Debut y Despedida…

CON DERECHO A RÉPLICA 

Por Francisco Vargas Perales

Para los veracruzanos termina un periodo más de gobierno del estado, uno de los más aciagos. Atrás dejan los últimos dos gobernadores los cementerios poblados por tanta muerte, producto de la inseguridad que impera en la entidad. Poco o nada pudieron hacer estos gobernantes para acabar con este flagelo. A Veracruz, el estado, lo dejan más desbastado que si hubiera pasado por aquí el Pirata Lorencillo.

¡Ah! Tiempos aquellos en que el pueblo esperaba la llegada de los candidatos de elección popular con bastante algarabía en la plaza de la ciudad, ahora se envía por delante a las hermanas de la caridad con el rosario en la mano para pedirle al Santo Patrono del pueblo que el próximo gobernador no traiga malas mañas.

Con Miguel Ángel Yunes Linares termina el ciclo de triunfos del Partido Acción Nacional. En el estado jarocho el PAN nunca había saboreado las mieles del triunfo en cuanto a gubernatura se trata; Miguel Ángel Yunes con su slogan de campaña “Rescatemos Veracruz ya, ya, ya” y con la promesa de terminar con la inseguridad en el estado se alzó con el triunfo en las elecciones de hace dos años.

En esa ocasión el pueblo veracruzano se le entregó a Miguel Ángel Yunes, no importaba que no fuera candidato del Partido Revolucionario Institucional, partido que había impuesto supremacía en Veracruz, el partido no importaba, lo importante era que Miguel Ángel Yunes venía presidido de buena fama como policía y lo que hacía falta en Veracruz era eso, buenos policías, un buen sistema de seguridad.

De tal forma era la confianza de los veracruzanos que depositaron en MIYULI, que su partido, el partido que lo respaldaba, ganó diputaciones y presidencias municipales, los panistas se creyeron en los cuernos de la luna, pensaron que por méritos propios, por ser la mejor opción, le habían quitado la supremacía al PRI, pero una vez más, Miguel Ángel Yunes demostró el pasado primero de julio, que nunca tuvo espolones para gallo, que no tiene nada con que ganar, como lo demostró en aquel 1997 cuando se hizo dirigente del PRI Estatal y perdió estrepitosamente la mayor parte de las alcaldías en el estado.

Desafortunadamente para él, la derrota actual ha sido más desastrosa al querer hacer ganar a uno de sus hijos como gobernador, avalado por el PAN, el Partido de las ilusiones; el pueblo veracruzano que sabe reír y llorar, como lo expresará el músico poeta Agustín Lara, sabiamente pensó que nunca segundas partes fueron buenas y le escatimó los votos, con esto perdió Miguel Ángel Yunes la oportunidad de seguir gobernando Veracruz, tras bambalinas.

De igual forma su hijo de Miguel Ángel perdió la oportunidad de empuñar el bastón de mando en Veracruz y perdió el Partido Acción Nacional todo lo que ya había ganado en votación en el estado y se tendrá que regresar en próximas elecciones a su origen, hacer campañas en barrios de los pueblos. Cayó su ídolo del pedestal, difícil para el PAN será adquirir más triunfos. Debut y Despedida. Yo digo y nada más. Hasta la próxima D. M.

 

 

Para Réplica o Comentario se pone a su disposición el correo electrónico franciscovperales@hotmail.com

Facebook Comments
Xalapa, Veracruz. Los comentarios expresados de LAS COLUMNAS son responsabilidad de los autores.