BIENVENIDA LA CONTAMINACIÓN

Por: César A. Vázquez Lince

BINIZA: La transformación del INEGI a la CISEN, ¿fue un anzuelazo?, siguen tentando donde pueden pisar y donde no.

Desde preescolar, a los niños se les empieza a enseñar conceptos de ecología, y el como afecta la contaminación al medio ambiente y los invita a cuidar su entorno. Sin embargo para el Roció Nahle y régimen de la 4T las cosas son muy diferentes.

En los últimos días,  Roció Nahle, que ha empezado a ser equiparada con José Andrés de Oteyz, inicio un intenso cabildeo para que Centro Nacional de Control de Energía (CENACE) publicara un acuerdo donde, asume totalmente el control del Sistema Eléctrico Nacional (SEN) y frena las inversiones en energías limpias o renovables.

La excusa, que “las centrales eléctricas eólicas y fotovoltaicas afectan a la confiabilidad del sistema”, sin mayores argumentos.

Entonces la Sener pidió que ese acuerdo se publicará en carácter de urgente en el Diario Oficial de la Federación (DOF), sin pasar por la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (Conamer), como correspondía en este caso.

Ahora quedará limitada la emisión de permisos para plantas eólicas o solares y prohíbe la construcción de proyectos en lugares con poca capacidad de transmisión, además de imponer una serie de pruebas a las centrales renovables.

Como consecuencia apenas unos días más tarde, César Hernández debió presentar su renuncia a la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria. Un despido por no alinearse con Nahle, en los hechos y por haber protestado públicamente que el acuerdo no paso por la Conamer, mostrando la ilegalidad del mismo.

Por ese mismo motivo, la iniciativa privada ve este documento como un duro golpe para las inversiones en energía renovable porque restringe la entrada en operación de plantas privadas, pues el gobierno decidirá cuáles son las centrales más confiables para despachar primero la electricidad, congestión de la red o incluso la distancia que hay entre cada central, en lugar de considerar cuál es la energía más barata para despacharse.

Esta es la segunda vez que la sector público y privado se enfrentan, la primera vez fue por la renegociación de contratos de gasoductos y la emisión de Certificados de Energía Limpia (CELs).

Pero esta polémica generó otras esquirlas: desde Canadá llego un documento dirigido a la secretaria de Energía, Rocío Nahle, expusieron que las acciones y estrategias de la Política de Confiabilidad, Seguridad, Continuidad y Calidad pondrán en riesgo las operaciones de proyectos canadienses, además de poner en duda la continuidad e inversión de los mismos.

Por parte, los embajadores de la Unión Europea, solicitaron una reunión con la titular de la Secretaría de Energía para llegar a acuerdos entorno a las energías limpias y el cambio de la regulación de los certificados. sin embargo, que no han obtenido respuesta.

Están en riesgo 44 proyectos de generación de energía limpia en 18 estados de la República. Las inversiones que peligran, alcanza un monto de 6,400 millones de dólares.

Como por si no fueran suficientes los casos el Aeropuerto de Texcoco y de la Cervecera Constellation Brands, ahora se elimina la posibilidad de instalar plantas de energía limpia que resultan más baratas y sin impacto al medio ambiente, comprometiendo a México en los acuerdos internacionales.

¿Entonces a que esta jugando Roció Nahle?

Tras el fracaso de las negociaciones entre los países miembros de la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo), negándose a reducir la producción de barriles de Pemex. Vino la caída del precio del crudo.

Y por eso quiere la 4T que CFE pague los 128 mil barriles diarios de combustóleo que Pemex produjo en marzo, pero no puede exportar porque nadie los quiere comprar.

Y resulta que  López Obrador y su equipo energético consideran a la reforma energética del priista Enrique Peña Nieto como un debilitamiento de la empresa estatal que dirige Manuel Bartlett. 

Ya que la industria de energías renovables ha incrementado la generación limpia y barata gracias a las subastas eléctricas realizadas en el sexenio anterior.

Como medida para revertir la situación, e l gobierno fijó un límite a la generación eléctrica privada no mayor a 46% y el restante estará en manos de CFE al final de su sexenio.

Las empresas del sector energético ya interpusieron un recurso legal por las nuevas políticas eléctricas interpuestas por la 4T, la CFE y la Sener ya se alistan también con su defensa ante tribunales, informó este jueves el presidente López Obrador.

De entrada les digo, el Gobierno de México perder la batalla legal, y terminara pagando una cuantiosa indemnización como fue con el caso del gasoducto de TransCanada e IEnova, que se les termino pagando mucho mas de lo que costaría mantener el contrato.

¿En que nos afecta directamente a los ciudadanos?

Una de las graves y directas afectaciones sobre la población mexicana es el desplazamiento de la generación limpia de electricidad para regresarnos al carbón y el combustóleo, altamente contaminantes.

Es decir los mexicanos estaremos forzados a aspirar partículas contaminantes asociadas con enfermedades respiratorias. 

Y la comprar energía más cara, mientras fuera del país se vuelve más barata.

Los mexicanos que no tendrán los beneficios de 44 proyectos de generación de energía limpia en 18 estados.