Predicar con el mal ejemplo

“Tus actos siempre hablan más alto y más claro que tus palabras”

-Stephen Covey

Por Mónica Camarena Crespo

Mentir y predicar con un muy mal ejemplo ha sido la constante actitud del presidente Andrés Manuel López Obrador ante la pandemia del coronavirus.

En la semana donde se registra el mayor número de defunciones y contagios en México, el mandatario insiste en que el 1 de junio acaba el programa de “Sana Distancia” y hasta anuncia su primer gira de trabajo a otros estados, por cierto, zonas de los más altos índices de propagación del coronavirus.

Aunque podría tratarse de un muy mal chiste, para el presidente ya es hora de empezar a moverse públicamente, de tener mayor contacto con la gente, como sí la situación no fuera de emergencia sanitaria.

Ello podría arrastrar a muchos más, los que por cierto, se han resistido a quedarse en casa; la irresponsabilidad e ignorancia ha ocasionado mayores contagios, el control de la movilidad ha sido casi imposible, ahora se añade, el muy mal ejemplo presidencial de salir y continuar con su eterna campaña.

El país se le va de las manos a pesar de la muy lamentable frase que la pandemia “le había caído como anillo al dedo”.

Lo que le urge al presidente es no soltar a los beneficiarios de sus programas sociales, al electorado con miras al proceso del 2021 y reiterar, que lo más importante para el y su gobierno, es materializar las obras insignia, como el cuestionable Tren de Maya y la Refinería de Dos Bocas, en el muy infectado Tabasco.

Cierra la gira en el estado de Veracruz, otra entidad con números alarmantes de contagios y muertes y de hecho, visitará Coatzacoalcos, el municipio más afectado por la pandemia.

El mensaje que dará cuando retome sus giras de trabajo será el peor, que todo está bien y que sí se puede salir.

El periódico El País, publico una nota al respecto ayer miércoles 27 de mayo que titulo “López Obrador retomará las giras por México sin que la pandemia haya perdido intensidad”.

Pareciera que busca pasar de largo, que hoy en día, México es uno de los 10 países donde la pandemia ha cobrado más vidas, son ya más de 8 mil.

Que la estrategia en México detonó negativamente este desastre epidemiológico mundial, acá no se hicieron las pruebas necesarias para evitar esta mortal propagación.

Pero lo del presidente, son las giras, los contagiados, los mal atendidos, los mal diagnosticados, los miles de muertos, eso no le impedirá, predicar con el mal ejemplo y seguir en campaña.

 

 

@monicamarena