Acusaciones de elección de Estado son una irresponsabilidad: Ciro Murayama

En el espacio de Radio Fórmula, Joaquín López-Dóriga entrevistó a Ciro Murayama, consejero del INE, habló sobre la actuación del Instituto Electoral de Coahuila y de los partidos políticos en las pasadas elecciones estatales, además de criticar a los actores políticos por sus continuos ataques a las instituciones.

Sobre las elecciones de Coahuila, Murayama dijo que lo que se dio en Coahuila fue una elección muy cerrada, tanto que la presidenta del IEC dijo que un conteo rápido no sería útil para determinar el ganador, por lo que sería necesario esperar al conteo rápido, el cual por ley debía iniciar el miércoles.

 
Foto de archivo

Comentó que el Partido Acción Nacional desconoció la elección de gobernador, pero no así en el caso de las diputaciones y municipios, donde se mantiene atento al cómputo de los votos. Añadió que si existieron irregularidades en el procedimiento estas serían fáciles de reconocer, pues cada partido recibió el conteo de las actas, por lo que de existir una manipulación de las mismas sería evidente para todos.

Sin embargo, también los invitó a mostrar las evidencias que tengan por un presunto fraude y no acusar sin pruebas, pues esto solo llena de humo las votaciones siendo que es deber de los partidos defenderlas. Añadió que este procedimiento es “el único método pacífico para asegurar el traspaso del poder pacífico”.

Asimismo expresó que las continuas acusaciones de fraude no solo afectan a las instituciones, sino a los ciudadanos, pues minimizan su credibilidad cuando estos fueron quienes organizaron las elecciones, las vigilaron y contaron los votos, sacrificando su domingo de buena fe. “Lo más grave que puede haber en una elección es el fraude”.

Por ello, Murayama dijo que es necesario crear un contexto de exigencia a los actores políticos, para que no lancen acusaciones a la ligera contra las instituciones cuando llegan a perder una elección.

Mencionó que para este año electoral, los partidos recibieron 5 mil 400 millones de pesos, con los cuales pueden perfectamente cubrir las casillas y contratar los abogados necesarios para garantizar una elección limpia, algo que echan por tierra con sus acusaciones. Expresó que al recibir el financiamiento público se evita que estos reciban recursos debajo de las piedras y que “si los partidos agarran dinero es por corrupción, no por necesidad”.

Finalmente, sobre las acusaciones de una presunta Elección de Estado, Murayama comentó que durante la campaña el 70 por ciento de los spots fueron para los partidos de la oposición, algo que no se tiene en ningún otro régimen, por lo que acusar de elección de Estado es una irresponsabilidad de los mismos.

Por último, expresó que de cerrar el INE “la pregunta es como vamos a definir quien gobierna”.