A revisar equipo

Desarrollo sin sensibilidad

 

El medio año de la administración de Juan Antonio Aguilar Mancha ha sido óptimo, pero a su equipo le hace falta vocación de servicio y sensibilidad social

Por Aniel García V.

Desde la perspectiva del presidente municipal panista de Tuxpan, se ha puesto a andar una estrategia sin precedente en la localidad, hace unos días, por ejemplo, por primera vez los negocios de mayor tradición e historia de esta ciudad fueron reconocidos por sus años de trayectoria. Negocios que forman parte de la historia del puerto, para ello el gobierno municipal organizó en su primera edición el evento “Tuxpeños Emprendedores”.

Fue precisamente el presidente municipal, Juan Antonio Aguilar Mancha, quien encabezó esta ceremonia reconociendo la trayectoria de empresas y microempresas, además de impulsar las actividades de nuevos empresarios de Tuxpan.

En general, en seis meses de trabajo la labor de Aguilar Mancha muestra un gran esfuerzo, lamentablemente lo que no le ayuda para lucir como debiera su trabajo es el equipo que le rodea, mismo que debería pensar en cambiar. Estamos seguros de que habrá gente responsable y eficiente en el municipio que pueda darle brillo a las obras del alcalde, porque las críticas hacia su equipo de trabajo se multiplican y empiezan a dañar su imagen.

De hecho, dentro del propio equipo de trabajo se quejan de algunos funcionarios y militantes panistas, exigen al alcalde Juan Antonio Aguilar Mancha una limpia total al interior de Gobierno Municipal con la reestructuración de su equipo de trabajo que en seis meses no ha demostrado dar resultados.

Los panistas dijeron que una prueba de lo mal que trabajan y la “simulación de apoyo” de muchos de los directores, secretarios y trabajadores que llegaron a esa administración fue la baja votación en favor del PAN.

Parte de la posibilidad de que el PAN pueda reestructurarse es la conducta de quienes están en el poder. Los ojos de muchos mexicanos están puestos en Tuxpan, y si advierten este tipo de indiferencia hacia su tarea ese partido puede irse a la debacle como ahora se encuentra el PRI. 

Muchos tuxpeños exigen el despido de varios titulares de las diferentes direcciones de ese ayuntamiento, como es el caso del director de la COMUDE, Gregorio Calvillo Ramos, quien intentó poner cobros de 20 pesos a las ligas de fútbol tuxpeñas para recabar recursos para que se tuviera un presupuesto necesario para el mantenimiento de los campos. Además, lo responsabilizan, entre otras cosas, de permitir que los espacios deportivos se conviertan en cantinas municipales y de haber realizado, sin una convocatoria previa, la reestructuración de encargados de campos de fútbol.

Los panistas aseguran que uno de los problemas de esa administración municipal es la existencia de muchos priistas en algunos puestos clave, que sabotean las actividades del alcalde Aguilar Mancha como es el caso de Iván De Jesús Gamundi Rosales, que le ha cerrado por completo las puertas a la prensa, haciendo quedar mal al alcalde con reporteros y periodistas al no tomarlos en cuenta para invitarlos a los diversos eventos que se realizan, y que junto con su equipo de más de ocho personas en el área de Comunicación Social no pueden hacer lucir el trabajo que el alcalde lleva a cabo en el municipio.

Otro de los nefastos funcionarios del Ayuntamiento es el director de Obras Públicas y Desarrollo Urbano, Braulio García Nieva, quien ha convertido las oficinas de esas dependencia en un salón de fiestas, y además de que su trabajo es pésimo y de que los constructores empiezan a quejarse de que les aplica el clásico diezmo, ha intentado incluso pasar por encima de la imagen presidencial y se la vive promoviéndose en redes sociales, eso sin contar el mural pintado en los bajos del puente Tuxpan, donde él era la figura principal y que tantas críticas le causó al mandatario municipal.

Tal parece que su finalidad es ser candidato dentro de unos años, pero se desconoce por cual partido, pues una vez difundidos los resultados de la elección presidencial, este personaje publicó en su cuenta de Facebook la frase “Habemus Prejidente”, lo que caló fuerte en el panismo y dejó entrever que el ahora burócrata está feliz por tener en los bolsillos un salario gracias al PAN, pero en el alma a Morena.

Una de las áreas donde se requiere de más trabajo es la Dirección de Desarrollo Social, donde el responsable, Félix Hiram Cárdenas Mar, carece de propuestas para atender las necesidades básicas de la ciudadanía.

A la lista se suma el secretario del Ayuntamiento Luis Conrad Moncada Alejo, quien, por decir lo menos, no ha sabido realizar su trabajo pues mediante oficios cita a reuniones de cabildo y horas después a través de otro oficio las cancela con el motivo de que el alcalde no estaba enterado y había citado por iniciativa propia. Moncada Alejo se ha destacado por su actitud prepotente y por abusar del poder conferido. Es sin duda uno de los funcionarios municipales que más errores cometió en el primer semestre de esa administración.

Al que la gente de hecho no conoce es el titular de comercio, Abel Lorences Olvera, quien no sale de su oficina porque afuera hace mucho calor, y no atiende a los empresarios ni a los comerciantes que deben ser atendidos por ser parte esencial el desarrollo de Tuxpan y de la comunidad.

Los ciudadanos también exigen la destitución de Gabriel Gómez Ruiz, encargado del Turismo en la localidad, actividad que debería trabajar las 24 horas, los 365 días dada la importancia de esta tarea y la necesidad que tienen todos y cada uno de los tuxpeños de sus actividades.

También en la Unidad de Transparencia, ha dejado de funcionar Lilian Castro Santillán, quien sólo asiste a su oficina para hacer acto de presencia.

Las actividades clave de Tuxpan están paralizadas. No se duda de la capacidad, la preparación y las buenas intenciones de Juan Antonio Aguilar Macha, sin embargo, el presidente municipal parece estar solo en la encomienda de impulsar al puerto, de dar oportunidades a todos sus habitantes; su equipo cercano de trabajo en vez de servirle como apoyo resulta deficiente. Es en realidad muy seria la falta de responsabilidad de estos funcionarios parásitos. Toño Aguilar está a tiempo de hacer los cambios que se requieren para que el municipio avance y crezca de la mejor manera posible, con personal a su alrededor que, como él, realmente se dediquen a trabajar por el bien de Tuxpan.

Facebook Comments