Bartlett hundió al sistema: Diego Fernández de Cevallos

En medio de una serie de dimes y diretes de la clase política, entre ellos el senador Manuel Bartlett Díaz, por lo ocurrido en la elección presidencial de 1998 cuando fue declarado como triunfador Carlos Salinas de Gortari y por la famosa “caída del sistema”, Diego Fernández de Cevallos aseguró que él no quemó los paquetes electorales.

Y aseguró que nunca reconoció la legalidad de la elección de Carlos Salinas, como tampoco lo hizo en la de Ernesto Zedillo, porque ambas fueron producto de un sistema corrupto y corruptor, “que actualmente tenemos que superar con todas sus fallas para crear nuevas ciudadanía”.

En el espacio de José Cárdenas, el “Jefe” Diego respondió a las declaraciones de Manuel Bartlett en el sentido de que junto con Carlos Salinas quemó las boletas electorales de aquella elección.

“El senador Manuel Bartlett y yo nos conocemos hace aproximadamente 40 años y hemos mantenido una relación respetuosa a pesar de nuestras diferencias políticas pero advierto que es en materia de respeto a mi persona lo ha cancelado, tomo nota: no me afecta, no me incomoda, sencillamente tomo nota de que él ya pasó las líneas del respeto y se abrió campo para hacer con su palabra lo que a él le parezca, es su decisión y está en su libertad”.

Sin embargo, dijo que “el desparpajo y la verborrea que le acabo de escuchar no va a ser correspondida por mi de ninguna manera para tratar de igualarlo o superarlo. En primer lugar yo creo que Bartlett tiene razón cuando se atribuye la caída del sistema como algo oprobioso en contra de Manuel Bartlett”.

Consideró que la información se detuvo a través del sistema que operaba Bartlett porque empezaron a llegar las votaciones de la Ciudad de México, del Estado de México y algunos lugares próximos a la capital y hubo preocupación en el PRI cuando él era priista, secretario de Gobernación y presidente de la Comisión Federal Electoral, por lo que la caída del sistema de información correspondía, no a un fraude, sino a una decisión muy preocupada del gobierno de que empezaban a llegar datos que favorecían a Cuauhtémoc Cárdenas, lo que no implica que en el conteo total hubiera ganado, pero no se cayó el sistema como dice.

El exsenador destacó que su trayectoria política “todo México la conoce” y que si el PAN apoyó muchas decisiones trascendentes que tomó el entonces presidente Carlos Salinas fue de acuerdo a las condiciones y a los ideales de Acción Nacional, a su proyecto de país, a su ideología y tan es así que esas reformas después de 25 años están sustancialmente intocadas.

“Les digo a los jóvenes que en ese entonces no habían nacido, que vayan a los documentos originales de la época para ver quién miente y quién dice la verdad porque cuando alguien dice una cosa y una segunda persona dice otra, lo importante no es hacer una especie de rifa o sorteo para creerle a uno o a otro, se puede recurrir a las fuentes escritas de lo que sucedió en ese proceso electoral para que el que vaya a ellas pueda decir en justicia, en razón y en conciencia si miente Diego Fernández de Cevallos o Manuel Barlett”, retó.

Sobre la acusación de Bartlett en el sentido de que él apoyó a Carlos Salinas en el Colegio Electoral de entonces, recordó que desde la tribuna de la Cámara de Diputados como coordinador de su grupo parlamentario dijo: “señores del PRI, no todo lo han hecho mal, han cavado para siempre la tumba del Colegio Electoral”, frase que no representó ningún apoyo a Salinas.

“Al decir cavar la tumba del Colegio Electoral estaba yo diciendo que era el fin de sus sistema político, hegemónico, priista desde el cual el PRI era juez y parte donde el secretario de Gobernación y secretario de la Comisión Federal Electoral era Manuel Bartlett”.

Fernández de Cevallos precisó que el PAN apoyó durante el gobierno de Salinas las reformas que aún siguen vigentes y que ni Bartlett ha mandado iniciativas para trastocarlas.

Sobre el hecho de que personalmente se puso de acuerdo con Carlos Salinas para quemar los paquetes electorales y que se hizo días después de la elección para borrar la verdad, aclaró que fueron incinerados al cuarto año del gobierno de Salinas.

“Díganme si este señor que ha tenido una trayectoria tan larga como la cola de cualquier dinosaurio, díganme si un señor de esta categoría no va a recordar perfectamente que fue al cuarto año del gobierno de señor Salinas y esa quemazón y acabar con esos paquetes tuvo tres motivos que expuse públicamente: porque lo ordenaba la ley y el argumento que yo puse es que si esos paquetes habían estado durante años en manos y bajo la vigilancia del PRI, ya no podían tener justificación”, aclaró.

Aseguró que se filmaron las boletas electorales de todo el país para que todo el que quiera conocer lo que ocurrió pueda verificarlo boleta por boleta y reiteró que se trató de una elección que puso fin a un sistema político que no podía durar más con una hegemonía priista de la que fue beneficiario toda su vida el senador Bartlett y que ahora brinca para otra forma de campaña y está con Andrés Manuel López Obrador; “por mi parte que les vaya bien a los dos, pero sobre todo que le vaya bien al país”.

Insistió en que la elección de Carlos Salinas no pasó la prueba mínima que exige cualquier proceso democrático, “si ganó en las actas, puede haber ganado en las actas, que tuvo mayoría de votos, también Zedillo tuvo más que yo y nunca reconocí la legalidad de la elección del señor Zedillo, y nunca reconoceré la legalidad de la elección del señor Salinas porque era producto de un todo u sistema político corrupto y corruptor y que ahora lo estamos tratando de superar con todas las fallas, pero con nuevas leyes, nuevas instituciones y nueva ciudadanía.

José Cárdenas