2 de Octubre no se debe Olvidar

El Arte de Comer Sapos

Por: VicMAN

Las nuevas generaciones seguramente se preguntarán porqué tanto escándalo con el 2 de octubre. Esta fecha marcó el inicio de algo que hoy gozamos como sociedad: La libre expresión.

Hoy existe tanta expresión bien y mal fundada, que hoy tener esa libertad de poder decir lo que nos venga en gana sea correcta o incorrecta nuestra manifestación, es sólo consecuencia de ese movimiento mundial y que en nuestro país fue parteaguas e inicio en ese 2 de octubre de 1968, hace 50 años la generación estudiantil pagó a precio de sangre esa libertad que hoy existe.

México se ha transformado durante esos 50 años, situación que las nuevas generaciones deben entender que esta libertad que hoy tenemos de criticar, exponer, debatir, protestar no fue gratis. He comentado con amigos de nuestras generaciones posteriores a ese movimiento y decimos que si hoy revisaran el pliego petitorio de ese movimiento seguramente estas generaciones, lo tacharían de ridículo, absurdo y sin sentido, pero cuando se vive reprimido desde el seno de tu casa misma, donde la autoridad paterna, la sumisión materna emprendían una sóla conducta, cállate y obedece, donde tu opinión, tu pensamiento y tu capacidad de análisis estaba coartada, en el sometimiento de tu carácter y tu voluntad.

Este movimiento fue la primera manifestación clara de los estudiantes de aquella época, que marcó por sus ideas e ideales de libertad asumiendo un papel poco visto en un país tan sometido y falto de carácter en donde las minorías fueron tan abrumadoras que despertó una conciencia de mover en el país en una sola expresión: libertad.

México despertó de un letargo de ser sometido y guiado por decisiones de gobierno, gracias a ello, se logró una participación política, social y educativa donde las instituciones empezaron a voltear al sector universitario en nuevas prácticas, las facultades de enseñanzas avanzaron en los institutos de investigación social, económica y científica, el mundo empezó a voltear a ver a nuestro país gracias a esa manifestación de ideas, las universidades de Europa tanto del Este como del Occidente buscaban perfiles para desarrollar las nuevas expresiones del conocimiento, las escuelas de Norteamérica vieron en esas generaciones un nicho de oportunidad para influir en el devenir de nuestro México.

Desde el gobierno de Miguel de la Madrid, Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo y Felipe Calderón Hinojosa, fueron educados con patrones e idearios del modelo norteamericano de gobierno a través de escuelas como Harvard, Yale, Georgetown, Columbia, Stanford cuyos modelos jamás encajaron en el rezago social de nuestro país, por ello el sueño americano fue quien estableció la necesidad de migrar a un país que es completamente ajeno a nuestra idiosincrasia y costumbres, pero nos hemos aferrado a imitar, cuando nuestro acervo cultural es más rico en todos los aspectos de convivencia y forma de percibir nuestro entorno.

Hoy las nuevas generaciones deben entender que gracias a ese movimiento, hoy gozamos de oportunidades que esas generaciones lograron, hoy esos estudiantes que se manifestaron, que fueron reprimidos, sobajados, lastimados, son los abuelos de hoy que lucharon porque nuestra sociedad fuera diferente, cuando vemos, oímos y entendemos que ese movimiento de amor y paz, psicodélicos, más relajados, de pantalones acampanados, con mil colores, que veían a momisa muy sanforizados y a disgusto de su manifestación.

Hoy criticamos a estas nuevas generaciones, que en ocasiones no conocen el respeto y confunden las expresiones de libertad con la de libertinaje, en los ayeres fumar un cigarro era moda, hoy entendemos lo mal que eso nos hace a nuestra salud, convivir y beber era algo natural, una expresión de convivencia, hoy estas nuevas generaciones confunden todo eso con música que se mofa hasta en la relación de pareja, la convivencia sin ese espíritu de hermandad y solidaridad en una amistad de status y perfiles estereotipados en un consumismo desmedido lleno de publicidad e imágenes que manipulan a esa forma de vivir.

A 50 años de ese 2 de octubre, hoy podemos criticar a nuestro gobierno y nuestros gobernantes sin complejos y se tendrán que comer el sapo de nuestra expresión, la prensa, las ideas, los partidos políticos, las izquierdas, las derechas y los partidos oficiales cada día son historia, porque su modelo ha caducado, sus ideales ya no encajan con el devenir de las ideas de hoy.

Un joven estudiante universitario ya no asume un papel ideológico como antaño, hoy las nuevas juventudes hablarles de capitalismo y comunismo, te dicen que si ese sistema es hardware o software, porque les da lo mismo y finalmente no entienden su diferencia y si es de fondo menos.

El 2 de octubre no se debe de olvidar como un mero acontecimiento, si no por el significado de la libertad que fue heredada.

Comentarios y sugerencias a: vicmanaiii@gmail.com

Facebook Comments
Xalapa, Veracruz. Los comentarios expresados de LAS COLUMNAS son responsabilidad de los autores.