“Qué será, será, lo que tenga que ser, será”

ESCENARIOS

Por Francisco Blanco Calderón

Cantó Doris Day, símbolo del “American Way of Life”, de ese Hollywood bonito. Que será, será, canción de la película dirigida por Alfred Hitchcock. Que será, será, lo que le depara a AMLO y por consecuencia a México, con esta embestida de los corruptos que devoraron al país, lentamente, con gran efectividad, durante treinta y seis años, seis periodos sexenales, cuatro priistas, dos panistas y a Dios gracias ningún perredista. De la Madrid, Salinas, Zedillo, y Peña Nieto, junto a Fox y a Calderón, el ranchero, corrupto, que como loba romana amamantó a los hijos de Martita, para que le salpicara bendiciones financieras al matrimonio presidencial, con ganas de quedarse seis años más. O el Calderón, panista, hoy ex panista, autor de la guerra contra el narcotráfico, que fue su beneficiario directo (leer a Anabel Hernández), y ahora con su proyecto del México libre, ¿libre de qué? Calderón, creador de la policía federal, no sólo buscó reclutarlos a su proyecto, sino desestabilizar al nuevo gobierno, bajo su óptica de noche de parranda.

Qué será, será…Una película de misterio. Como el misterio del nuevo gobierno que arrasa contra todo el pasado de saqueo de la nación. “El futuro no es nuestro, lo que tenga que ser será”. ¿Será bueno?, ¿será próspero?, ¿resolverá la economía?, ¿devolverá dignidad social a la pobreza?, ¿facilitará el tránsito a la renovación?, ¿desaparecerá la violencia propiciada de sus antecesores?, ¿logrará recuperar la soberanía y dignidad nacional? Son las grandes interrogantes que nos hacemos los mexicanos y que se hacen al interior del gobierno del cambio, pero que provocan a la sociedad a través de los medios para engañar y manipular conciencias.

Ellos gritan por las renuncias al nuevo gobierno. Mientan madres por los cuatro idos, olvidan que con Vicente Fox hubo 18 cambios en su gabinete, en menos de cuatro años, de los que destacaron Calderón, Castañeda, Durazo y Leticia Navarro, entre muchos otros, por escándalo como Carlos Rojas, del “toallagate”, o los de Semarnat, Victor Lichtinger y Raúl Arriaga, que dieron permisos de importación de delfines. También desconocen las 22 renuncias y muertes en diversas áreas de su equipo de trabajo, en el periodo de Felipe Calderón, y sobre todo ignoran los cambios de gabinete de Benito Juárez: 25 cambios en Relaciones Exteriores; otros 25 en Gobernación, 29 titulares de Hacienda, 16 en Guerra y Marina; 13 en Fomento y al menos ocho en Justicia e Instrucción Pública. De Donald Trump, no se han dado cuenta de la salida del jefe de gabinete y del secretario de interior, la suma de despidos, renuncias y deserciones supera ampliamente la treintena. Acusaciones antiéticas, despidos bajo presión, renuncias y ascensos… de todo hay en la lista de la Casa Blanca que detenta la mayor rotación de personal en la historia de Estados Unidos, el último el secretario del trabajo, Alexander Acosta relacionado al escándalo del millonario Jeffrey Epstein, arrestado por dirigir red de trata de menores.

Los cambios son naturales, o no aguantan el ritmo, o no se ajustan a las nuevas condiciones, o añoran privilegios que se van. O por sus propias fechorías.  Antes se pedía licencia, por motivos de salud, hoy, en abierto por diferencias con el grupo de poder. Transición natural. El escándalo fue provocado con intereses mezquinos de los que perdieron. La renuncia de Carlos Urzúa no afectó a la Bolsa Mexicana de Valores y mantuvo estable al peso mexicano y aún más continuaron abriéndose ofertas de inversión del capital privado nacional e internacional. Urzúa, ya en la academia del Tec, mientras Arturo Herrera, su remplazo, ordena al SAT auditoría a Televisa, así de golpe.

LOS RICOS TAMBIÉN ROBAN

  1. Encontraron 1,300 millones de dólares en cocaína en un barco de la financiera JP Morgan: “Las autoridades estadounidenses incautaron en junio uno de los mayores cargamentos de cocaína en el país: más de 17 toneladas de cocaína con un valor de calle de alrededor de 1,300 millones de dólares. El barco, resultó ser propiedad de la financiera internacional JP Morgan”. (Newsweek México). La misma que “viste y calza”, la calificadora que expresó su decepción por el plan de rescate que el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador para sanear a Pemex.
  2. Caso Juan Collado: La Fiscalía General de la República, detuvo  por su probable responsabilidad en los delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita. A través de un comunicado, la dependencia dio a conocer que Juan Collado fue detenido en un restaurante de la Ciudad de México. Su despacho, Collado & Asociados, tenía la defensa de varios personajes famosos de la política como el dirigente del sindicato de Petróleos Mexicanos, Carlos Romero Deschamps. También llevó el caso de Alejandro Gutiérrez Gutiérrez, exsecretario general del PRI. Asimismo, figuran los procesos del panista Diego Fernández de Cevallos; de Raúl Salinas de Gortari; de Mario Villanueva Madrid, así como Carlos Ahumada. (Reforma). Incluidos Salinas, Fox, Calderón y Peña Nieto, ¡Mamma mia!.
  3. Fuertes empresarios en contra de la campaña de AMLO. La Sala Especializada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación determinó multar a los creadores de la serie “Populismo en América Latina”. Durante la sesión pública, los magistrados determinaron sancionar a cada uno, ya que se trató de una promoción con contenido político electoral en la etapa de campaña 2018. Morena denunció la ejecución de una estrategia publicitaria de la serie en diversos canales de televisión, abierta y restringida, como parte de una campaña en contra del entonces candidato, Andrés Manuel López Obrador, y que el mismo acusó que empresarios del Consejo Mexicano de Negocios que patrocinaron el documental.
  4. Ojo, ¡mucho ojo eh!, en tiempos de la yunicidad: “La Fiscalía General de la República (FGR) investiga por lavado de dinero una red de 23 empresas y personas físicas que desde México han provisto alimentos con sobreprecio al régimen de Nicolás Maduro en Venezuela. El 19 de junio de 2018, movimientos que datan del 2017, la Unidad presentó una denuncia y la SEIDO localizó en Veracruz mil 300 contenedores con 1.8 millones de despensas, mismas que se permitieron transportar a Venezuela, por tratarse de productos perecederos. En aquel momento, la autoridad bloqueó las cuentas de por lo menos 8 personas y empresas, sin resultado penal. Ojo Winckler. Sin embargo, ahora la Administración de Andrés López Obrador ha vuelto a retomar el caso y a ampliar la querella, porque detectó indicios de que las exportaciones continúan, aunque a través de otros intermediarios en Turquía y Hong Kong.” (Reforma).
  5. ¿Y apá?, los tres mil quinientos millones de pesos que los veracruzanos donamos, a través de Javier Duarte, a la campaña de Peña Nieto, mismos que fueron interceptados, en sopeo etílico, por la yunicidad, misma que ofertó a la presidencia, bajo amenaza de cimbrar a México y al mundo.