Red Compartida inyectará ‘vida’ a estos 5 negocios

La Red Compartida, que el pasado 21 de marzo inició operaciones con una cobertura de 32 por ciento en México, se proyecta como un detonador para distintos negocios que involucran conectividad.

Lanzado por Altán Redes, el proyecto tiene como objetivo principal dar capacidad de red a operadores de telecomunicaciones y negocios para que puedan ofrecer servicios de voz e internet móvil desde una red móvil de última generación como 4G, 4.5G y eventualmente la 5G.

“Queremos contribuir con todos los demás a crear ese ecosistema de adopción de tecnología digital, con mucha más profundidad de la que hay ahora, sin dejar de perder la vista que el mandato de esta red tiene un ingrediente de inclusión, concebida como un puente muy ancho hacia la digitalización”, comentó Eugenio Galdón Brugarolas, vicepresidente ejecutivo de Altán Redes.

Es fundamental, consideró Galdón, que la Red sea un ecosistema de innovación y el hogar natural para nuevos modelos de negocio incluidos la telemedicina, el Internet de las Cosas, seguridad y vigilancia, el turismo y el internet móvil.

red_compartida

Este servicio consiste en ofrecer asistencia clínica básica en zonas remotas a través de un equipo médico portátil conectado a internet.

El negocio podrá aprovecharse de la red debido a que ésta permitirá conectar las cámaras mediante las cuales los pacientes son revisados de forma remota por un especialista.

Por ejemplo, el IMSS llevó a cabo una prueba piloto durante tres años en el Estado de México y en la cual realizó más de mil 500 consultas, con la finalidad de establecer y ajustar procedimientos para introducir el telediagnóstico.

“El impacto de este tipo de equipos radica en un diagnóstico oportuno, así como en una mejor atención al paciente, una reducción en el costo de transportación hacia los hospitales y una mejor calidad de vida de los pacientes”, explicó Raúl Vallejo, consultor de Merkaris.

La interconexión digital entre objetos cotidianos, también conocida como Internet de las Cosas (IoT), podría potencializarse una vez que surjan empresas interesadas en ofrecer este servicio.

“En el futuro se buscaría que se pudiera armar en una red con 5G, por ejemplo, un servicio con vehículos eléctricos autónomos en ciertas zonas de la ciudad que no contaminen y restrinja el uso de otros vehículos, aunque esto dependerá de quien compre la capacidad del servicio mayorista, que es lo que ofrece Altán Redes, pero quien compre es quien podrá hacer negocio”, comentó Fernando Borjón, titular de Promotor de Inversiones en Telecomunicaciones (Promtel).

Actualmente hay servicios como OnStar, que da asistencia a automovilistas en casos de emergencia, así como de seguridad y navegación.

Los gobiernos, policías o autoridades de seguridad también podrían hacer uso de la Red Compartida para hacer monitoreo de forma remota. Esto sería posible gracias a dispositivos que pueden ser portados por los elementos de seguridad y conectados a las centrales de cada entidad.

Borjón comentó que esto podría ser utilizado por el C5 o para vigilar el tránsito en tiempo real o incluso controlar los semáforos en la Ciudad de México.

Actualmente en ciudades como Mérida, en Yucatán, se implementan programas para recabar datos en tiempo real y así ofrecer soluciones en materia de vivienda, movilidad y urbanismo.

La red también podría emplearse para generar un grupo interno de personas en telefonía celular, mediante la cual una dependencia puede hacer uso de un Operador Móvil Virtual (OMV) que los conecte entre sí.

Uno de los retos de la también llamada Red Mayorista es conectar a los Pueblos Mágicos del país. Este proyecto permitirá, según los expertos, potenciar al sector turístico y comercial.

Jesús Romo, analista de Telconomía, refirió que actualmente existen proyectos estatales que tienen como objetivo ‘conectar’ museos, para así ofrecer una experiencia cultural más completa con recorridos digitales o actividades más didácticas.

Según el director de Promtel, museos como El Prado, en Madrid, España, o el Louvre, en París, Francia, ya cuentan con esta oferta.

Durante el desarrollo del primer hito de la Red Compartida, varias empresas vieron la oportunidad de ofrecer internet inalámbrico en casa.

Huawei y Alcatel forman parte de los fabricantes de teléfonos que tienen el objetivo de ofrecer conectividad en los hogares y en equipos móviles que puedan captar la señal de la red en el espectro de todas las gamas.

El Financiero

Facebook Comments