La “Marea Amarilla” y la próxima derrota de los “miserables”

• PRI, PAN, MORENA y PVEM vivirán la noche triste
• Partidos infestados de personajes indeseables

Por Ángel Álvaro Peña

En Tuxpan se ha desatado la grilla política y ya podemos ver en la pasarela a todo tipo de personajes que sueñan y tienen la obsesión de ser presidentes municipales, no por querer servir al pueblo, sino para salir de pobres en tan solo 3 años. Sin embargo, el pueblo ya maduró, castigará a los malos políticos y dará su respaldo a la persona de bien.

Resulta indignante y a veces cómico ver cómo en los diferentes partidos políticos se están apuntando aspirantes que son considerados indeseables, corruptos, traidores e inmorales, tanto por su pasado, como por su presente. A estos los están llamando “Los Miserables”.

En este municipio los políticos del PVEM, PAN, PRI y Morena deben aprender del Partido de la Revolución Democrática (PRD), que se convirtió en ejemplo nacional al elegir de manera democrática y transparente a su dirigente estatal a Sergio Cadena Martínez, y como parte de esta sinergia están apoyando candidaturas verdaderamente ciudadanas y con causa social.

El PRD cambió desde adentro, renovó todos sus liderazgos, sus estructuras y hoy, sangre joven corre por sus venas, inyectándole un entusiasmo que está contagiando a todos. Eso es lo que espera la sociedad de un partido: gente honesta, joven, con energía para impulsar un cambio que beneficie a todos.

El Sol Azteca está en un resurgimiento al que ya se le llama la “Marea amarilla”, porque cada día más personas se suman y participan. Este partido ha entendido que es momento de los jóvenes y de las mujeres, por ello en Tuxpan avanzan con certeza bajo el liderazgo de Adela Morales Méndez, quien es una líder natural, identificada con las causas nobles y la justicia social.

Por otro lado, hay políticos y partidos que no aprenden, como el PRI, donde hasta el exalcalde Juan Ramón Gánem ya se apuntó como futuro candidato a la presidencia municipal, al igual que Edmundo Cristóbal, quien junto con su familia por décadas acaparó cargos públicos bajo el amparo de una organización campesina (CCI) que siempre estuvo al servicio del PRI-Gobierno.

Juan Ramón Gánem Vargas.

Otro que también está agazapado esperando brincarle a la candidatura del PRI es Miguel Ángel Elizalde Martínez, quien es muy cercano a Héctor Yunes, pero su gran pecado es que en la pasada elección apoyó al PAN y a él se le debe la presencia del Coque Muñiz, en la toma de protesta de Toño Aguilar Mancha.

Miguel Ángel Elizalde.

El diputado federal de Morena, Marco Antonio Medina Pérez, es otro de los que sienten que Dios les habla y que será el elegido. El único problema es que en Tuxpan los ciudadanos ya no se dejan sorprender por falsos Mesías, por fanáticos y menos por “amigos” del presidente. Aquí no ganó Morena, ni con el empuje de López Obrador.

Dip. Marco Antonio Medina Pérez.

En el PAN habrá un choque de trenes, sobre todo porque los Mancha no quieren soltar el poder y los cargos públicos.

Últimamente se ha visto muy activo a Pepe Mancha, exdirigente del PAN, y a su esposa, la diputada local Montserrat Ortega, aunque esta última iría por la presidencia municipal. La pregunta es: ¿Joaquín Guzmán Avilés lo va a permitir?

En el PAN las cosas están tan mal, que incluso se menciona que podrían echar mano de un candidato externo y es ahí donde surgen los nombres de Tavo Greer y Everardo Gustín. En el caso de Tavo es muy difícil que vuelva a obtener los votos de su última participación, porque son condiciones diferentes.

Óscar Octavio Greer Becerra. (Tavo Greer)

Everardo Gustin no faltará en la elección del 2021, aunque sea de manera independiente, porque es de los pocos que puede darse el lujo de participar cuantas veces quiera, sin importar que nunca gane.

Everardo Gustin.

Por el Partido Verde ha surgido la trilogía Esteban Salas, Beto Silva y Juan Cano, pero, desafortunadamente para ellos este partido que lleva el sello de Fidel Herrera apenas obtendrá votos suficientes para mantener su registro. Pero a los “dueños” del partido solo les importa ganar algunas posiciones plurinominales en el Congreso de la Unión.

Alberto Silva Ramos.

En el PT se podría ver a José Manuel Pozos padre o hijo, pero este partido está tan desprestigiado como la reputación del flamante legislador, porque tan pronto llegó al Congreso de Veracruz se sintió morenista y se olvidó del Partido del Trabajo. Hoy, Pozos está como la India María, no sabe si es de aquí o de allá.

Dip. José Manuel Pozos Castro

Hay otros que andan movidos, pero la verdad no vale la pena ni mencionarlos, porque no llegarán, se quedarán a medio camino.

 

 

Con información de Políticos al Desnudo