Trump hundiría a México con diez por ciento de sus amenazas

TELÉFONO ROJO

Por José Ureña

  • Donald Trump, Enrique Peña y el profundo hoyo para México
  • México apuesta a los convenios para frenar las deportaciones
  • Revolución en medios de comunicación y telecomunicaciones

 

En busca de información, la pregunta es obvia a Ernesto Cordero.

-¿Cuál será el efecto Donald Trump en números reales?

El senador, ex secretario de Desarrollo Social y quien como de Hacienda y Crédito Público enfrentó la crisis de 2008, no duda: 

-Con que cumpla diez por ciento de sus amenazas, afectaría severamente a la economía mexicana. 

-¿A ese grado? 

-Imagina –ilustra el ex coordinador de la fracción del Partido Acción Nacional (PAN) en el Senado de la República-, si deporta mexicanos por millones o aunque sólo fuera una parte de los once millones en esas condiciones. 

Sus datos coinciden con otros expertos, sobre todo investigadores Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE), ex embajadores y ex cónsules en ciudades estadounidenses. 

 A sus reflexiones: 

México necesita 1.2 millones de empleos anuales para frenar el crecimiento de la desocupación y, digamos, tres o seis millones se agregarían al déficit acumulado más del año en curso. 

O el gravamen a las exportaciones mexicanas. 

O la suspensión del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). 

O impuestos especiales a las remesas mexicanas, estimadas entre 24 y 26 mil millones de dólares y sostén, fíjese usted de millones de hogares de las regiones marginadas… 

Medio México se vería afectado con esta decisión. 

 

LA APUESTA DE MÉXICO A LOS CONVENIOS 

 

La apuesta mexicana contra las deportaciones tiene como sustento un convenio bilateral. 

De acuerdo a éste, recuerda el ex cónsul en El Paso y Detroit, Antonio Meza Estrada, la remisión de mexicanos residentes en Estados Unidos no puede ser manera automática. 

Se necesitan varios pasos. 

No basta su detención por falta de documentos para residir o vivir allá, ni siquiera si están bajo proceso por delitos en cárceles estatales o federales de la Unión Americana. 

El gobierno de Estados Unidos debe hacer un trámite ante las autoridades mexicanas para solicitar su repatriación y, a partir de él, iniciar el mecanismo de entrega por la vía consular. 

México se reserva a quién recibir. 

Una vez tomado el acuerdo, la vía regular es el consulado de México en El Paso, Texas, ahora a cargo de Marcos Bucio, quien lleva un registro puntual de cada uno de los mexicanos repatriados. 

Hasta aquí la vía legal. 

La pregunta a partir del 20 de enero será: ¿Donald Trump respetará los convenios internacionales, entre ellos el firmado con México en administraciones pasadas para evitar deportaciones sin ton ni son? 

La ley y el orden no son lo suyo. 

 

CAMBIOS EN LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN 

 

Vienen anuncios de relevancia en materia de medios de comunicación y de telecomunicaciones. 

Hoy dará inicio en la Ciudad de México la Asamblea de la Organización de Telecomunicaciones de Iberoamérica (OTI) y el jueves el Paley International Summit.

 

En el primero el presidente de Televisa, Emilio Azcárraga, presentará un informe de labores de la OTI y encabezará varias mesas de debate y reflexión sobre temas de libre ejercicio de la libertad de expresión y los nuevos servicios Over The Top (OTT). 

En estos se encuentran muchos de impacto como Netflix, pues han revolucionado el mercado de contenidos y de entretenimiento. 

En el Paley estarán los CEO’s de las principales empresas de medios a nivel mundial para intercambiar ideas sobre comunicación, entretenimiento y tecnología, además de fortalecer los vínculos entre esas empresas. 

La trascendencia es obvia: la OTI integra a más de 30 empresas  con una audiencia de 500 millones de personas y ventas anuales de 127 mil millones de dólares. 

Y 2.- el presupuesto de egresos es el punto final del trabajo del mexiquense  Alfredo del Mazo como presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados. 

Era la encomienda y la cumplió cuando desde la tribuna llamó a la unidad ante los posibles efectos con las políticas del triunfante Donald Trump. 

Después de esta acción, tan apreciada en la cúpula, vienen decisiones para Del Mazo.