Aprender para entender

Por: Zaira Rosas

zairosas.22@gmail.com

Bienestar, progreso y salud van estrechamente ligados a la educación. Para nadie es un secreto que el conocimiento abre puertas, pero pocos hablan de los beneficios que trae a cada persona. Saber lo que ocurre en la vida y el entorno social prepara a los estudiantes para nuevos retos, pero sobre todo les capacita para enfrentar situaciones cotidianas que de no contar con los datos elementales no podrían afrontar.

Uno de los temas que desde la niñez se debe inculcar es la sexualidad, en muchos hogares este tema es tabú y poco se habla al respecto, sin embargo, desde temprana edad los niños y niñas están expuestos a un fuerte contenido sexual, mismo que se presenta incluso en las composiciones musicales que repiten una y otra vez. Creer que nuestros niños no conocen sobre sexualidad y seguir sin informarles de manera adecuada es un error que se refleja posteriormente en sus vidas.

En México 1 de cada 5 embarazos ocurre en menores de edad, además el 70% de los mismos no son planeados. Esto se debe a que la mayoría de los adolescentes inicia su vida sexual entre los 12 y los 19 años y sobra decir que la mayoría lo hace sin información o conocimiento al respecto.

Los embarazos a temprana edad, las enfermedades de transmisión sexual y otros temas son el resultado de la falta de información en momentos oportunos, la escuela puede ser un enlace entre mejores condiciones de vida y sus estudiantes, si los niños y jóvenes tienen datos claros y reales, entenderán que ante ciertas acciones existen también riesgos y que, si deciden iniciar una etapa de su vida, con esta también llegan responsabilidades.

Es urgente que las nuevas generaciones tengan diálogos desprendidos de los tabús de antes. Las series de televisión no distan mucho de la realidad de hoy en día, donde jóvenes tienen una extrema curiosidad por descubrir su cuerpo en distintas formas, lo ideal sería hacerlo con toda la información respecto a lo que ello conlleva, con lo anterior también viene de la mano el aborto, la necesidad de que al igual que los servicios educativos, los servicios de salud puedan ofrecer orientación en caso de embarazos o debidamente facultados para abortos legales y en condiciones adecuadas.

¿Por qué es necesario hablar también del aborto? Porque mucho se ha evadido el tema y realmente poco se puede confiar en estadísticas cuando la mayoría se realiza de forma clandestina y en condiciones insalubres. La legalización de este no afectará las estadísticas de quienes lo realizan, pero la información oportuna respecto a la sexualidad sí puede impedir que se presenten embarazos no deseados.

En la actualidad la información llegará a los niños desde antes de lo imaginado, encarguémonos de que aquello que aprendan sirva para entender cómo funciona su cuerpo, cómo cuidarse y crecer de manera responsable, que nuestras instituciones y familias sean partícipes de un sano desarrollo físico y mental.

Facebook Comments
Xalapa, Veracruz. Los comentarios expresados de LAS COLUMNAS son responsabilidad de los autores.