No es aborto, son derechos negados

PARQUE JUÁREZ

Por Mónica Camarena Crespo

La maternidad debe ser una decisión absolutamente personal, el eterno debate en torno al derecho a abortar debe privilegiar la salud pública más que el linchamiento social.

Ayer nuevamente se decidió por sobre las mujeres, cuando cuatro ministros de la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación votaron en contra del proyecto que obligaba al Congreso de Veracruz a reformar su Código Penal en favor de los derechos reproductivos de las mujeres.

Lo que se proponía es que el Congreso de Veracruz modificara los artículos 149, 150 y 154 del Código Penal del estado para despenalizar el aborto hasta las 12 semanas de gestación, incluir la causal de riesgo para la salud de la mujer y eliminar el plazo de 90 días para la interrupción en casos de violación.

Pero fueron solo cuatro, sí, solo cuatro personas las que decidieron por millones de voces a favor del aborto legal, lo que implica el derecho de la mujer a decidir.

Mención aparte merece el proyecto del ministro Juan Luis González Alcántara Carrancá, en el que se planteaba que la actual legislación de Veracruz es omisa, discriminatoria y violatoria a los derechos reproductivos de las mujeres; sin embargo, no fue suficiente para cuatro ministros.

DIPUTADOS LOCALES DE VERACRUZ

No se pueden desligar varios diputadas y diputados del Congreso local que hacen como que trabajan, pero regularmente andan en la grilla para saltar a un nuevo cargo.

Le quedan a deber a Veracruz los que se han negado a no criminalizar a las mujeres, quedarán registrados en la negra historia del estado por su doble moral y nulo sentido común.

La única buena noticia es que el asunto se turnará de nuevo a otro ministro o ministra de la Corte, quien deberá elaborar un nuevo proyecto, porque en el Congreso de Veracruz muy pocos atan, la mayoría solo desata.

@monicamarena

 

 

 

 

 

Foto: Plano informativo