Presionan a trabajadores de Salud para no denunciar precarias condiciones laborales

Los trabajadores de la Secretaría de Salud son obligados a firmar un acuerdo para no dar declaraciones las precarias condiciones en las que tienen que combatir la pandemia de coronavirus COVID-19 en Veracruz.

Los diputados locales panistas Juan Manuel de Unánue Abascal y Bingen Rementería Molina, aseguraron que los trabajadores son presionados para evitar que hablen y que por ello a pesar de que siguen sin las herramientas de protección básicas para laborar, han disminuido las manifestaciones.

Rementería Molina advirtió que incluso son obligados a renunciar a la ayuda que le brindan algunos diputados de oposición, como la que él hizo, por lo cual se dijo dispuesto a brindar ayuda legal a los trabajadores a fin de que se puedan presentar amparos para exigir que las autoridades otorguen el equipo de protección.

“No es una campaña, como lo han querido llamar, son hechos reales y vigentes, es sabido por todos que el Gobierno del estado y la Secretaría de Salud no ha generado condiciones de protección para sus colaboradores ni sus familias; tenemos conocimiento de que en hospitales los les hacen firmar que no pueden hacer declaraciones sobre las condiciones en que trabajan y me lo informan personas con los que estoy en comunicación“.

Insistió en que hasta ahora no se ha entregado el material suficiente para protegerlos y a ello se añade que en las clínicas externas más del 50 por ciento de los trabajadores son temporales o eventuales y eso significa que ni siquiera tienen seguridad social.

“Si faltan no se les paga el día, aunque se sientan mal; no tienen seguridad social a pesar de que por ley tendría que ser así, por eso un médico debe ir a trabajar aunque se sienta mal porque debe alimentar a su familia pero ni siquiera tiene seguro para atenderse, es una aberración del Gobierno federal y del estado“.

Rementería Molina señaló que antes estos trabajadores tenían acceso a los servicios del Seguro Popular, pero con la extinción de este mecanismo, los dejaron en el desamparo.

“No puede ser que una personas que está dando la vida para mantener a la gente con salud, esté viviendo en condiciones deplorables“.

Por ello, demandó la comparecencia del secretario de Salud, Roberto Ramos Alor, en el Congreso local a fin de que explique por qué no ha entregado lo necesario para que se atienda a pandemia.

Por su parte, el diputado Juan Manuel de Unánue Abascal cuestionó en qué se han usado los 15 mil millones de pesos que se presupuestaron para la Secretaría de Salud durante este año.

“Más de mil millones de pesos deben ser destinados para atender contingencias y nos comentan de viva voz que a los trabajadores no les llega nada de material, en cambio han sido presionados para no comunicar la carencia de material“.

Agregó que por el contrario, personal de la dependencia ha señalado que el secretario Roberto Ramos Alor ni siquiera se presenta a trabajar.

“Tenemos reportes de que ni siquiera se aparece, no le interesa absolutamente nada, ni siquiera respondió al oficio que enviamos y tampoco contestó por escrito; no le interesa absolutamente nada, no respondió al oficio que enviamos y tampoco contestó por escrito“.

Por ello demandó que se conteste a su propuesta de otorgar un bono de dos meses de sueldo retroactivo a marzo para empleados de Salud y se dé de manera inmediata el equipo de protección.

“Es un llamado enérgico para que las exigencias sean tomadas en cuenta y se realicen acciones en beneficio de la salud de los ciudadanos y los trabajadores de la Secretaría de Salud“.

 

 

 

 

Con información y foto de AVC/Perla Sandoval