“El Filósofo de Güemez” se presenta mañana en Tuxpan, Veracruz con su conferencia: DATE PERMISO DE SER FELIZ.

Mañana miércoles a las 17:00 hrs. se presentará Ramón Durón Ruíz “El Filósofo de Güemez” con su conferencia: Date permiso de ser feliz, en el auditorio de usos múltiples de la ciudad de Tuxpan, Veracruz.

La entrada es totalmente gratuita, no te lo pierdas.

 

ANTES DE AUTO DIAGNOSTICARTE CON DEPRESIÓN…
Por: Ramón Durón Ruíz “EL FILÓSOFO DE GÜÉMEZ”

“Un pirata se encuentra en la cantina y charlando con el cantinero cuenta sus aventuras por los siete mares. El cantinero pregunta al pirata:
— ¿Por qué tiene una pierna de palo, un garfio en la mano y un parche en el ojo?
— Estábamos atacando un barco mercante –dice el pirata– y una bala de cañón me arrancó la pierna.
— ¿Y el garfio en la mano?
— En otra ocasión asaltábamos un barco y mientras luchaba espada contra espada, de un tajo un enemigo me cortó la mano.
— ¡Increíble! –dijo el cantinero– ¿Y en el ojo… qué te paso?
— En uno de los viajes, una paloma que iba pasando me cagó en el ojo.
— ¡Ah chinga! –incrédulo dice el cantinero– ¿Perdiste el ojo por la caca de una paloma?
— ¡Noooo!… se me olvido que era mi primer día con el garfio”
Hay algo que a ti querido lector no se te puede olvidar: “Que DIOS no te hizo en serie… te hizo en serio” para que seas feliz, para que hagas de tu hogar, el pedacito de cielo que te toca crear, para que disfrutes el aquí y el ahora y vivas en armonía, con paz interior, con regocijante alegría.
No pierdas tu tiempo ni en llorar el pasado, ni en sufrir por el mañana, mucho menos en envidiar o criticar, es una manera tonta de romper tu armonía con el universo. Vive tus horas, vive tus minutos, con tal pasión, con tal energía, que hagas de tu vida una obra maestra, en la que dejes pintado tu semblante en la faena.
Te invito a que HOY viajes ligero de equipaje, deshazte de la basura emocional, cuanto menos pienses en ellos, mejor, quitarás peso a los problemas, lanza al aire tus alegrías, disfruta la vida, quien vive con alegría atrae a su alma paz interior, prosperidad, abundancia de bienes y de dones.
Nada ni nadie puede proveerte de alegría, es un bien Divino que brota de tu trinidad, es altamente contagiosa, tiene la magia de transformarte en un nuevo ser, al que se le cumplen sus sueños, trae consigo la eterna juventud del corazón.
Cuando compartes la alegría, se multiplica en tu vida, llega a ti un haz de luz que te hace diferente, hace que tu espacio sea el cielo en la Tierra, entiendes que donde hay alegría, no puede existir el odio, la tristeza, ni el dolor.
La alegría que nace del bien, es sana; la que nace del mal, es efímera y enferma. Los años me han enseñado que el secreto de la alegría es que la sientas tuya, la platiques, la vivas, la disfrutes, porque es para ti.
Cuando descansas alimentado por la sana alegría, te llega la luz del entendimiento, comprendes que nada en el mundo es ajeno, tienes la virtud de contactarte con tu Maestro Interior, entonces escuchas los mensajes que antes pasaban desapercibidos. Y frente a la tristeza y la soledad, ejerces el poder terapéutico de la alegría.
La alegría te recuerda que la sanidad viene de adentro, es un estado interior que te enseña que cuando aspiras a algo, te inspiras en todo, reconoces que hay una inteligencia superior que está a tu disposición, sólo requieres invocarla, al hacerlo los resultados te sorprenderán.
La alegría hace que mantengas el diálogo contigo mismo; vincula tu ser a pensamientos positivos; eliminas las dudas y si hay enfermedad te perdonas, y pides perdón a tu cuerpo porque inconscientemente lo has lastimado al no darte tiempo para conectarte con él.
Tu vibrato original es la alegría, no la soledad ni el miedo, ni el odio, ni la tristeza, HOY fluye con el río de la vida, se cómo el agua que llega a los mares, nada la detiene, nada la estanca, eres un ser que encuentra tu identidad, que se inspira sabiendo que la vida es como el Sol “Cuando la tarde languidece, cae, pero con el nuevo día, se levanta con más resplandor”, llenando tu espacio de la luz y la alegría que te enseñan a creer en el ser más espectacular del universo…TU MISMO.
Reconoce que la alegría es un ejercicio y una reafirmación que nace de un alma enamorada de la vida, que logra tu autorrealización, magnetizando positivamente tu ser, ayudándote a superar dolores y temores, que te impulsa a ir más allá de tu ego, para que te sientas envuelto en la abundancia, la bondad, la seguridad, el amor y el sentido del humor.
La alegría elimina toxinas, genera químicos que fortalecen tu sistema inmunológico, oxigena tu cuerpo, es un medicamento natural contra el desánimo y la depresión, no en balde el humor del mexicano afirma:
“Antes de auto diagnosticarte con depresión, asegúrate de… ¡NO ESTAR RODEADO DE PENDEJOS!”1
1-William Gibson