Pilares e instituciones

Postigo

Por José García Sánchez

Ante la desdibujada campaña del PRI, quienes quieren salir a la superficie a respirar argumentan dos vertientes que, según ellos, le dan solidez a la continuidad de ese partido en el poder: las instituciones y los pilares del tricolor, como estructura de organización.

Las instituciones que dicen haber creado no son tales, ellos mismos las destruyeron, junto con la credibilidad de esas estructuras de gobierno que nunca llegaron a convertirse en el andamiaje del Estado sino de un partido. El Estado mexicanos no es un ente diferente al gobierno. No pudo dividirlo ni el PAN cuando llegó al poder y el PRI sólo fusionó la tarea del gobierno con la rutina del Estado. En cuanto a la credibilidad de las instituciones no podemos creer en la PGR, ni en el INE, ni en la Fepade, ni en la SEP, ni en Turismo0 con un junior al frente, o Sedesol, ni en Gobernación, etc. No hay institución que no trabaje en favor del candidato del PRI, de una u otra manera, de tal amen raque el Estado que es el hacedor de las instituciones no existe, y las instituciones son oficinas del gobierno priista.

En más de 80 años de gobierno no pidieron crear instituciones, erigieron oficinas de gobierno, de un gobierno priista. Cuando llegó el PAN al poder sólo continuó con la estructura que estaba creada y no hubo cambio alguno, sólo el de membrete del partido y del nombre de los funcionarios públicos.

Por otra parte, se habla de que no hay partido como el PRI que tenga su estructura partidista, basada en los pilares tales como la CTM, la CNOP, la CNC, la CROM, la CROC, que en términos reales no existen. Son parte de la filiación partidista, pero sin base social ni laboral.

Por ejemplo, la CNC no puede existir con un campo en pleno desastre como el que existe en México y en esta misma situación están todos esos pilares que aseguran le dan solidez al PRI en todo el país. Pero es en los rincones de la República donde las oficinas de esas siglas están abandonadas o son tienditas de los encargados de esas secciones que no pueden seguir viviendo de un partido desmembrado,

Sobre esta alfombra de partido fantasma, se encuentra un candidato que no es priista y una secuela de delitos cometidos por sus militantes que comparados con los perpetrados por militantes de otros partidos son simples travesuras infantiles.

Ahí está el caso de los elogios expresados públicamente por parte de Meade hacia Carlos romero Deschamps, cuya riqueza es tan grande como los delitos cometidos en detrimento de los trabajadores, del sindicato y del propio Pemex.

Pero esos son los ejemplos que muestra Meade como priistas distinguidos y frente a quienes afirma que está ya en segundo lugar cuando pareciera que cada día se desinfla más a pesar de que la orden del líder nacional del tricolor es que no lo dejen solo en la difusión de esta gran mentira. Lo cierto es que Meade está en tercer lugar y sigue cayendo. Lo peor de todo es que el PRI, su propio candidato quieren darle juego a una encuesta realizada por un periodista sin credibilidad, sin más práctica que la de justificar los errores y los delitos de los hombres del poder. En esa posición se consideró capaz de realizar una encuesta a modo, luego de que las había descalificado y da como cercano competidor del primer lugar a Meade, como si se tratara de un acto de magia negra.

Le hubiera ido mejor al candidato no priista del PRI si desde un principio hubiera reconocido el tercer lugar en las encuestas que al parecer, repentinamente tienen mucha importancia para el equipo del candidato, pero siempre se dijeron estar en primer lugar y nadie les creyó. Eso no se lo cree ni Deschamps que es un mentiroso profesional, ejemplo a seguir de Meade y prototipo de la impunidad de los priistas.

Facebook Comments
Xalapa, Veracruz. Los comentarios expresados de LAS COLUMNAS son responsabilidad de los autores.