“Estoy hasta la madre de esta situación y no les voy a robar ni un pinche peso”: “Cuau”

Cuauhtémoc Blanco recibió el cobijo político del Movimiento Nacional por la Esperanza (MNE) y su dirigente René Bejarano, así como del Frente Amplio Morelense (FAM), principal grupo opositor al gobernador Graco Ramírez, para enfrentar a los diputados que pretenden separarlo del cargo mediante dos procesos  legislativos.

“Estamos hasta la madre de esta situación que quieren hacer los diputados, estamos cansados y fastidiados”, expresó el edil de Cuernavaca en conferencia de prensa.

Luego de ello, encabezó una concentración ciudadana frente al palacio de gobierno, donde dijo al Congreso local que defenderá la autonomía municipal hasta el  final.

Después de una semana convulsa en la que fue destituido del cargo por los diputados locales, decisión que se mentiene sin efecto por una suspensión concedida por la Suprema Corte de la Justicia de la Nación (SCJN), Blanco se dijo harto de la política de choque.

Aseguró que no se participará en la lucha de poder que plantea el Congreso local mediante un nuevo proceso que persigue suspenderlo definitivamente y que consideró citarlo a comparecer la mañana de este sábado ante la Comisión de Gobernación, Gran Jurado y Ética Legislativa.

Ahora acusan que Blanco engañó a los ministros de la Corte porque en su recurso de controversia contra la revocación de mandato presuntamente suplantó las facultades de la síndico municipal Denisse Arizmendi Villegas al  firmar la solicitud de controversia.

Los diputados dicen que la síndico es la única autoridad en los ayuntamientos facultada para  firmar las controversias constitucionales.

El viernes 22 diputados resolvieron destituir a Blanco Bravo pero no ejecutaron la revocación porque el edil cuenta con una suspensión de la SCJN. Cuatro diputados del PAN se abstuvieron y solo el diputado Jesús Escamilla Casarrubias, del Partido Humanista, votó en contra. Blanco agradeció el gesto de los legisladores que se rehusaron a votar a favor de la revocación de mandato.

Su abogado Mauricio Robles Cortés informó que buscan obtener, en el menor plazo posible, una sentencia definitiva y  firme que convalide la inconstitucionalidad del acto reclamado tanto en el amparo directo dictado por el Juzgado Cuarto de Distrito como por la controversia constitucional ante la SCJN, y que demuestre que Cuauhtémoc Blanco cumple con los principios que se desprenden de la Constitución federal y así como de los ordenamientos normativos que lo obligan como presidente municipal.

‘NO LES VOY A ROBAR NI UN PINCHE PESO’

En el mitin, el líder nacional del MNE, René Bejarano, líder del Movimiento Nacional por la Esperanza (MNE) manifestó su apoyo abierto al alcalde.

Más adelante, el “Cuau” tomó el micrófono y otra vez apretó la garganta para evitar el llanto y con voz cortada expresó:

“Yo soy muy sentimental pero ustedes han visto las chingaderas que estos diputados han hecho. Estos cabrones (los diputados) no se van a detener porque el año que viene estará más difícil, más cabrón. Hay que darles con todo a esos diputados que se han robado todo y le han mentido a la gente, ya basta”, sostuvo.

Asimismo, mantuvo su acusación contra Rodrigo Gayosso, presidente estatal del PRD e hijo adoptivo del gobernador Graco Ramírez, de ser el principal impulsor para su destitución del cargo.

“He ido al Congreso a pedir recursos para ustedes y el señor Gayosso les dijo a los del Congreso ‘diputados, no le bajen recursos a Cuernavaca’. ¿Por qué les hace tanto daño un presidente municipal, un ciudadano honesto que no entró al juego de ellos?”, cuestionó.

El ex futbolista estuvo acompañado de su madre, Hortencia Bravo, y prometió que nunca le fallará a los ciudadanos.

“No les voy a robar ni un pinche peso como lo hacen estos cabrones porque ya estamos hartos y cansados de estas injusticias, y aquí frente a mi madre se los digo”, expresó.
Una vez encarrerado, Blanco afirmó que dará la cara a los conflictos y no se esconderá como “esos cabrones que ahorita están metidos en una pinche cueva arrepintiéndose”.

“No hay que dejarnos, se los digo con todo el corazón. Tenemos una gran oportunidad para crecer y que tengamos un gran cambio en Cuernavaca hay que hacerlo por todos ustedes somos más que 44 cabrones que están allá”, afirmó.

Cuauhtémoc Blanco también recibió el apoyo de los líderes de la Coordinadora Morelense de Movimientos Ciudadanos (CMMC), Dagoberto Rivera y Gerardo Becerra, promotores de las marchas de protestas contra la política del gobernador Graco Ramírez.

Fuente: El Universal