VERACRUZ: CEMENTERIO DE MUJERES

Por Christopher Rodríguez Jácome

De la mano de Hugo Gutiérrez Maldonado y Cuitláhuac García Jiménez, Veracruz es segundo lugar nacional en feminicidios.

De acuerdo con información del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, tan sólo en los últimos 9 meses existen 2 mil 497 denuncias por delitos contra mujeres en la entidad, de los cuales se abrieron 58 carpetas de investigación por feminicidio, 62 carpetas más se abrieron por el delito de homicidio doloso en contra de mujeres veracruzanas, otras 95 están etiquetadas como homicidio culposo en contra de mujeres.

Pese a estas cifras tan alarmantes, hasta el día de hoy no existe en la entidad ninguna estrategia específica para combatir o prevenir esta clase de delitos, no existe voluntad por parte de las autoridades ni siquiera para impulsar campañas de concientización, eso sí, las calles plagadas de propaganda partidista color guinda, pero ni un solo cártel sobre algo referente a este tema.

El secretario de Seguridad Pública durmiendo en sus laureles, él es bueno para sacarse fotos revisando carros, cuando su trabajo es generar estrategias y no andar posando disfrazado de Robocop, para eso tiene más de 8 mil policías a su cargo. Su chamba es decirles qué hacer, cómo hacerlo y planificar estrategias efectivas en la prevención y combate al delito.

¿De qué le sirve a Veracruz un exjudicial que solo piensa en salir en la foto? Lo que necesitamos es un estratega, una persona capacitada en alta dirección y no un intento de Mario Almada que se ande paseando por el estado con su convoy de 80 guardaespaldas y pistola en cinto, mientras día con día es más la sangre que baña nuestra tierra a manos de la delincuencia, hágame usted el rechingado favor, ni el jefe Gorgory es tan inútil y mezquino.

Aparte de las muertes reportadas por el SESNSP también exponen mil 452 casos de lesiones dolosas cometidas hacia mujeres. Así mismo, 318 por lesiones culposas. A lo que se suman 17 por el delito de secuestro contra mujeres y otras 187 de extorsión.

El gobernador Cuitláhuac García Jiménez, desde el inicio de su mandato, solo ha venido repitiendo un discurso que los veracruzanos conocemos muy bien, el mismo de Fidel, el mismo de Duarte, el mismo de Yunes: “en Veracruz no pasa nada”.

A decir del Gobernador vivimos en una burbuja donde nada sale mal, aunque los números digan otra cosa, sin olvidar que cada uno de esos números es una vida, una persona, una mujer, una mujer secuestrada, una mujer golpeada, una mujer abusada, una mujer muerta, cosa poco importante para Cuitláhuac, ya que con cada discurso y en cada reunión de seguridad nos demuestra que para él no existen ni como números, mucho menos como seres humanos.

Y mientras el secretario de Seguridad Pública juega a Camelia la Tejana, la banda del carro rojo y la Suburban dorada; y el Gobernador del estado baila cada sabadaba coreografías de Shakira -Bruta, ciega, sordomuda, Torpe, traste y testaruda-, Veracruz se convierte poco a poco en el cementerio de mujeres más grande del país.

Este es el cambio tan anunciado en Veracruz, la transformación, la bendición.

¡Que poca vergüenza!

 

 

Dudas y comentarios

crimrodriguez@hotmail.com