Democracia en nombre del padre

Postigo

Por: José García Sánchez

La advertencia de quienes perdieron la elección suena a amenaza, la gente alrededor del gobernador actual, Miguel Ángel Yunes Linares, anuncia que atentará contra la democracia no sólo de Veracruz sino del país.

Si el INE no detiene este retroceso hacia la monarquía las consecuencias son graves porque se ha visto que es un sistema que corresponde a épocas lejanas. Es como si escogiéramos la carreta en lugar del automóvil, pero son ellos, quienes añoran el poder de un solo hombre, los que aseguran que ver por los pobres representa el pasado. Esta gente comenta hasta el cansancio que lo moderno consiste en hacer la diferencia entre pobres y ricos cada vez mayor.

El árbol genealógico que se desprende del rey Yunes Linares, agradeció los votos a quienes votaron por ellos, pero también hicieron una grave advertencia: “La lucha sigue”.

Desde redes sociales, Yunes Márquez y su staff de prensa lanzaron una campaña de agradecimiento del voto a sus militantes, pero también un eslogan sugerente de: “La lucha sigue”, lo cual no pareciera un aviso sino una amenaza. En tiempos de unidad, la monarquía sigue lastimando al estado. Lo sigue dividiendo. Los rencores de animal herido tratan de manipular a la gente respirando por la herida.

La diferencia de votación entre Cuitláhuac García y Yunes Márquez fue de 5.63 por ciento. Seguramente esta diferencia entre demócratas y monárquicos crecerá conforme se muestren los logros y beneficios de un gobierno que de ser como se anunció, beneficiara a los más necesitados sin descuidar las necesidades e intereses de quienes no están en este rango social y económico.

La amenaza de La lucha sigue, puede reducirse a un eslogan, lo que sí debe tomarse en cuenta es la necesidad de reformar la ley electoral que impida que haya sucesión inmediata entre familiares directos. Porque eso suena más a cubrirle las espaldas al antecesor que a darle continuidad a los programas que, por brillantes que sean, exigen de reestructuraciones y autocrítica.

Hubo ejemplos que así lo determinaron, en Coahuila, Rubén el hermano de Humberto, su antecesor, se dedicó a tapar los hoyos en la economía que dejó abiertos y saqueados, tanto que Humberto fue detenido en España y liberado por un acuerdo diplomático en la cúpula del poder. En Oaxaca sucede lo mismo.

La insistencia de Rafael Moreno Valle por preservar el poder a través de su esposa, con el claro objetivo de prolongar la concesión de la mina de Ixtacamaxtitlán, en manos de canadienses, quienes han dejado sin agua a las poblaciones cercanas y extraen oro a costa del deterioro del medio ambiente.

Dejar el gobierno en manos de un familiar se convierte, tarde o temprano en un atentado contra la democracia en detrimento de grupos que a pesar que intentan hacer escuchar su voz, simplemente son aplastados por el poder de una monarquía que obedece regularmente a intereses de pocos y no a las necesidades de muchos.

 

Facebook Comments