Sabotean elecciones de Morena

Violencia externa

Ante la necedad de sabotear al gobierno, la oposición quiere reventar las elecciones internas del partido en el poder

Por Ángel Álvaro Peña

Desde que Morena ganó las elecciones vio como un grave peligro el hecho de que se introdujera en sus filas grupos de infiltrados de otros partidos que intentaran sabotear, desde adentro, al partido.

Es bien conocido el objetivo del PAN y del PRI en estos últimos meses para desgastar al poder.

Ambos partidos se han olvidado de reconstruir sus organismos y quieren desgastar al gobierno, como si dijeran que si no son ellos quienes gobiernan no será nadie más.

Pero el desgaste de las últimas elecciones fue tan grande que pareciera imposible la reconstrucción, de ahí que prefieran sabotear que refundar sus institutos políticos. Saben que la gente aprendió a conocer a los verdaderos candidatos y las metas de Morena son las de la mayoría de la población, de ahí que no se haya desgastado el capital político del Presidente de la República en casi un año de gobierno. Su popularidad está por arriba de los 60 puntos, condición que no ha podido lograr ni uno solo de sus antecesores.

Es por ello que la decisión sabia, desde la cúpula de Morena, fue cerrar las puertas a la afiliación, con lo que se frustraron muchos de los proyectos de la oposición que intentaba operar desde adentro para descarrilar al partido en el poder. No lo lograron.

Ante esta nueva frustración, la oposición ahora quiere desmembrar el proceso de elección interna de Morena.

Así sucedieron una tras otras las asambleas en Jalisco, Veracruz, Estado de México, etc.

En Ecatepec, que pareciera ser el último bastión del PRI, -por eso lo defienden hasta con el fraude evidente en tiempos de elecciones- la desesperación de los priistas arroja como resultado la violencia, con la intención de reventar la asamblea. Ahí pudo identificarse a David Parra, delegado del tricolor en el municipio, organizar un grupo de choque para que saboteara el lugar donde se llevaría a cabo la asamblea para elegir consejeros, precisamente en el lugar donde saldría electa Yeidckol Polevnsky como delegada, es por este tipo de situaciones que los medios, en complicidad con los nostálgicos del poder, quieren dar la apariencia de división al interior de Morena.

La unidad está por sobre cualquier elección interna, lo saben los militantes del partido en el poder, pero la insistencia de una oposición que no tiene otra alternativa que la violencia, insiste en determinar no sólo división sino extinción de la militancia en Morena.

Finalmente, con 211 votos a favor, Yeidckol Polevnsky resultó electa consejera nacional de Morena.

Ella señaló que su posición seguirá siendo hacer la revalidación del padrón de afiliados, así como lo establece el Instituto Nacional Electoral en su acuerdo 33.

Yeidckol Polevnsky, actualmente es Secretaria General en funciones de Presidenta, espacio que quedó libre al ir a campaña el actual Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, por ello aspira a continuar como dirigente nacional del partido Movimiento Regeneración Nacional, desde luego que no se trata de una reelección como algunos quieren hacer creer, sino de un cargo legitimado con el voto de la militancia.

Polevnsky señaló que debido a las irregularidades que existen en el padrón, en los congresos estatales y por los cientos de impugnaciones que enfrenta el proceso de elección; mantiene su postura y este debe ser cancelado.

Este domingo se realizaron 41 asambleas distritales de Morena en el Edomex para elegir congresistas y consejeros, tanto estatales, como nacionales. Sin embargo, fueron canceladas en 12 distritos, debido a que se registraron algunos enfrentamientos y por una supuesta infiltración de militantes del PRI.

En los municipios donde se registraron conflictos fueron Coacalco, Ecatepec, Nezahualcóyotl, Tultepec, Amecameca, Zumpango y la Paz, entre otros.

En Naucalpan, donde acudió a votar Polevnsky, se registró una manifestación de militantes de Morena, además de un retraso de cuatro horas; sin embargo, finalmente la Asamblea se realizó.

La madurez que alcanza el partido en el poder para no caer en provocaciones es resultado de varios años de lucha, soportando agresiones desde diferentes trincheras de la parte minoritaria de la población que son los conservadores que al ver perdidos sus privilegios, optan por desacreditar a quien les arrebató el poder por la vía de las urnas.

Hay militantes de Morena verdaderamente preocupados por la unidad de la militancia, que debe tener como guía la Cuarta Transformación, de ahí que denuncie el diputado federal por Veracruz, Marco Medina Pérez, intentos por falsear las convocatorias, incluso advierte sobre el peligro de que se quiera crear un padrón artificial, de tal manera que cuando el INE quiera comprobar su autenticidad no existan los militantes y tenga problemas Morena para mantener el registro.

Sin embargo, la lucha por posponer las elecciones internas es continua de parte de la mayoría de los morenistas que prefieren contar con un padrón depurado que correr el riesgo de ser saboteados ante una autoridad electoral que ya dio muestras de no ser imparcial y que tienen especial interés en descarrilar a Morena.

Los intentos por desestabilizar las elecciones internas de Morena han llegado al uso de armas de fuego para amedrentar a los asistentes quienes, confiados en la tranquilidad de sus entidades llevan a la familia para hacer de esa elección un evento familiar y que los menores entiendan que la participación política es el mejor camino para transformar la realidad en favor de todos los mexicanos, propósito que morena tiene muy claro y que en otros tiempos nunca se llevó a cabo.