FMI reduce pronóstico de crecimiento de México para 2016 y 2017

El Fondo Monetario Internacional (FMI) recortó su pronóstico del crecimiento económico de México en 2016 de 2.5 a 2.1 por ciento

 

Este martes, el Fondo Monetario Internacional (FMI) bajó su previsión del crecimiento económico de México en 2016 de 2.5 a 2.1 por ciento, reveló en un informe anual.

En el reporte, el organismo estimó que la economía del país crecerá a una tasa similar en el próximo año, y advirtió sobre la presencia de “riesgos significativos”, entre los que destaca el auge de políticas proteccionistas en el entorno mundial.

En el informe Artículo IV del FMI en México, el equipo liderado por Dora Iakova señala que el estimado de crecimiento en 2016 está impulsado por el consumo interno, así como por el aumento de las remesas y mejores condiciones del mercado laboral.

Con esto, se espera que se compensen los efectos de la debilidad de la actividad industrial en Estados Unidos, la cual provoca una menor demanda de las exportaciones manufactureras de México, junto con una inversión desacelerada en maquinaria y equipo.

Asimismo, el FMI estima que para el año 2017, la economía mexicana crezca en 2.2 por ciento, una una baja marginal de 0.01 por ciento, gracias al fortalecimiento de la demanda externa.

“Advertimos sobre riesgos significativos que prevalecen para estos pronósticos, hacemos énfasis en el incremento de políticas proteccionistas en el entorno global, pero también a México le afecta la volatilidad de los mercados financieros por los reacomodos que sufren los flujos de capitales entre los mercados emergentes y como un riesgo menos probable pero que no se debe descartar, está una nueva caída en los precios del petróleo”, explicó Dora Iakova.

Respecto a la posibilidad de hacer pronósticos más aserticos sobre las políticas que Donald Trump podría implementar una vez que se convierta en presidente de Estados Unidos, Robert Rennhack, titular del Departamento del Hemisferio Oeste del FMI, explicó que “son pocos los elementos ciertos hasta ahora y hacer pronósticos es difícil”.

“Tal vez haya mayor claridad a inicio del próximo año para que en abril, cuando hagamos la actualización de expectativas, probablemente se incorporen elementos a nuestros pronósticos”, añadió.

Con información de El Financiero