TURISMO ENTRE EL DESPILFARRO Y LA MISERIA.

VISION Y EVOLUCIÓN.

TURISMO ENTRE EL DESPILFARRO Y LA MISERIA.

JULIO ALONSO IGLESIAS.

 

El Diccionario de la Real Academia De La Lengua Española, define la palabra despilfarrar como: Consumir el caudal en gastos desarreglados. Gastar profusamente en alguna ocasión.

 

Los próximos años serán para los mexicanos un periodo de apretarse el cinturón hasta casi partirlos en dos. Cortesía de un gobierno inepto a nivel federal y reforzado por la ratería de gobiernos estatales y el perfil de ignorancia de funcionarios municipales. Para el año próximo, la cifra propuesta por el Ejecutivo para el renglón destinado al turismo, es de tres mil 497 millones, esto es, 150 millones de pesos menos, lo que implica una reducción adicional de poco más de cuatro por ciento.

 

El turismo ha sido simple y llanamente el discurso de los funcionarios federales en los gobiernos panistas y priistas, un ejemplo lo tenemos con Felipe Calderón, que a la mitad de su administración, trató de desaparecer la Secretaría de Turismo; con un presupuesto para 2017  ajustado en más de 30% respecto de 2015, la Secretaría de Turismo, que conduce Enrique de la Madrid, estará limitada a convertirse en una entidad de planeación de la política turística nacional.

El más reciente caso de aberraciones, es el convenio por un lapso mínimo de siete años y con la posibilidad de extenderse de acuerdo al éxito del montaje. para la realización del espectáculo Luzia, a cargo del Circo du Soleil, para promover la imagen de México ¿¿??, por encargo de la Secretaría de Turismo, mediante el Consejo de Promoción Turística de inspirado en la “riqueza cultural de México”, mediante un pago de 47.7 millones de dólares.

 

Pero no es la única aberración de los que han dirigido la CPTM, también están los proyectos bandera como la Fórmula 1, 50 Best y NFL, que solo han beneficiado a unos cuantos. Lo que habla de la corta visión y trabajo de los que dirigen el futuro turístico de México.

La CPTM, es una cueva de Ali baba y los cuarenta ladrones, ya que se comete despilfarros con la mano en la cintura y descaradamente autorizados, tal como se aprecia en la cuenta pública del 2015, que registró un sobre ejercicio del 609.4%, gran parte de esto por viáticos y gastos de representación. Destacan en el derroche sus oficinas en el extranjero, atendidas por funcionarios junior e hijos de políticos que no contribuyen al desarrollo turístico, pero si a gastar los recursos del erario público.

 

A nivel estatal, salvo contadas excepciones, por lo general estas dependencias se mueven a capricho del gobernador en turno y de su funcionario titular de esta cartera.

 

Organizan viajes de prensa, sin una planeación y menos seguimiento de resultados, pasean los funcionarios a sus familiares, abundan las direcciones y gerencias para colocar vividores y familiares. Las acciones federales en materia de turismo, se las atribuyen como logros estatales, y hasta saquean los fideicomisos de impuesto al hospedaje como es el caso de Veracruz, en fin la lista es interminable…

 

Una vez más queda demostrado con la SECTUR federal y sus enanitos estatales, que el enemigo del pueblo mexicano está en casa.

La reflexión es suya, hasta la próxima.