al prototipo ganador, pero los analistas indican que el Departamento de Seguridad Nacional probablemente seleccionará varios de los prototipos porque ninguno puede ser perfectamente adecuado para una frontera que abarca montañas, desiertos, márgenes de ríos y barrios urbanos, indica Los Ángeles Times.

Sin embargo, el presidente estadounidense no es el favorito de California, estado de marcada tendencia liberal que le dio su apoyo a Hillary Clinton con más de 4 millones de votos en las elecciones presidenciales de 2016.

Trump también se ha enfrentado con funcionarios de California numerosas veces por tratar de impedir la aplicación de sus políticas, así como por sus tolerantes leyes migratorias y ha amenazado con retirar de allí a los agentes federales, además de que los jueces locales repetidamente han fallado en contra de políticas promovidas por el mandatario.

Hace pocos días, el Departamento de Justicia presentó demandas a fin de obstruir una serie de leyes de ese estado diseñadas para proteger a personas que encuentran ilegalmente en el país. El gobernador Jerry Brown, un demócrata, comparó la medida con “un acto de guerra”.

La semana pasada, la alcaldesa de Oakland le avisó a los habitantes locales sobre una inminente redada de agentes de inmigración, una medida que Trump calificó de vergonzosa y peligrosa para agentes del orden.

En meses recientes, Trump y otros funcionarios han amenazado con inundar al estado con agentes del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE), aunque al mismo tiempo han amenazado con sacar a todos los agentes de allí.

“Francamente, si yo quisiera sacar a todos nuestros agentes de California, se crearía un caos como jamás se ha visto”, dijo Trump en febrero pasado, vaticinando “índice de delincuencia como jamás se han visto en este país”.

Al mismo tiempo el director en funciones del ICE ha amenazado con aumentar su presencia en el estado como represalia por su falta de cooperación con las autoridades federales de inmigración.

“California mejor que se prepare, porque habrá allí muchos más agentes especiales, muchos más oficiales de deportación”, dijo Thomas Homan por el canal Fox hace varios días, antes de las redadas realizadas en el estado.

California, además, se sumó a una serie de demandas en contra de la construcción del muro fronterizo.

Y hay un evento que para nada se perdería Trump en su visita a California: un acto de recaudación de fondos con multimillonarios de Beverly Hills.

Con información de AP

Facebook Comments