Refutan idea de AMLO sobre refinerías

Cd. de México (16 abril 2018).- Dejar de importar gasolinas es más difícil de lo que parece.

Se requieren más de 11 mil millones de dólares para la reconfiguración y construcción de nuevas refinerías, además tardaría más de un sexenio, según expertos del sector energético.

Eduardo Núñez, socio director de Núñez Rodríguez Abogados, firma especializada en el sector de hidrocarburos, explicó que sólo armar estudios de factibilidad y proyecto ejecutivo de una nueva refinería lleva entre tres y cuatro años, dos más para ingeniería de detalle y lo que lleve la construcción.

“Lograr el financiamiento, demostrar que verdaderamente es financiable el proyecto, es todo un reto”, dijo.

La propuesta del candidato Andrés Manuel López Obrador es construir dos refinerías, con una inversión de entre 6 mil millones y 10 mil millones de dólares en tres años.

Además, se dejaría de importar gasolinas y ya no vender ni un solo barril de petróleo crudo al extranjero.

Pablo Medina, vicepresidente de la firma de análisis Welligence Energy Analytics, explicó que construir refinerías en tres años es muy optimista e incluso poco realista.

“El afán de refinar por refinar no hace sentido, lo que hay que hacer es cómo se genera valor y es decir, si importar es la opción más barata ahí se está generando valor”, comentó.

Antes de construir refinerías, señaló, el primer paso es reconfigurar las actuales para que utilicen crudos que generen más productos. Una refinería nueva tarda de cinco a ocho años.

Alfredo Álvarez, socio líder del sector energético de EY, explicó que en Estados Unidos desde 1977 no se construye una nueva refinería y tienen capacidad de sobra para abastecer a México.

El especialista cuestionó que la construcción de dos nuevas refinerías se traduzca en mejores precios para el consumidor, pues los margenes de refinación son bajos.

La semana pasada, REFORMA publicó que López Obrador prometió que en caso de ganar las elecciones congelará los precios de energéticos en los primeros tres años de su Gobierno para después bajarlos, para lo cual se construirán refinerías en Dos Bocas, Tabasco y Atasta, Campeche y se reconfigurarán las existentes.

Especialistas estimaron que solo la reconfiguración de las dos refinerías que Pemex tiene pendientes demanda al menos 6 mil millones de dólares y otros 6 mil millones de dólares para construir una refinería nueva.

Pemex tiene pendientes las reconfiguraciones de Salina Cruz, Salamanca y una parte de Tula.

Se espera que para el 2021 la producción de las seis refinerías actuales aumente a 394 mil barriles diarios de gasolinas, cuando la demanda será de 734 mil barriles diarios, según datos de la Secretaría de Energía (Sener).

 

 

Reforma

Facebook Comments