Justicia, no revancha

El Arte de Comer Sapos

Por VicMAN 

Y sin hacer gestos, quien siembra tormentas cosecha tempestades, hoy el gobierno de Donald Trump, está viviendo un momento que puede marcar un antes y un después en sembrar odio, racismo y desigualdad.

Los seres humanos debemos entender que nadie es mejor que nadie, que la circunstancia personal no nos hace mejores o peores, se puede ser privilegiado o no en la vida, pero esta condición es solo voluntad de Dios, ningún ser humano se puede decir mejor que otro, ya que aunque fuimos hechos a imagen y semejanza de Dios.   Nuestra naturaleza humana nos ha vuelto imperfectos: El egoísmo, la soberbia, la hipocresía y la falta de valores, como el amor, la solidaridad y el respeto no nos deja ir mas allá de nuestro entorno lo que nos hace indiferentes en nuestra vida cotidiana. 

Somos nosotros mismos quienes marcamos fronteras, territorios y destino a nuestras vidas, ya que no entendemos que nuestra esencia es la misma a la de un inglés, francés, hindú, chino, africano, latino o esquimal, la raza o el origen de tu nacimiento no te puede marcar, somos finalmente ciudadanos de este planeta.

Nadie ni nada nos puede quitar vivir en cualquier parte del mundo, esta es una voluntad únicamente individual y debemos ser sensibles a quien busca una oportunidad de vivir en este mundo con un principio básico, libre albedrio y respeto a tu entorno y su naturaleza en toda su expresión.

Con esta reflexión quiero compartir mi sentir sobre el acontecimiento tan lamentable de sacrificar 22 personas muertas y 26 hospitalizadas a consecuencia de un joven endemoniado y usado por el diablo para quitar vida y manchar de sangre su familia y su legado, todo porque los mexicanos apestamos a robo, narco, escoria y podredumbre según los ojos del Presidente Donald Trump, este fue el discurso que durante su campaña a la Casa Blanca hondeo con fuerza para ser el Presidente de Estados Unidos de América.

Un joven blanco de 21 años entró este sábado en una tienda Walmart de El Paso, cerca de la frontera de Estados Unidos con México, y comenzó a disparar contra la gente que estaba allí: decenas de familias y otras personas que habían acudido a comprar materiales para el nuevo curso escolar.

Al menos 22 personas murieron y otras 26, incluidos niños pequeños, resultaron heridas en el peor incidente con armas de fuego que se registra desde noviembre de 2017 en EE.UU.

 “Mi objetivo era matar tantos mexicanos como fuera posible”: así declaro Patrick Crusius, el “supremacista blanco” de 21 años sospechoso del tiroteo en El Paso.

Cómo es El Paso, la ciudad en el centro de la crisis migratoria de Trump donde tuvo lugar uno de los mayores tiroteos en la historia de EE.UU.

El sapo de esta semana, se lo servimos al Presidente Donald Trump, gracias a su odio racial y su bandera de parar a los inmigrantes latinos, sembró en un joven ese sentimiento de supremacía de raza blanca, odio a ciudadanos Mexicanos y México/Americanos  que viven en la frontera en Ciudad Juárez y el Paso Texas,  hoy el mundo vive una tragedia que aún no podemos imaginar, el que un joven de 21 años dispare y sienta orgullo de haber matado a diestra y siniestra a todo lo que se le cruzara en su camino, hoy la SRE de México, dicen que lo acusaran de terrorismo y que pretenden traerlo a México para ser juzgado, por un delito cometido en un país diferente al nuestro donde su Justicia y sus leyes son más efectivas que las nuestras, que se anda buscando Justicia o revancha.

Primero debemos ser más sensibles en nuestra actuación, el gobierno de México debe acompañar a las familias de las víctimas y garantizar que ese país se haga responsable de sus ciudadanos y que se haga justicia a todos los que fueron víctimas de este lamentable hecho tan violento e inexplicable, necesitamos que la Justicia actué sin sesgos porque de lo contrario entraríamos en un revancha innecesaria.

Presidente Trump ya basta de más tráfico de armas, hoy lo decía una artista famosa es más fácil comprar un arma que obtener una visa según las leyes de los Estados Unidos, paradójico cualquiera puede hacerse de un arma en ese país que comprar algún medicamento, triste realidad nos alcanza, vivir con un vecino, arrogante, duro y sin escrúpulos.

Comentarios y sugerencias vicmanaiii@gmail.com

Facebook Comments
Xalapa, Veracruz. Los comentarios expresados de LAS COLUMNAS son responsabilidad de los autores.