Delegado en la mira por “El Ojos”

El delegado Rigoberto Salgado sabía todo sobre el problema del narco en Tláhuac, por lo que se le ha pedido su ayuda en las investigaciones, aseguró Patricia Mercado, secretaria de Gobierno de la Ciudad de México.

La funcionaria capitalina instó al jefe delegacional a dejar de negar que existe narcomenudeo en Tláhuac y que denuncie lo que ocurre en la demarcación, pues aunque el problema no es de su competencia, él representa “los ojos” de los gobiernos central y federal en los casos que lo ameriten.

Mercado aceptó que se recibieron oficios de la delegación sobre temas de seguridad, sin embargo, en ningún momento se mencionó el narcomenudeo como uno de los problemas, sino sólo se plantearon generalidades, como la falta de patrullaje o lentitud en las llamadas de emergencia.

Además, reveló que desde septiembre de 2016, los índices delictivos de la delegación comenzaron a incrementarse. Fue justo en esas fechas, cuando Salgado dejó de asistir a las reuniones del gabinete de seguridad de la delegación.

Mandaba a su director de Seguridad, pero hubo ocasiones en que ni siquiera se presentaba algún representante, refirió.

Además, le pidió ser coherente en su discurso, porque por un lado niega la presencia del narcomenudeo y, por otro manda, oficios pidiendo ayuda al gobierno por la inseguridad, pero sin especificar el motivo.

Mercado recordó que el delegado solicitó la regularización de los mototaxis que hay en la demarcación, que están organizados en 35 grupos y uno de ellos es liderado por el hermano de Rigoberto.

En entrevista con medios, la secretaria mencionó que el 25 de mayo fue presentado en la Ciudad de México Miguel Ángel Pérez, hijo de Felipe de Jesús Pérez Luna, El Ojos, quien había sido detenido tres días antes en Acapulco.

Justo el 26 de mayo, en el gobierno central se recibieron al menos 50 oficios del delegado para pedir apoyo en materia de seguridad, pero con los mismos temas ambiguos, explicó.

Fuente: Milenio