¿Y acá? Apocalípticos y pestes (Tercera y última parte)

ESCENARIOS

Por Francisco Blanco Calderón

La democracia no es libertinaje, ni imposición y control de procesos electorales, ni mucho menos manipuleo y compra de conciencias. Democracia es un sistema político que defiende la soberanía del pueblo y el derecho del pueblo a elegir y controlar a sus gobernantes. En la actualidad, se entiende que la democracia es un sistema que permite organizar a un conjunto de individuos en el cual el poder no radica en una sola persona, sino que se distribuye entre todos los ciudadanos, por lo tanto, las decisiones se toman según la opinión de la mayoría.

Paralelamente, en México se han dado gritos rabiosos de una oposición enardecida, la que reclama por el asilo político a Evo Morales como un hecho infructuoso del gobierno federal. “Evo despertando el furor de marchistas, provocando cercar a las ciudades de alimentos y medicinas. Evo, que vivirá a expensas del erario con 186 mil pesos mensuales que aportó cada legislador de Morena. Evo, dicen posee una millonaria mansión en Bolivia y varias en Europa. Evo, con cuentas voluminosas en bancos extranjeros. Evo, departiendo con El Chapo y Pablo Escobar”. Noticias falsas difundidas en medios locales, regionales e internacionales. Medios que ignoran, borran, evaden las protestas sociales de indígenas, de las decenas de muertos y los cientos y miles de heridos. Brutal represión a marchistas desarmados, cargando sus féretros, exigiendo justicia. Los medios de acá en absoluto silencio. Reforma, El Universal, Financiero y Milenio, cómplices de una oposición apocalíptica.

El golpe de estado en Bolivia, las movilizaciones masivas en Colombia y Chile, la represión silenciosa en Ecuador, ante las transformaciones en México y Argentina, nos da muestra de que cuando el pueblo protesta o recurre a la movilización social o al sufragio razonado. Contrastes en Latinoamérica que reflejan que lo posible y deseable siempre llega, por las buenas o por las malas.

Los siete jinetes del apocalipsis que se han identificado en la oposición descompuesta y putrefacta, Carlos Salinas de Gortari, Vicente Fox, Felipe Calderón, Enrique Peña Nieto, Claudio X González hijo, Gustavo de Hoyos, Marko Cortés. Arrastrando bajo sus espaldas grandes pestes que los impulsan: Los medios de comunicación con sus conductores y analistas políticos, la alta jerarquía eclesiástica, los dirigentes campesinos, el sistema putrefacto de justicia y los legisladores del PRIANRD.

Ellos gritan y sus voces se multiplican mediáticamente, sus ecos resuenan en sermones dominicales, vociferan de todo lo que sucede aquí, pero evaden críticas a los sucesos externos y principalmente provocados por ellos mismos. Se oponen al recién aprobado decreto de la revocación de mandato y lo enlazan con visos reeleccionistas sin fundamento. Criticaron los trece años y medio de Evo al frente del gobierno en Bolivia. Oposición que cierra los ojos a Colombia, Chile, Ecuador, para lanzar vituperios a Venezuela, como lo hace la OEA, CNN y la Univisión de Jorge Ramos. La mierda está ahí.

LOS APOCALÍPTICOS

Uno: Carlos Salinas de Gortari.

El más malo de los malos, quién abrió puertas a los malosos e inicia el proceso de privatización y desapareciendo productos de su venta. Todo se puede decir sobre lo que hace en abierto y a oscuras.

Dos: Vicente Fox.

  • Propietario de dos petroleras, socio y empleado de Exxon y Schell.
  • Permitió el saqueo de Oceanografía para sus entenados, además de entregarles miles de viviendas del Infonavit a precios irrisorios.
  • Inicia la entrega de cientos de miles de hectáreas a empresas mineras del país y de Canadá.
  • Autor de “a la mierda la cuarta transformación”.
  • Llorón consuetudinario de su pensión esfumada por la 4T, pero beneficiario de los más 700 mil millones de dólares del boom petrolero, cuando subió el precio de barril a más de 100 dólares.
  • Soltó al Chapo en Puente Grande, Jalisco; con un mordisco de veinte millones de dólares.
  • Iniciador de la represión en Atenco para expropiar terrenos productivos de ejidatarios y comuneros en el lago de Texcoco, para arrancar el proyecto del nuevo aeropuerto internacional de México.

Tres: Felipe Calderón

  • Coautor de la desaparición de la millonada de dólares por el incremento del precio del barril de petróleo en el mercado internacional, y se adjudicó los más de 205 millones de dólares del chino Ye Gon.
  • Beneficiario directo del fraude cibernético del 0.56%, “haiga sido, como haiga sido”, del 2006.
  • La deuda pública en su sexenio creció a más de 4 billones de pesos.
  • Su batalla frontal contra el narco dio como resultado más de ciento cincuenta mil muertos. Guerra inducida y financiada por el cártel de Sinaloa en contra de sus competidores en diversas entidades.
  • Pervirtió a la Policía Federal junto a García Luna y a altos mandos del Ejército mexicano, que hoy se oponen a la Cuarta Transformación.
  • Entregó más de un millón de hectáreas a mineras de los grupos Peñoles y México, curiosamente propietarias de Bailleres y Larrea.
  • Con sus aportes logran subir, con favor del INE, los registros del México Libre a más de doscientas mil firmas, pese a los vacíos evidentes de registro ciudadanos en parques y asambleas.
  • Frecuente admirador de las dos margaritas, el coctel y su mujer.

Cuatro: Enrique Peña Nieto.

  • La deuda pública creció más de seis billones, uno por año en su periodo.
  • Continuó la guerra contra el narcotráfico, logrando rebasar otros cien mil muertos, en respuesta al apoyo financiero del Chapo a su campaña política por la presidencia.
  • Expropia tierras productivas a granel para la construcción del NAICM y abre opciones extraordinarias de inversión a sus socios, amigos y familiares en terrenos aledaños para el desarrollo comercial e inmobiliario, además les promete cientos de hectáreas donde se asienta en actual AICM.
  • Devalúa el peso, aumenta la deuda, incrementa la pobreza.
  • Destruye sistemas de salud y educación públicos.
  • Entrega todos los recursos nacionales.
  • Manejo corrupto en la Casa Blanca, Fideicomisos, empresas fantasma, medios de comunicación y treinta de sus principales voceros.

Cinco: Claudio X González, ambos padre e hijo.

  • Manipularon la Reforma Educativa para la privatización de la educación pública.
  • Manejaron medios, compraron conciencias de analistas. Ojo, Denisse Dresser.
  • Vociferaron contra la corrupción que ellos procesaron.
  • Insultaron a la 4T, al ser ellos sus victimarios principales.
  • Falsean información, manipulan conciencias, compran mentes podridas del pasado para evitar el cambio.

Seis: Gustavo de Hoyos, de Coparmex; y su clon, Gilberto Lozano.

  • Releccionista por excelencia que se opone a la nada posible reelección del actual gobierno.
  • Detractores por excelencia.
  • Destructores de los logros construidos ya en un año.
  • Gritones de mierda por la imposibilidad de regresar al pasado y no aceptar el devenir.

Siete: Marko Cortes. Dirigente del PAN.

  • El porrismo opositor, con origen fascista por sus degradantes coqueteos nazis.
  • Este dirigente abraza todas las opciones mediáticas, por medios formales o redes sociales.
  • Financia “anarquistas” encapuchados para el vandalismo más vil.
  • Acude a la OEA a lloriquear.
  • Se abraza de la Televisa moribunda, suelta “lana” a voceros con pasado faccioso.
  • El Marko que aspira a convertirse en el mexican Guaidó o, de perdis, ser el Camacho del Litio mexicano. Sin biblia bajo el brazo, pero con la complicidad de algunos jerarcas, ignora lo que sucede en el continente.
  • Es de derecha torcida, mañosa y manipuladora.
  • Pertinaz ideólogo de la miseria humana.
  • Es un ente que obedece patrones externos para lograr los beneficios idos.

PESTES LEGISLATIVAS, JUSTICIERAS Y RELIGIOSAS

Las pestes apocalípticas se centran en los medios, la religión (no la fe), los empresarios codiciosos y los dirigentes sindicales enriquecidos por empobrecer a sus gremios. Ellos representan las nuevas pestes del siglo XXI en el México moderno. Pestes que se apañan de los favores recibidos y hoy negados, que movilizan huestes de empobrecidos gremiales gracias a grandes favores recibidos. Pestes que son expulsadas en los caños de la ignominia para sobrevivir a un sistema que ya se fue.

Jueces, magistrados, legisladores, jerarcas religiosos, conductores y analistas mediáticos, empresarios acostumbrados a no pagar impuestos y recibir regalías institucionales. A ellos se les culpa de ser oposición al México que se construye, en contra de la razón y a la historia. Oponentes, de clases del poder que nacieron con Salinas y han seguido hasta Peña Nieto. 36 años de pobreza, endeudamiento, saqueo de recursos, apropiamiento de todo. Los vástagos de la traición.

RECOMENDACIÓN SEMANAL

Documental “En nombre de la libertad”, Canal 6 de Julio. Ver completo en YouTube.

John Ackerman. Compilador: El Cambio Democrático en México. Siglo XXI Editores. 2019.

Enrique Leff. ECOLOGIA POLITICA, de la deconstrucción del capital a la territorialización de la vida. Siglo XXI Editores. 2019.

Facebook Comments