Veracruz: No crece, violencia y pobreza

ESCENARIOS

Por Francisco Blanco Calderón

Veracruz, entidad de gran potencial económico a nivel nacional, cuyos recursos naturales, su mano de obra altamente calificada, sumados al esfuerzo constante del empresariado veracruzano, nos muestran el contraste por la incapacidad política.

Veracruz padeció una debacle económica, cierto, en las administraciones de Fidel Herrera Beltrán y de Javier Duarte de Ochoa, se estima que la deuda heredada de ambas administraciones rebasa los 80 mil millones de pesos, pero mentar madres por eso no resolverá la crisis, esa es la realidad “real”.

Con la transición política del PRI al PAN no se reflejaron resultados importantes: la deuda creció, la entidad decreció, la pobreza aumentó y el desempleo se enseñoró en estas tierras de alta productividad.

La administración actual, con Miguel Ángel Yunes Linares, prometió erradicar la corrupción, pero solo logró que muy pocos, algunos injustos, ex funcionarios estén sujetos a investigación y más de 20 secretarios del gobierno, dirigentes partidistas, legisladores se han mantenido en libertad, algunos como consejeros de oficinas gubernamentales, otros disfrutando del fuero legislativo, muchos “dicen los díceres”, exculpados por el Vómito Negro.

El gobernante en su enfermiza “sed de venganza”, acuñada desde Rafael Hernández Ochoa, amenazó, vociferó, prometió cárcel para toda la fidelidad, pero sobre todo la recuperación de los recursos públicos evaporados, que si llegan “no se ven, ni se oyen, ni se sienten”

Actualmente la deuda a empresarios, constructores, prestadores de servicio no ha sido liquidada. Pese a que de los 20 mil millones de pesos de deuda que se registró, solo se han realizado pagos por 415 millones de pesos. (e-Veracruz).

Yunes Linares logró reestructurar el pago de la deuda de 42 mil mdp a 50 años. Esa ni a su junior, ni generaciones posteriores, les tocaría pagarla, y admitió que los 61 mil millones de pesos observados por la Auditoría Superior de la Federación (ASF), no podrán ser pagados durante esta administración. Desobediencia mediática.

A su vez, su secretario de Desarrollo Económico, Alejandro Zairick, reconoció que Veracruz decreció 1.5 por ciento en el 2017, sin embargo, para el organismo “México ¿Cómo Vamos?”  Obtuvo semáforo rojo en crecimiento económico, empleos formales generados, productividad, pobreza laboral informalidad y deuda pública.

México ¿cómo vamos? es un colectivo de investigadores de académicos y expertos en economía y políticas públicas que se encargan de seleccionar de manera cuidadosa los indicadores para elaborar los semáforos.

Los estudios revelan un decrecimiento constante en su economía con graves repercusiones en el sector social: En cuanto a desigualdad laboral superó la media nacional.  La deuda pública se incrementó, pese a su reestructuración por más de 38 mil millones de pesos. Deuda heredada, sí, pero no se aplicaron estrategias inteligentes para resolver la liquidez estatal.

Por cuanto hace a la creación de empleos formales, la entidad veracruzana generó menos del 75 por ciento, en cifras, registró -6 mil 850 empleos, cuando la meta para el 2017 de crear 56 mil 025 empleos. Pero ¿qué tipo de empleos?

Según el informe de CONEVAL, la pobreza en Veracruz creció un 4.2 % lo que representa, un millón 619 mil 700 veracruzanos. Mientras para el INEGI Veracruz es tercer lugar nacional en pobreza.

En Veracruz, en febrero del presente año, se consignaron tres mil 837 delitos, 109 homicidios dolosos y 13 secuestros. Todo eso representa, para la entidad, un aumento en los asesinatos, que pasaron de 102 a 109 de enero a febrero.

El secuestro conservó la tendencia de crecimiento. El robo a sucursales bancarias también aumentó. Por lo demás, crece el número de delitos como el robo, el abigeato, el robo en carreteras, las lesiones y los delitos patrimoniales. En síntesis, el problema para Veracruz, en inseguridad y violencia, se relaciona con homicidios dolosos y secuestros.

El espíritu porril que lo antecede, dicen quienes lo conocen, solo lo ha limitado a recriminar a las administraciones de Fidel-Duarte, su formación de “peleador callejero” lo ha llevado a enfrentamientos mediáticos contra Andrés Manuel López Obrador, MORENA y sus actuales alcaldes electos en el sur de la entidad y la capital del estado.

Noticiones que cimbrarían a la Nación, solo se redujo a acuerdos ¿en lo oscurito? para navegar entre el gobierno federal y la dirigencia nacional de su nueva adscripción partidista. Y todo para acomodar al primogénito y preservar la gubernatura.

El resultado es que hoy se reprueba a su administración con un 67.8 por ciento por incumplir promesas de campaña, un 66.7 por ciento `por no disminuir la corrupción y un 60.4 por ciento en desconfianza de inversionistas. (Imagen del Golfo)

Yunes, en plena campaña electoral para su hijo, se suma a la de Anaya o Meade, según su preferencia para la presidencia, y mientras tanto anuncia, ahora, exhibir las obras de arte “capturadas”, desde hace ya un año. Ahora promete recursos a mujeres en pobreza de la tercera edad, declara que la violencia ha disminuido, niega a los desaparecidos, hace caso omiso a secuestros, levantones, asesinatos de cientos de jóvenes, de ambos sexos, que aparecen todos los días tirados en las calles, flotando en ríos, arrojados en predios campiranos, enterrados en fosas clandestinas. Es más, hasta promete acuerdos, contratos, recursos a los medios de comunicación de la entidad.

Esta semana el padre Alejandro Solalinde, según columna Café Jarocho, “acusándolo de permitir y alentar la existencia del crimen organizado…Veracruz ha sido presa y sigue siendo de la delincuencia, pero sobre todo del crimen organizado”. Duro y a la cabeza, de un miembro de la iglesia católica, la que ahora   santificará al Monseñor Romero de El Salvador.

Veracruz mantiene un conflicto severo con los pescadores, ejidatarios y productores medianos del campo, por el gasoducto Texas-Tuxpan. Se incrementan aceleradamente los pozos de empresas trasnacionales para la extracción de gas shale, vía fracking, deja pasar las autorizaciones a las mineras canadienses para el saqueo de oro en distintas zonas veracruzanas, se hace “de la vista gorda” con la incapacidad del grupo MAS-Odebrecht en el puerto y el incremento de cuotas, declaro su directivo, de la empresa española ganadora de la ¿licitación? Aumento autorizado por la administración de Yunes Márquez, del agua potable en el municipio de Boca del Río.

Ese Veracruz bonito y próspero volverá a surgir después del miércoles de ceniza, en plena convergencia de intereses entre lo estatal y lo nacional.

Facebook Comments