La rara investidura de la ministra Ríos-Farjat con todo el apoyo

TELÉFONO ROJO

Por: José Ureña 

  • Convocó a representantes de todos los partidos y del gobierno
  • El desgobierno del Cuau y ¿qué hubiera pasado con opositores?

Por carecer de antecedentes es noticia.

Margarita Ríos-Farjat fue investida ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) con todo el apoyo del Estado. 

No estuvo el titular del Poder Ejecutivo, pero sí varios miembros del gabinete, coordinadores parlamentarios y representantes empresariales. 

¿Por qué?

Primero hablemos de un dato. 

Ella es expresión del apoyo otorgado por Alfonso Romo, el jefe de la Oficina de la Presidencia de la República. 

Contra ella competían Ana Laura Magaloni, mujer de largo currículum académico y muchos méritos, y Diana Alvarez, subsecretaria de Gobernación.

Ríos-Farjat fue muy bien arropada desde el Senado de la República, donde la operación de Ricardo Monreal le dio 94 votos. 

Una cifra altísima porque se esperaba mayor competencia, pero se distanció de las otras dos candidatas: Magaloni tuvo 25 y Alvarez apenas dos. 

Como lo dijimos aquí a inicios de noviembre, resultarían inútiles la suma de respaldos de organismos de abogados, académicos y constitucionalistas a Magaloni. 

DIÁLOGO CON TODOS LOS SENADORES 

No fue gratuito el respaldo del Senado. 

Hizo una operación de hormiga con los 128 legisladores de Paseo de la Reforma pero, sobre todo, con los coordinadores parlamentarios.

No dejó a nadie fuera. 

Apoyada por lobistas, habló con Ricardo Monreal, obvio, quien le garantizó la mayoría de los senadores del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

Siguió con Mauricio Kuri, de Acción Nacional (PAN), y Miguel Angel Osorio Chong, del Partido de la Revolución Democrática (PRD). 

No fueron ajenos tampoco Dante Delgado, de Movimiento Ciudadano (MC), Miguel Mancera, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), y Manuel Velasco, del Partido Verde Ecologista de México (PVEM). 

Mientras tanto, otra operación surgía desde la Plaza de la Constitución. 

Refieren senadores el respaldo dado por la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, a Ana Laura Magaloni. 

Interés entendido porque ambas tienen trayectoria en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), amén de amistad objetivos académicos. 

Esta gran labor de convencimiento explicaría, dicen los informantes, por qué juntó en la Sala de Plenos a legisladores de todos los partidos y funcionarios de gobierno.

Y EL DESGOBIERNO DEL CUAUHTÉMOC 

1.- Lo sucedido ayer en Anenecuilco tiene varias lecturas. 

Sin duda sí hay molestia por varias cosas en la tierra de Emiliano Zapata y en especial por exponer al Caudillo del Sur afeminado y con zapatillas. 

Un afrenta para los herederos del revolucionario y para quienes honran su legado y todavía sueñan con ser labradores de su propia tierra. 

Pero también es expresión de otro fenómeno no atendido: el mal gobierno del ex americanista Cuauhtémoc Blanco.

No tiene oficio político, carece de control del estado, no sabe organizar actos, no cuida protocolos para actos presidenciales… 

Nada pues, cero gobierno. 

Y 2.- derivado de lo anterior: 

¿Qué pasaría con esos abucheos y protestas en un estado donde el gobernador no sea de Morena?

Ya estarían todas las tribus vocingleras de ese partido con la pira lista para asesinar al culpable con armas peores a las usadas por Donald Trump contra Qassem Soleimani.