PRIMER NOMINADO POR LA DERROTA DEL PRI: ARTURO ZAMORA JIMÉNEZ

Por: Jorge Evia Ramírez.

Todo dirigente nacional del Co­mité Ejecutivo Nacional del Partido Revolucionario Insti­tucional, requiere tener como brazos operativos de su ges­tión las dos secretarías claves para ga­nar elecciones: la de Organización y la de Acción Electoral. No obstante, a Man­lio Fabio Beltrones Rivera le fueron am­putados ambos brazos en la operación político electoral del Revolucionario Institucional desde antes de su llegada, toda vez que el Presidente Enrique Peña Nieto dio instrucciones que los titulares de Organización y Acción Electoral, fue­ran Baltazar Hinojosa Ochoa y Arturo Zamora Jiménez respectivamente (22 de abril de 2015).

A pesar de que en los comicios federales de 2012 ambos personajes habían sido señalados por sus presuntos vínculos con el crimen organizado, fueron lla­mados a escena para las elecciones del 7 de junio de 2015 y después con un papel protagónico en las elecciones del 5 de ju­nio de 2016: el primero como Candidato del PRI a la gubernatura de Tamaulipas y el segundo como responsable electoral del PRI en los 14 estados.

Al negro historial de Arturo Zamora Ji­ménez, ahora hay que sumarle su par­ticipación en la más severa crisis elec­toral de la historia del Revolucionario Institucional y a la más estrepitosa de­rrota sufrida por el PRI en unos comi­cios concurrentes.

Cuando la hipocresía comienza a ser de muy mala calidad, es hora de comenzar a decir la verdad y el Senador Arturo Zamora Jiménez dice que: “hay que en­tender el mensaje y mantener el rum­bo”, motivo por el cual vamos a tratar de ayudar al Secretario de Acción Electoral a descifrar diez motivos o razones por las cuales debe de renunciar a su cargo partidista.

1.- De acuerdo al Plan Nacional de Elec­ciones del Partido Revolucionario Insti­tucional, dicho Instituto Político proyec­taba obtener el 57% de los votos totales en los 14 procesos que se llevaron a cabo el domingo 5 de junio. LA META NO FUE ALCANZADA.

2.- De acuerdo con el plan elaborado por el Senador Arturo Zamora Jiménez, titu­lar de la Secretaría de Acción Electoral del CEN del PRI, el objetivo primario era ganar 13 gubernaturas, 239 distritos lo­cales y 965 ayuntamientos. LOS RESUL­TADOS, ESTÁN A LA VISTA DE TODOS.

3.- Según los cálculos de la Secretaría de Acción Electoral y de su titular Artu­ro Zamora Jiménez, la meta proyectada para este año (2016) era de 8.8 millones de votos, que equivaldrían al 57% de los sufragios que fueron emitidos en las ur­nas el domingo 5 de junio, según datos extraídos del plan electoral del Sena­dor. SE PERDIERON POR PRIMERA VEZ LOS ESTADOS DE VERACRUZ, TAMAU­LIPAS, DURANGO Y QUINTANA ROO. SE REPITIÓ DERROTA EN PUEBLA Y SE CEDIERON NUEVAMENTE AL PAN LAS GUBERNATURAS DE AGUSCALIENTES Y CHIHUAHUA.

4.- Uno de los principales mensajes que el electorado envió al Partido Revolucio­nario Institucional, fue el hartazgo de la corrupción político empresarial que han afectado al propio Presidente de la República Enrique Peña Nieto. El 18 de abril de 2016, en el Portal de Mexican Ti­mes se denuncia una red de corrupción donde altos funcionarios del Partido extorsionan mediante cuotas a sus pro­pios operadores políticos.

El Senador Arturo Zamora Jiménez, se limita a publicar un boletín de prensa mediante el cual trata de minimizar la denuncia de corrupción dentro de la propia Secretaría de Acción Electo­ral, en el sentido de que desde agosto de 2015, se eliminó la figura de enlaces electorales mediante un acuerdo entre Manlio Fabio Beltrones Rivera y el Se­cretario de Acción Electoral.

5.- La decisión de eliminar la figura de los “enlaces electorales”, supuestamen­te porque el nuevo marco legal y la di­námica de las campañas hacen innece­saria la misma, por lo que nadie puede ostentarse como tal a nombre del parti­do. EN LAS SIETE ELECCIONES DE GO­BERNADOR DONDE PERDIÓ EL PRI, LA SIMULACIÓN DE ESTRUCTURAS TANTO DE REPRESENTACIÓN COMO DE MO­VILIZACIÓN, SE HIZO PRESENTE CON LA OMISIÓN O LA COMPLICIDAD DE LA DIRIGENCIA NACIONAL DEL PRI AL NO AUDITARLAS.

6.- Las declaraciones desafortunadas del Senador Arturo Zamora Jiménez, en el sentido de prescindir de los enlaces electorales, ya que las reformas en ma­teria electoral, entre otras la Ley General de Partidos Políticos, plantean una nueva dinámica de comunicación de candida­tos con las organizaciones, estructuras y militancia partidista por medio de redes sociales y las nuevas tecnologías, lo que hace innecesaria esta figura al interior del PRI. LOS RESULTADOS ELECTORALES PARA EL PRI, FUERON DESASTROZOS Y HASTA EN LAS REDES SOCIALES, EL RE­VOLUCIONARIO INSTITUCIONAL PERDIÓ A TAL GRADO QUE LA ESTRATEGIA DISE­ÑADA E IMPLEMENTADA DESDE ACCIÓN ELECTORAL, FUE CALIFICADA EN LOS PI­NOS COMO “CARA Y PENDEJA”.

7.- Al cierre de las casillas el 5 de junio, la Secretaría de Acción Electoral del CEN del PRI colapsó: jamás hubo información fi­dedigna sobre los resultados electorales, función que habitualmente era realizada por los enlaces electorales el día de la jor­nada electoral.

Por primera vez, el CEN del PRI se basó para salir a cantar victorias en base a las encuestas de salida e información pro­porcionada por los medios de comunica­ción, quienes aseguraban para el PRI 10 gubernaturas para el PRI, dejando como saldo final 5.

8.- La carencia de una operación político electoral por parte del Comité Ejecutivo Nacional del PRI en lo general y de ma­nera particular, a través de la Secretaría de Acción Electoral; la cual ya fue motivo de un análisis crítico elaborado por la Ofi­cina de los Pinos ordenada por Enrique Peña Nieto.

9.- El fracaso del sistema denominado ZA­FIRO para recabar los datos de la jornada electoral en las 14 entidades federativas que concurrieron a la elección del 5 de ju­nio, por parte de la Secretaría de Acción Electoral. Nunca en la historia del PRI y su área de elecciones, había existido crisis y evidencias de falta de un operador nato al frente de una elección como Secretario del CEN del PRI, aún y en los doce años que el Revolucionario Institucional fue oposición..

En todo partido político, el primer requi­sito que debe ser tomado en cuenta para la designación del responsable electoral, es que sea un estratega cuya principal característica, sea la de saber qué hacer cuando no hay nada para hacer y Arturo Zamora Jiménez es la hora en que no sabe qué hacer ni acaba de entender el mensa­je del 5 de junio en las urnas.

10.- LO DICHO POR MANLIO FABIO BEL­TRONES RIVERA AL PRI Y QUE JAMÁS ESCUCHÓ ARTURO ZAMORA JIMÉNEZ.- Hemos dispuesto lo necesario para que primero pensemos para qué queremos ganar y después con quién queremos ga­nar.

Primero comunicarnos con los mexica­nos para decirles exactamente qué es lo que estamos dispuestos a hacer y el com­promiso que hemos asumido y después los candidatos.

Por último, basta recordarle al Senador Arturo Zamora Jiménez que no hay ma­yor mentira que la verdad mal entendida y que por respeto a los millones de mili­tantes del Partido Revolucionario Institu­cional, el Secretario de Acción Electoral del Comité Ejecutivo Nacional debe de re­nunciar a su cargo por dignidad y asumir las consecuencias de sus omisiones, de su falta de capacidad y talento al frente del área electoral del PRI y por haber dejado a más de 680 enlaces electorales del PRI a la deriva, siendo contratados decenas de ellos por la oposición en al menos cinco estados de los siete donde el Revoluciona­rio Institucional obtuvo derrotas.