Veracruz: Las narcolicencias

Miguel Angel Yunes Linares, gobernador de Veracruz, heredará un caos a su sucesor Cuitláhuac García: cuentas mal habidas, delincuencia organizada, narcotráfico, traido por él, y una amplia red de corrupción que no podrá ser saneada en los próximos treinta años.

Esa es la razón por la que Yunes Linares –exigente hasta el límite para que Javier Duarte le entregara el gobierno y se adelantara el proceso de transición- hoy se niega a abrir el proceso de entrega del gobierno que encabeza a su sucesor Cuitláhuac García, prudente hasta el límite, quien ha dicho que auditará las finanzas maltrechas de Yunes Linares tan pronto llegue al poder. Y ojalá lo haga.

La demora de Yunes Linares, para entregar el gobierno a su sucesor tiene explicaciones: ha desviado miles de millones de pesos a la campaña de su hijo, Miguel Ángel Yunes Márquez, candidato derrotado al gobierno de Veracruz; no ha cumplido ni con el diez por ciento de la oferta electoral que hizo como candidato al gobierno de Veracruz; tampoco ha cumplido, por más que se le ha exigido, con la pacificación del Estado: Veracruz está en estado de guerra y durante su administración se ha convertido en un verdadero fosario: por donde se le escarbe, el estado escupe muertos, desaparecidos, todos impunes por desgracia, porque Yunes Linares no aplica justicia. Su ley es el olvido.

Yunes Linares pasa a la historia como el gobernador más ineficiente de Veracruz: contribuyó con la delincuencia organizada y, por si fuera poco, le entregó la emisión de licencias a la empresa Ibero Azteca 2000, compañía que mantiene paralizada la dotación de dichos documentos a todo el estado de Veracruz debido a que carece de infraestructura tecnológica para cumplir con dicha tarea.

Ibero Azteca 2000 es una empresa no ajena a los intereses de Yunes Linares: fue llevada al estado para emitir las licencias, en coordinación con la Secretaría de Seguridad Pública, pero dado el caos que prevalece nadie descarta que hasta la delincuencia organizada falsamente esté identificada con la emisión de a modo que favorecen directamente a miembros del crimen organizado.

Y es que el representante de la empresa Ibero Azteca 2000 es un personaje con antecedentes penales: se llama Víctor Manuel Alderete Castelán, quien estuvo preso por el delito de fraude y delincuencia organizada hasta el 2013. Este sujeto es el responsable de las negociaciones que lleva a cabo la empresa privada con el gobierno de Yunes.

La empresa Ibero Azteca 2000 carece de toda tecnología y esta es la razón por la que treinta mil licencias mensuales se han dejado de emitir en el estado de Veracruz, lo que ha generado protestas en toda la entidad, sin embargo el Gobernador Yunes Linares, desoye las quejas sociales, por lo que estas van en aumento en la redes sociales.

El caos que ha generado Yunes y la empresa Ibero Azteca 2000 no es cosa menor: está causando un desorden en toda la entidad debido a la falta de emisión de licencias y también existe el riesgo ante la falta de control, de que el crimen organizado, llevado a Veracruz por Yunes intervenga en los procesos de identificación falsa que acrediten por ejemplo a miembros del Cartel de Jalisco Nueva Generación (CJNG), llevados por Yunes a la entidad.

Por otra parte es evidente, que Yunes tiene temor de entregar cuentas claras a su sucesor. Eso explica por qué impuso a Marcos Even Torres, su abogado, como Fiscal Anti corrupción en el Estado. Este personaje no es menor: fue su abogado y es el defensor de toda la familia Yunes Márquez. Es el guardián de los Yunes en el poder.

Regresando al tema de las presuntas Narco licencias, el gobernador Yunes Linares, de acuerdo con informes consultados, aseguró el servidor que contiene la base de datos de licenciatarios de todo el Estado de Veracruz, así como de las solicitudes pendientes de emisión. Lo cual retrasado por varias semanas y ha generado un caos en toda la entidad.

De acuerdo con los mismos informes consultados, la empresa Ibero Azteca 2000 carece del equipo técnico necesario para operar por lo que las solicitudes de licencias en Veracruz podrían estar detenidas en los próximos meses.

Yunes, a diferencia de lo que exigió a su antecesor Javier Duarte, en el sentido de abrir espacio para la entrega recepción del gobierno, actualmente se niega a cumplir dicho proceso. Está ocupado en maquillar cuentas oscuras que según el gobernador electo Cuitláhuac García, saldrán a las claras y posiblemente sean llevadas a juicio.

 

 

Por: Ricardo Ravelo/ Sin Embargo

Facebook Comments