Ignorancia mata la Cumbre Tajín

ALMA GRANDE

Por Ángel Álvaro Peña

Algunos medios y unos pocos comunicadores todavía no aprenden del presente, ante la confusión que les provoca los cambios en materia de subsidio a los medios confunden partido y gobierno. Estas entidades eran lo mismo en los regímenes anteriores, nadie dijo nada. A todos les parecía normal, tal vez por ello les cueste tanto trabajo ahora encontrar la diferencia que, a simple vista, es demasiado obvia.

No se trata de miopía sino de una costumbre que tiene las posibilidades de convertirse en hábito o, lo que es peor, en un vicio de interpretación de la realidad.

Dentro de esta confusión que se explica, pero no se justifica, está la responsabilidad de algunos funcionarios públicos, militantes de Morena, que fueron agraciados con el voto del pueblo y que ahora su incapacidad los señala como torpes, mentirosos o corruptos.

Este problema que sin ser generalizado tiene personajes claramente identificados, sobre todo en Veracruz, hace que la conducta irresponsable de algunos se le atribuya al partido y no a la persona.

Así, los medios están acostumbrados a generalizar, porque tuvieron como antecedente a un partido político como el PRI, donde la corrupción lo mismo identificaba a uno que a otro de sus funcionarios en el poder. Desde el presidente de la República hasta el agente de tránsito estaban implicados en una recolecta ilegal de dinero que subía por todos los niveles de gobierno.

De esta manera, podemos ver ahora que en el gobierno del estado de Veracruz, la manera de “trabajar” del gobernador puede afectar el partido al que pertenece. Casos son muchos, pero pareciera que la ineficacia en la que más incurre el gobierno de Cuitláhuac García Jiménez está ubicada en los pagos a los empleados que ellos mismos contrataron.

Hay quienes aseguran que la incapacidad del gobierno del estado es tanta que el cerebro no les alcanza ni para robar, de tal suerte que mantienen en bancarrota las finanzas de la entidad, a pesar del impulso otorgado desde el gobierno federal y el apoyo de los bancos que han tratado de darle oxígeno a las finanzas veracruzanas.

La gota que derramó el vaso fue la carencia de pago en la organización de uno de los eventos culturales más importantes del país como es la Cumbre Tajín. Un evento con repercusiones que traspasaban nuestras fronteras, ahora se convirtió en un simple festival de las madres en una escuela preprimaria.

Lo que sucede es que el desconocimiento total de la cultura y el menosprecio por las tradiciones mexicanas y de los pueblos originarios, señalan a esa camada de improvisados que acompañan a Cuitláhuac García como ignorantes y de corta inteligencia.

El arte y la cultura definitivamente no son temas que pueda manejar ninguno de los funcionarios públicos de la actual administración estatal, de ahí que sea necesario ponerles un alto desde todas las instancias antes de que acaben con lo poco que le queda a Veracruz, con un positivo impacto mundial.

La Cumbre Tajín es un evento sin par en la cultura del planeta, iniciado por el escritor, intelectual y actor veracruzano Gastón Melo, durante el gobierno de Miguel Alemán Velasco. En este impulso a la cultura de la región y al nivel de calidad de los artistas participantes se impulsó el turismo en los municipios colindantes como Poza Rica, Tuxpan, Tihuatlán, Papantla, Gutiérrez Zamora, Tecolutla, Nautla, y Costa Esmeralda que es una joya de la naturaleza del país.

Ahora, los hoteleros, restauranteros y prestadores de servicios están preocupados por la manera en que se lleva a cabo un festival cultural sin el sustento de la inteligencia y el conocimiento, la cual podría mermar considerablemente sus beneficios económicos.

La organizadora del evento es directamente la secretaria de Turismo, Xóchitl Arbesú Lago, quien despidió a la persona que realizaba con éxito la Cumbre Tajín, Salomón Bazbaz, quien después de 20 años de presentar un evento digno de ese espacio fue despedido por cuestiones inexplicables y que sólo pueden encontrarse en la ignorancia de esta mujer a quien el puesto le quedó muy grande.

Desde que encabeza el turismo Arbesú Lago, los trabajos que realizaron los artistas y creadores en la Cumbre Tajín 2019 no han sido remunerados, por lo que ahora echaron mano de grupos de poca calidad y menos nivel. Pero como la salsa es el fuerte del gobernador y la secretaria de Turismo, lo demás no importa, lo trascendente en este caso pareciera ser satisfacer los gustos populacheros de Cuitláhuac García, en lugar de darle cultura a la población estatal, nacional e internacional. Pero claro, no hay suficiente sensibilidad ni preparación para entender lo que es arte, cultura, tradición, expresión auténtica de los pueblos originarios, etc.

Aquí son dos problemas que Morena debió evaluar antes de colocar al frente del gobierno del estado de Veracruz a un ingeniero sin sensibilidad y poco ilustrado, porque ni la cultura ni el pago puntual parecen ser asunto que le interese.

La Cumbre Tajín está destinada a desaparecer si continúa el criterio de los novatos oportunistas que consideran que saben todo cuando en realidad nada saben. La evidencia de su ignorancia tiene pruebas fehacientes a lo largo de más de 13 meses que han estado en el poder y todo está peor. Aquí el problema es que las intenciones de Morena como partido político se ven desgastadas por la falta de inteligencia de unos cuantos de sus militantes que debieran tener en la ilustración y la academia mayor empeño y mejor memoria.

Ya no son tiempos de votar por el menos peor sino por el mejor, pero con estos ejemplos, los votantes encuentran sólo un cúmulo de errores que los llevan inevitablemente a la abstención o al regreso al pasado. PEGA Y CORRE. – La decadencia del PAN ocurre en todo el país, pero en Veracruz esta ruptura, que puede arrojar una división a nivel nacional, es muy evidente. Resulta que Joaquín Guzmán Avilés, líder estatal de ese partido, reconoció que los integrantes de la fracción disidente en el Congreso local no reúnen los requisitos de ley para ser postulados como candidatos en el proceso electoral 2021. Además, señaló que será la dirigencia nacional la que determine si serán expulsados del partido, luego de que determinaron formar otro grupo legislativo. El PAN, se desmorona… Esta columna se publica los lunes, miércoles y viernes.

 

 

angelalvarop@hotmail.com