Fernández Noroña viene por Yunes Linares

Por: José Lima Cobos

Aún no empieza la fiesta y ya se escucha la marimba veracruzana en la composición monumental del Huapango de Moncayo, al pronosticar el diputado federal del Partido del Trabajo, aliado electoral Movimiento Regeneración Nacional, Gerardo Fernández Noroña, que el gobernador dosañero, Miguel Ángel Yunes Linares -al igual que su antecesor Javier Duarte de Ochoa, hoy preso- debería estar en la cárcel.

No se sabe, porque no lo señala ni precisa, si sabe algo, o habla al tanteo, pero cualquiera que sea el sentido de su expresión creo, particularmente,   por el arrojo que este diputado ha demostrado a lo largo de su carrera política, que es una persona de inquebrantable y decidido carácter, dispuesto a lo que venga porque, en reiteradas ocasiones se ha enfrentado de manera directa al Estado Mayor presidencial, cuando le han impedido que se acerque al presidente de la República en turno, para hacerle algún reclamo sobre las cuestiones que a su juicio siente que no son favorables al país, y, al tomar hoy nota de lo que pasa en Veracruz se piensa que puede ir fondo.

Para tener un idea de quien estamos hablando, en la más reciente intervención de Fernández Noroña- como prueba de sus agallas- obligó que una avión de una línea aérea mexicana, desviara el curso del vuelo para que aterrizara en un país centroamericano, cuando en ese momento se percató que Gustavo Carvajal Moreno, expresidente del Partido Revolucionario Institucional, había sufrido un infarto, logrando su propósito, lo que permitió que salvara la vida de ese dirigente político que asistiría a una reunión de los partidos políticos de latinoamericana.

Por ello, llama mucho la atención el fustiga miento que hace de la persona que hoy gobierna el Estado y a escasos días de que deje el gobierno, pues tal parece que se cumpliría aquella expresión que “los carniceros de hoy, serán las reses de mañana, ya que la temeraria admonición de Fernández Noroña – ya se confrontó con el presidente de la directiva de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo- y actuar en la forma que lo hizo en el terreno del tigre, significa que es preludio de no muy felices días para los Yunes Linares.

Además, el calificativo de que el gobernador Yunes es un “hampón” y que debería estar en la cárcel por representar un agravio para Veracruz y que “el poder judicial está más corrompido que cualquier poder de la república”, y al equiparlo como un mal ejemplo, similar al Estado de México al competir en los primeros lugares en feminicidios y que el deterioro social es grave, sin duda que tendrá respuesta oportuna, ya que el carácter de uno y otro son encontrados y que se cree que puedan brincar muchas chispas.

Por otro lado, el manejo desaseado de los bienes recuperados por la Procuraduría General de la República no han seguido el camino que señala la ley de presupuesto y responsabilidad hacendaria, pues por ser delitos del orden federal, tendrían que haber retornados a la secretaría de Hacienda y a las manos del gobernador que, en puridad, no está legitimado para recibirlos, y en todo caso, tendría que ser la Secretaría de Finanzas y Planeación de la Entidad Federativa, por ser de su competencia.

Al existir tanta opacidad en el reintegro de los bienes incautados al grupo delincuencial que encabezó Duarte de Ochoa, se espera que en el análisis que al final de la jornada se realice, después de la intervención tan protagónica como irresponsable del actual gobernador, todo salga a pedir de boca y no vaya a suceder que, como ya se vio, nuevamente Veracruz sea ejemplo y escándalo nacional con Duarte- Yunes Linares.

limacobos@hotmail.com

Twitter:@limacobos1

 

Facebook Comments
Xalapa, Veracruz. Los comentarios expresados de LAS COLUMNAS son responsabilidad de los autores.