Hay apoyos que en vez de sumar, restan

El excandidato perdedor a la presidencia municipal de Tuxpan, Everardo Gustin Sánchez,  hizo público su apoyo a los candidatos a senador, gobernador y presidente de la República del Partido Acción Nacional (PAN) para la elección del pasado 01 de julio.

A través de sus redes sociales, un día antes de celebrarse los comicios comunicó, que tanto él como su familia “estaban con Miguel Ángel Yunes Márquez”, el excandidato a la gubernatura.

No se hicieron esperar los comentarios de la gente que le recordó su pasado tachándolo, en pocas palabras, de traidor y chapulín, pues apenas hace un par de meses le organizó una comida al ex candidato a la gubernatura por el  PRI. Además de reclamarle que habían votado por su hija, quién fue candidata a una diputación por el Revolucionario institucional.

Mal hizo el PAN en aceptar el apoyo de este personaje por todos conocido, al que ya hace un año la ciudadanía tuxpeña le demostró el repudio hacia su persona en las urnas, mandándolo al cuarto lugar de las preferencias electorales, a pesar de todos los millones de pesos que invirtió en su campaña para comprar las conciencias de la gente.

“Apoyos” como este un día antes de la elección, en vez de sumar, restan. Habría que ver cuántos votos les restó, con su sola presencia, a ese partido político y a sus candidatos.


Facebook Comments