Ajustan a 49 cifra de muertos en penal de Topo Chico

El Jefe de la Oficina Ejecutiva del Gobernador de Nuevo León, Miguel Bernardo Treviño de Hoyos, ajustó a 49 el número de  muertos, cinco de ellos calcinados, por el motín esta madrugada en el penal de Topo Chico en Monterrey.

El episodio violento es el peor registrado en cuanto al número de internos muertos en un penal del país.

Un medio millar de presos en el penal del Topo Chico se amotinó  en las afueras de la penitenciaria y lanzaron pedradas para en empujones abrir el portón principal para que fueran escuchados a través de un cordón de seguridad implementado por elementos de Fuerza Civil.

En horas de  la mañana, el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, dijo que el problema inició cerca de la medianoche y aunque se manejó que hubo una fuga esto no sucedió, las autoridades montaron un cerco y no hubo fuga y a la 1:30 de la mañana todo quedó controlado.

El penal, ubicado al poniente de Monterrey, se encuentra rodeado de comercios y casas habitación, y de acuerdo con vecinos se escucharon detonaciones y además de una columna de humo las llamas fueron visibles desde el exterior del inmueble, ubicado en una zona popular

Topo Chico se convirtió en un infierno.
Topo Chico se convirtió en un infierno.