Un vómito que cambió la vida a Cuitláhuac García Jiménez

Entre lo utópico y lo  verdadero

Por Claudia Guerrero Martínez

 

Ante la grave situación que enfrenta Veracruz, por la censura,  acoso y campaña de desprestigio en contra de periodistas críticos, de los cuales me incluyo, perpetrado por un incompetente y desleal Gobierno  Estatal,  les quiero compartir un sueño que tuve la pasada noche. Y cualquier similitud, es mera coincidencia…Regreso a aquellas narraciones,  en las que informamos mediante sueños,  casi reales,  durante el Gobierno de Javier Duarte de Ochoa… No pierdan de vista,  los datos que  a continuación  daremos a conocer en nuestro sueño y agradezco a las y los inteligentes lectores por seguirnos.  Ustedes son mi mejor escudo de  protección…

La noche era cálida y las calenturas políticas también.  Me vi sentada en un sillón de piel negro. No reconocí el lugar,  hasta ver la foto de un  exgobernador colgada en la pared y empleados estatales que iban y venían con papeles,  mientras que a lo lejos, se escuchaba una voz  conocida, quien gritaba una y otra vez,  “Llamen al Procurador”… Entonces,  me di cuenta   estar en la oficina  de Fidel Herrera Beltrán…

Al acercarme, escuché una voz conocida, con acento costeño  y que daba órdenes  al Secretario de Seguridad Pública  y a los peritos de la entonces Procuraduría General del Estado para que recogieran un presunto cadáver. Todo era confusión y lo más extraño, era la madrugada de un domingo y ser atípico,  que el propio Gobernador estuviese en su oficina…

Y de ahí cambiaron los escenarios. De repente me veo parada en la esquina de una calle desierta, con el letrero  que decía: “Calle Chihuahua de la Colonia Progreso Macuiltepetl”. A lo lejos veía gente llorar.  Me acerqué  para saber qué pasaba.  Veo caras conocidas, pero más jóvenes.  Era Atanasio García Durán  y dos de sus hijos,  quienes hablaban con policías de Seguridad Pública y rendían las primeras declaraciones  de lo que más adelante, se diagnosticaba ser  un posible escándalo mediático, ya que Atanasio García era diputado local  del Congreso de Veracruz, durante el periodo 2004-2007, en la LX Legislatura y más adelante, se convertiría en Presidente de la Mesa Directiva, violentado la normatividad legislativa, por ser minoría… Y después de leer toda esta entrega, vamos a dar la razón del por qué lo nombraron…

Se cierra ese momento  y en el mismo sueño,  me traslado  a unos cuartos localizados en una vecindad. Éstos se rentaban para familias de escasos recursos y para estudiantes. Era un negocio de rentas  de la familia García Jiménez. En uno de ellos,  se percibía un fuerte olor a alcohol y vómito,  así como yacía un cuerpo inerte, del cual,  los peritos de la  Procuraduría  y elementos de la SSP de Veracruz realizaban certificación  y el protocolo de rigor,  al reportar  a una persona muerta. Hora del fallecimiento: 01.30 horas. En ese momento se escuchan llantos,  balbuceos  y hasta pasos en el piso de arriba… Pensé que sería una  larga noche…

Y nuevamente,  regresé al cómodo sillón de piel negro. Pero ahora,  me siento angustiada,  tensa y con miedo.  Volteo a mi derecha y veo en el recibidor del pasillo, al entonces diputado local por el PRD,  Atanasio  García y a otro de sus hijos: Cuitláhuac García Jiménez, quien tenía un mal aspecto, desaliñado, sin bañarse,  con evidente cruda y era regañado por su padre, mientras esperaban hablar con Fidel Herrera…

Pasaron dos horas y como era un sueño,  pude entrar a la oficina del Gobernador de Veracruz… Vi a Fidel hablando con el Secretario de Gobierno,  Reynaldo Escobar,  a quien lo instruyó para que se encargara de atender el asunto del entonces diputado local  del Congreso Local, Atanasio García Durán.  Callado,  Escobar Pérez escuchó las órdenes de entregar el cuerpo a los familiares, guardar el parte informativo  en una bóveda secreta e iniciar los trámites, para que el hijo de Atanasio, Cuitláhuac,  se fuera a Alemania, para cursar una estancia doctoral de un año  con beca y gastos pagados. Reynaldo,  se limitó  respondiendo: “Así será,  Señor Gobernador”…

Ya en su oficina,  Reynaldo Escobar cumplió con todo lo ordenado, así como informar a Atanasio y a Cuitláhuac García, de la salida del país de éste último, por órdenes del Gobernador, para luego, pactar hora y traslado del hijo de Atanasio al Aeropuerto Internacional  del entonces Distrito Federal y apurándolos para adelantar su huida del estado… Y ya a solas,   leyendo el parte policiaco y pericial,  Reynaldo se asombra al saber: “Mujer,  edad  según familiares 25 años, nombre Alejandra “X”, profesión estudiante.  Una persona de sexo masculino, reportó el fallecimiento de la mujer, en la calle de Chihuahua, en la Colonia Progreso Macuiltepetl,  por lo que elementos de la SSP  hicieron acto de presencia para certificar el fallecimiento de la víctima, dar parte a peritos y elementos ministeriales, así como al Ministerio Público para dar fe del fallecimiento de la víctima.  La causa de la muerte fue por bronco aspiración. Probable consumo de bebidas alcohólicas.  Fue reconocida por su hermano Eleazar Guerrero Pérez…

Y el sueño giró a otro escenario. Quizá la cena me estaba provocando pesadillas…Ahora me ubico en casa de Atanasio,  quien le hace una llamada por teléfono y le pide a Reynaldo Escobar ayudar a su hijo  para  salir del país,  por un posible escándalo en medios de comunicación. El Secretario de Gobierno,  un viejo lobo de  mar,  le dice que sí habrá apoyo,  pero antes, debe dar su palabra, que obedecerá todas las instrucciones  de Fidel Herrera, para cabildear y aprobar todas las Iniciativas enviadas por el Gobernador,  aun cuando  muchas de ellas eran ilegales.   Atanasio aceptó cada recomendación  y dos días después, Cuitláhuac García  estaba en Alemania,  en un curso de Estancia Doctoral. Y recordé en ese momento, cuando  le hice una entrevista a Cuitláhuac García en el 2018 y él reconoció que el famoso Doctorado del que presumía y se lee actualmente en su Currículum Vitae del Congreso Federal, con la liga: http://sil.gobernacion.gob.mx/Librerias/pp_PerfilLegislador.php?Referencia=9219556 era una mentira y que él nunca había cursado un Doctorado, sólo una estancia doctoral, la cual, nunca  terminó, en el 2004…

Y cuando quise  saber qué ocurriría después, el sueño me trasladó a un parque público, llamado Los Berros en Xalapa.  No hay personas,  solo un estanquillo de periódicos estatales,  en los que un día después de la tragedia, por la muerte de Alejandra, provocada por bronco aspiración,  ningún medio de comunicación publicó el suceso… El plan salió perfecto…

Decepcionada por no saber lo que pasó  durante el deceso de Alejandra,  alguien se sienta en la misma banca, donde una servidora esperaba.  Era un señor mayor,  quien me dijo: Cuitláhuac  salía con Alejandra a los bares,  pero esa noche, tomaron mucho alcohol y ella, se ahogó  con su propio vómito. Una tragedia familiar,  pues era su prima.  Y eso sirvió para fincar un compromiso para toda la vida, entre Cuitláhuac García y  Eleazar Guerrero Pérez… Desapareció el informe ministerial y de SSP.  Pero no el médico.  Se borró todo rastro y las familias pactaron decir haber sido un accidente la muerte de Alejandra. Que todo fue provocado por una malformación  congénita  y se acaba el problema.

El sueño me hace regresar a una enorme oficina y veo a Cuitláhuac  tomar licor y ser  la misma oficina donde despachaba Fidel Herrera Beltrán, pero de repente, suena el despertador, regresando a mi realidad. Un sueño con muchos exabruptos…

 

Dudas y comentarios: claudiaguerreromtz@gmail.com

Visite: www.periodicoveraz.com y www.claudiaguerrero.mx

Twitter: @cguerreromtz

Facebook Comments
Xalapa, Veracruz. Los comentarios expresados de LAS COLUMNAS son responsabilidad de los autores.