Veracruz, hacienda personal

Barandal

Por: Luis Velázquez

  • Yunes ofreció el paraíso
  • Ignominioso fin duartiano

ESCALERAS: El gobernador Yunes prometió redimir a los 6 millones de habitantes de Veracruz en la pobreza y la miseria y a los 8 millones en la inseguridad, pero volvió la tierra jarocha en su hacienda personal.

A: Un discurso teórico y práctico del odio y que “a ojo de buen cubero” se llama justicia con más de 33 duartistas presos en el penal de Pacho Viejo. En el otro lado del carril le llaman “persecución política”.

B: Más de veinte años después de guardar rencor y odiar a Fidel Herrera Beltrán y ninguna posibilidad, por ahora, de verlo tras las rejas, entonces, se ha volcado con pasión desbocada contra su hijo putativo y discípulo, Javier Duarte.

C: El vaso comunicante de principio a fin, es decir, durante los últimos casi diecisiete meses ha sido uno solo: denigrar, doblegar y acallar a los duartistas. De hecho y derecho, el fin ignominioso del duartismo.

Incluso, la misma furia de Nicolás Maduro en Venezuela y de Daniel Ortega en Nicaragua (Enrique Krauze), en contra de los opositores en Veracruz.

 

PASAMANOS: D: El encono en su dimensión estelar regido por un eje central: Si estás contra mí estás con Javier Duarte.

E: Su fallida precandidatura presidencial destapado por José de Jesús Mancha, el presidente del CDE del PAN, quien a cambio de lanzar al primogénito como “la única carta fuerte para la gubernatura” impuso a su esposita de candidata pluri al Congreso local.

Tal cual, la máxima expresión democrática y que es la siguiente. E´to pa´ti y e´to pa´mí.

F: El fracaso de la utopía, por lo pronto, a reserva, claro, de que Ricardo Anaya ganara Los Pinos y lo invitara al gabinete federal.

Y el quiebre notorio de su utopía, luego de que habría soñado con seguir el modelo de otros antecesores en el trono imperial y faraónico de palacio.

Por ejemplo: Fernando Gutiérrez Barrios, de la gubernatura a la secretaría de Gobernación y al Senado.

Patricio Chirinos Calero, su paso simbólico por el palacio de gobierno de Xalapa con la mayor estancia en Los Pinos al lado de Carlos Salinas.

Adolfo Ruiz Cortines, de la silla embrujada del palacio de Xalapa a la secretaría de Gobernación y a Los Pinos.

Miguel Alemán Valdés, de la gubernatura a la secretaría de Gobernación y a Los Pinos.

 

CORREDORES: G: Con todo, el Veracruz “de un solo hombre” entendido como la histórica concentración del poder en el político en turno.

El gobernador, jefe de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial. Jefe del erario. Jefe de las corporaciones policiacas. Jefe de la vialidad. Jefe de los penales. Jefe de la mayoría de las elites sindicales y empresariales. Jefe de una parte considerable de los medios. Las barbies, suspirando por la cercanía del poder.

En el caso, dos años, de los cuales han transcurrido casi casi 17 meses.

Y si en el plebiscito el hijo gana, entonces, Miguel Ángel Yunes Linares será el jefe máximo durante seis años más.

Un sexenio de ocho años.

El gobernador, reinventado.

 

RODAPIÉ: H: En la cúspide del poder, el narcisismo, y que ningún momento significa un insulto o agravio, sino una descripción (Krauze).

Yo, decía Javier Duarte, como gobernador me volví sexy.

Henry Kissinger lo describía de la siguiente manera:

Hay mujeres a quienes fascina el olor a poder político.

El vértigo ególatra es inevitable.

Y más, cuando a un lado hay un club de barbies y bufones, cortesanos y oficiosos.

I: La actitud redentora que suele concitarse en la mayor parte de los políticos encumbrados. Incluso, el mismito Andrés Manuel López Obrador, AMLO, con todo y su Constitución Moral, ha caído. Se les llamaría los mesías del trópico. La utopía narcisista: Yo, yo, yo.

J: El Yunes azul entró a la historia política como el hombre que lanzó del palacio al PRI luego de 80 años de hegemonía. La mitad de la población y la otra mitad habría soñado con la transición democrática. Quedó, sin embargo, en simple alternancia del poder. Quítate porque ya llegué. El peor desliz ha sido, es, por ejemplo, el nepotismo. Simple y llanamente, heredar la gubernatura al hijo luego luego, sin dejar pasar, digamos, uno o dos sexenios.

Y la vida democrática le vale.

El demócrata de la facultad de Leyes de la Universidad Veracruzana y el demócrata de los primeros años en el poder mudado en un hombre fuerte.

El renacer civil y moral de la política en Veracruz, asignatura pendiente.

 

BALAUSTRES: K: El resultado, uno solo: el abismo social, político, económico y electoral. El peor: 6 de los 8 millones de habitantes, en la pobreza, la miseria, la jodidez, el desempleo, el subempleo, los salarios mezquinos y la desigualdad.

Y de postre, la incertidumbre, la zozobra y la inseguridad.

En una sola semana, once ejecutados en Córdoba.

En una quincena, 25 ejecutados en el sur, entre ellos, una niña.

De hecho y derecho, el bienio ya se fue.

Desde hace un ratito y hasta el primero de julio, el único objetivo es ganar la gubernatura para el hijo.

Si el hijo gana el plebiscito, súper.

Y si pierde, entonces, todos a correr y a limpiar la rendición de cuentas y la transparencia, porque los vientos huracanados arreciarán, de igual manera o peor que con los duartistas.

Facebook Comments
Xalapa, Veracruz. Los comentarios expresados de LAS COLUMNAS son responsabilidad de los autores.