7 gobernadores exigen a la federación echar atrás el freno a las renovables

Gobernadores de oposición firmaron un manifiesto para presionar a la Secretaría de Energía (SENER) a que no frene los proyectos de energías renovables.

El 15 de mayo, la Secretaría de Energía publicó el acuerdo para la Política de Confiabilidad, Seguridad, Continuidad y Calidad en el Sistema Eléctrico Nacional, con el que se otorga más poder a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y limita el ingreso de plantas solares y eólicas y que ha abierto otro frente legal al gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

El 19 de mayo, Alfonso Morcos Flores, director general del CENACE, defendió la decisión ante senadores de la República y dijo que sólo se publicó para asegurar la confiabilidad del sistema de transmisión y distribución de electricidad durante la crisis derivada de la crisis por COVID-19 .

Siete gobernadores del país se unieron este viernes para hacer un llamado y frenar la decisión: Francisco García Cabeza de Vaca (Tamaulipas), Miguel Ángel Riquelme (Coahuila), Jaime Rodríguez Calderón (Nuevo León), José Rosas Aispuro (Durango), Silvano Aureoles (Michoacán), José Ignacio Peralta (Colima) y Enrique Alfaro (Jalisco).

“Solicitamos al Gobierno Federal cancelar definitivamente el Acuerdo publicado por la CENACE y avalado por el Gobierno Federal. Si el Gobierno Federal detecta alguna irregularidad en los contratos de generación de energías renovables, que lo investigue y se sancione a los responsables”, se lee en su posicionamiento.

Ambiente sano

Los gobernadores expresaron a través de la carta que los ciudadanos de sus estados tienen derecho a disfrutar de un medio ambiente sano y un desarrollo económico sostenible con energías limpias.

“Este tipo de acciones lastiman la confianza de los inversionistas nacionales y extranjeros. El brutal impacto de la pandemia de COVID-19 en la economía mexicana nos exige como gobernantes fortalecer la confianza de quienes invierten y crean empleos, estas nuevas regulaciones impactan negativamente la confianza de inversionistas más allá del sector energético”, agregaron.

De hecho, afirmaron que lo publicado el 15 de mayo va en contra de compromisos internacionales como el Acuerdo de París, firmado por México y otros 194 países; también contradice la Alianza de los Gobernadores Mexicanos por el Clima, compromiso que signamos apenas el pasado mes de febrero.

Mandatarios como Donald Trump, decidieron salirse del acuerdo de Paris por no convenir a su industria nacional.

La 4T contra las energías limpias

El 28 de marzo pasado, en una de sus giras por Baja California, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que los generadores de energía eólica “afectan” el paisaje de La Rumorosa.

“Los ‘ventiladores’ son muestra de la insensibilidad política de gobernantes anteriores, dijo el presidente. Miren cómo afecta el paisaje natural, ¡cómo se atrevieron a dar permiso para instalar esos ventiladores!”, comentó en un video que compartió ese día en sus redes sociales.

El 10 de octubre de 2019, durante su comparecencia ante diputados, el director de la CFE, Manuel Bartlett, fue tajante en decir que las energías renovables no son la solución.

“Las energías limpias no son una solución. Ese es otro tema, no son una solución. España tiene una crisis brutal en materia de electricidad por la energía renovable”, señaló.

En el encuentro advirtió que España consideró que se debía de poner “orden” en los permisos de acceso de nuevas instalaciones.

“Sobre todo ante un aluvión de proyectos de renovables que se están produciendo, muchos de los cuales no tienen un proyecto industrial real atrás, sino otros fines, lo cual constituye riesgo”, señaló el titular de la CFE.

 

 

 

 

Con información de Expansión Política