Investigar a yunistas y cuitlahuistas

ADELANTE

Pepe Valencia

Tal vez la carpeta de investigación abierta por la Fiscalía anticorrupción estatal sobre la compra y arrendamiento de patrullas de la Secretaría de Seguridad Pública quedará en mera llamarada de petate o quién sabe. Por lo pronto, ciudadanos veracruzanos se organizan para presionar al fiscal Jorge Winckler Ortiz a fin de que la indagatoria llegue a sus últimas consecuencias y caiga quien caiga. O sea, que la Fiscalía General del Estado demuestre y ejerza su autonomía en este caso y en otros.

Han iniciado pláticas con prestigiosos y honrados juristas para que den puntual seguimiento al tema e irán más allá: exigirán desempolvar las denuncias formales o mediáticas de supuestos actos de corrupción cometidos en los dos años del gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares y de los que ocurran a lo largo del sexenio de Cuitláhuac García Jiménez. Así no habrá pretextos ni para favorecer al ex gobernador ni para excederse contra el actual.

Los referidos veracruzanos son asesorados por un grupo de abogados y se mantendrán vigilantes. El punto de partida de esta tarea sería la indagatoria sobre la compra y renta de patrullas policiales.

Así que si Winckler no cae por la andanada en su contra, se encontraría ante la gran oportunidad de hacer historia en la procuración de justicia en Veracruz. Investigaría con la ley en la mano y gracias a la autonomía de la Fiscalía, todas y cada una de las denuncias por corrupción contra servidores públicos. No recibiría órdenes ni presiones del gobernador en turno para proteger a nadie ni para perseguir por venganza a adversarios políticos o personales como se acostumbraba en el pasado.

Los funcionarios públicos lo pensarían dos veces antes de incurrir en delitos patrimoniales si supieran que la espada de Damocles pende sobre su cabeza desde la Fiscalía autónoma.

¿Hasta dónde estaría dispuesto a llegar Winckler? ¿Lo dejará Cuitláhuac permanecer  en el cargo o por fin podrá removerlo? ¿Se atrevería el fiscal a investigar a su antiguo jefe, Miguel Ángel Yunes Linares, por eventuales denuncias en su contra?

Cuando me platicaron su plan los ciudadanos veracruzanos pensé que se trataba de una idea más de esas que se lanzan al aire y nunca aterrizan. No, ya están recabando información y revisarán todo lo que se publique en los medios sobre denuncias y sospechas de actos de corrupción y de diversa índole.

–El fiscal debe cumplir con su deber y el gobernador con el suyo en vez de ambos continuar peleando mientras la delincuencia hace de las suyas y los servidores públicos se despachan con la cuchara grande –afirmaron mis entrevistados que por el momento prefieren no revelar su identidad.

Facebook Comments
Xalapa, Veracruz. Los comentarios expresados de LAS COLUMNAS son responsabilidad de los autores.