Fuchila, Guacala, CHU, CHU, CHU

Por: VicMan

Y sin hacer gestos, la Cuarta Transformación tendrá que asumir una actitud de gobierno firme y con idea o de lo contrario en la sociedad se generará una incertidumbre y la desconfianza que puede empezar a polarizar a la gente en general.

Y sin hacer gestos, la Cuarta Transformación tendrá que asumir una actitud de gobierno firme y con idea o de lo contrario en la sociedad se generará una incertidumbre y la desconfianza que puede empezar a polarizar a la gente en general.

Podemos suponer que el Movimiento de Renovación Nacional, se formó, actuó y consiguió muchas cosas con manifestaciones, plantones en avenidas y tomas de edificios, instalaciones, pozos petroleros así como las tribunas en las diferentes cámaras legislativas, pero recuerden el gobierno hoy es su responsabilidad.

El gobierno puede actuar a favor o en contra de alguien especifico, pero nunca puede olvidar que ellos son la autoridad y los responsables de la administración de la justicia, garantizando el orden y la paz de su ciudadanía, ya que cuentan con el instrumento legal para apaciguar o detener a todo ciudadano que rompa la armonía y la convivencia en base a todo comportamiento que salga del marco de legalidad y convivencia.

Difícil tarea ha resultado para el actual gobierno transformar a un país, ya que ahora cualquier manifestación se desinfla en la conferencia mañanera, donde el Presidente ha establecido una forma de comunicación convertido en pararrayos, que lo mismo califica a una bola de zánganos disfrazados de anarquistas, y los califica de conservadores con una simpleza que sorprende.

Vaya conservadores resultaron gente que sin piedad atentaron contra la cultura, incendiando a una librería tan emblemática como Gandhi, para la clase más liberar de este país, pero que de igual manera los conservadores ahí recopilaron la información para su acervo intelectual y académico, y que una librería no distingue su posición liberal o conservadora del conocimiento, lo cierto es que hoy estos inadaptados puedan ser acusados de conservadores.

La realidad de los hechos es que no vemos una ideología, una lucha, un criterio o una forma de ganar un espacio correcto, hoy simplemente vemos a jóvenes enfermos de protesta absurda y sin dirección, donde la autoridad simplemente no les hace, ni les dice nada, pero con la consigna presidencial que los acusaría con sus respectivas, madres, lo cierto es que con ese comportamiento podría ser que todos resultaran ser huérfanos o sacados del más perverso orfanatorio de este país.

Mientras el cuerpo de seguridad no puede actuar con consistencia en el cuerpo a cuerpo contra cualquier manifestación y ser reprendidos por la ciudadanía hasta el grado de sobajar su autoridad y pisotear la autoestima personal de cada miembro del Ejército, Marina o Guardia Nacional, todo porque nuestro flamante Presidente lo fusila con un ‘Fuchila’, ‘Guacala’. Con respeto a la investidura del Presidente de México, no comparto que así se pueda reprender la violencia.

Abrazos no balazos, ese fue una extraordinaria muleta para el debate presidencial, porque en los hechos, nadie abrazó a ningún anarquista sin que dé respuesta pudiera haber obtenido una patada, golpe o agresión de parte de estos huérfanos sin causa o al menos hasta hoy no percibimos alguna idea real de su protesta, por lo menos nadie conoce un pliego petitorio de tan efusiva manifestación.

El sapo para esta alzada de protestas sin pies ni cabeza son para nuestros ilustres desconocidos que se llevan el repudio y el desprecio social por sus inexistentes demandas para el gobierno, la sociedad y la raza en general, lo curioso del caso es que nada puede hacer el actual gobierno, ni puede reprimir a una turba que aprendió hacer estas manifestaciones a través de movimientos como lo que hoy es morena y sus filiales manifiestas que se pasaron de las tribus del PRD a su hoy flamante partido.

Pero vaya discurso de nuestro Presidente AMLO, que hasta la banda presidencial se le ha vuelto fifí, y ataca a la delincuencia con frases más efectivas que una carabina treinta-treinta o un mosquetero que uso la policía durante muchos años, ya que quedaron advertidos que el próximo “fúchila”, “guácala” que salga de las mañaneras serán peor que sentencias de muerte.

Ningún aliado de la Cuarta Transformación por muchos bienes que tenga en su haber o su pareja sentimental, deba de ser cuestionado por que con tremenda respuesta, en tiempos de Fox, Calderón o Peña hubiesen sido cesados ipso-facto porque la opinión publica simplemente no lo hubiese dejado pasar, por lo pronto como dijo nuestro flamante e ilustre Director de CFE el sistema se volvió a caer y yo como el tren maya, CHU, CHU, CHU, CHU, CHU.

Comentarios y sugerencias vicmanaiii@gmail.com

Facebook Comments
Xalapa, Veracruz. Los comentarios expresados de LAS COLUMNAS son responsabilidad de los autores.